Iolanda Balas, 154 competiciones invicta

Si hay un nombre en el atletismo unido indefectiblemente a la palabra victoria, ese es el de Iolanda Balas (1936-2016). La atleta rumana consiguió entre 1957 y 1967 154 victorias consecutivas. En toda su carrera estableció 14 plusmarcas mundiales, desde 1,75 a 1,91 m. Cuando realizó este último registro, la diferencia con la segunda mejor atleta de siempre era de 13 cm.

Iolanda Balas nació en la ciudad rumana de Timisoara, el 12 de diciembre de 1936. Los cambios de fronteras sucedidos con la decadencia y posterior desaparición de los Imperios Austrohúngaro y Turco, habían hecho que grupos humanos se quedasen fuera de sus países de origen. Esto le sucedió a la familia de Balas, que era de origen húngaro, etnia con una importante presencia en Transilvania, territorio rumano al que pertenecía Timisoara.

Durante la Segunda Guerra Mundial el padre de Balas fue hecho prisionero por los soviéticos. Una vez liberado, solo se le autorizó volver a Hungría, mientras su hija se quedaba en Rumanía. La joven Iolanda comenzó a practicar salto de altura a los 12 años, gracias a la ayuda de la exatleta Luiza Ernst. Su elevada estatura, 1,85 m, y sus largas piernas le permitieron optimizar un estilo de tijera modificado, apenas practicado en una época donde la mayoría de los saltadores utilizaban el rodillo ventral o el rodillo californiano. Su primera gran competición fue el Campeonato de Europa de Berna, en 1954, donde fue medalla de plata. Poco antes de los Juegos de Melbourne 1956 estableció su primera plusmarca mundial con 1,75 m. Acudía a la ciudad australiana como una de las favoritas, pero le pudo la inexperiencia y solo pudo ser 5ª, con 1,67 m, la misma marca que la 2ª y la 7ª.  La ganadora, la estadounidense Mildred McDaniel (1933-2004) hizo además nueva plusmarca mundial con 1,76 m.

Aquel 1 de diciembre de 1956, día en que se celebró la final olímpica, fue la última derrota de la rumana hasta junio de 1967. Entre medias, 154 victorias consecutivas, que algunos estadísticos reducen a 140, y otras 13 plusmarcas mundiales, 12 de ellas consecutivas. Su mejor salto fue 1,91 m, realizado el 16 de julio de 1961, que duró 10 años como plusmarca mundial. Fue la primera mujer en superar 1,80 y 1,90 metros. Ganó el oro en los campeonatos de Europa de 1958 y 1962. En los Juegos de Roma 1960 se impuso con la mayor ventaja de la historia de los Juegos, 14 cm. Tras caer sus dos últimas rivales en 1,73 m (ambas compartieron la plata con 1,71 m), Balas aún intentó 5 alturas más, de las que superó 4 y se proclamó campeona olímpica con 1,85 m. Fue la primera medalla del atletismo rumano en unos Juegos. Desde entonces, Rumanía ha ganado 35 medallas en atletismo, 11 de oro. En los Juegos de Tokio, aun con problemas físicos, Balas volvió a ganar, con 1,90 m, 10 cm mejor que la segunda clasificada. A partir de entonces las lesiones le impidieron competir con asiduidad. No pudo tomar parte en el Europeo de 1966 por esta razón. Se retiró en 1967, el mismo año que perdió su imbatibilidad. Su plusmarca mundial duró hasta que el 4 de septiembre de 1971, la austríaca Ilona Gusenbauer (1947) superó a rodillo 1,92 m.

Posteriormente fue profesora de Educación Física. Presidió la federación de atletismo de su país de atletismo de 1988 a 2005. Falleció el 11 de marzo de 2016.

Este es un documental (en rumano) sobre Iolanda Balas. Viéndola saltar más de 1,90 con ese estilo tan peculiar, cayendo en arena, uno se pregunta cuánto habría podido saltar con estilo Fosbury.

Calvin Smith, el velocista de modales suaves

El 24 de septiembre de 1988 tuvo lugar una de la carreras más esperadas de la historia del atletismo, la final olímpica de 100 m de Seúl. Se enfrentaban en ella los dos mejores velocistas del momento, el canadiense Ben Johnson (1960) y el estadounidense Carl Lewis (1961). El año anterior en el campeonato del mundo, Johnson había derrotado a Lewis por 0,1, con una nueva plusmarca mundial de 9,83. El 17 de agosto, en la reunión de Zúrich, en un nuevo duelo entre ambos, fue el estadounidense quien se impuso, con 9,93 por 10,00 del canadiense. Johnson había retrasado su preparación por una lesión, pero no se sabía si podría llegar a los Juegos en plena forma. Ambos se impusieron en sus semifinales, Lewis con 9,97 y Johnson con 10,03. Las fuerzas parecían parejas, pero la final se encargó de desmentir las apariencias. Johnson aplastó a Lewis con una ventaja de 0,13 parándose con unos entonces estratosféricos 9,79. Esta fue la clasificación inicial:

1 Ben Johnson CAN 9,79
2 Carl Lewis USA 9.92
3 Linford Christie GBR 9.97
4 Calvin Smith USA 9.99
5 Dennis Mitchell USA 10.04
6 Robson C. da Silva BRA 10.11
7 Desai Williams CAN 10.11
8 Raymond Stewart JAM 12.26

La cara de sorpresa de Carl Lewis resumía muy bien la prestación de Ben Johnson. Pero todo había sido falso. Dos días después se conocía que el canadiense había consumido estanozolol, un esteroide anabolizante prohibido por el COI. Posteriormente Johnson confesaría que había tomado sustancias prohibidas desde 1981. Carl Lewis pasaba a ser campeón olímpico y, posteriormente, plusmarquista mundial por la anulación de los 9,83 de Ben Johnson. Oficialmente la historia terminó ahí. En realidad las cosas fueron mucho más complicadas. Tiempo después se supo que a Lewis la habían detectados restos de estimulantes en un control durante las pruebas de selección olímpicas para Seúl, al medallista de plata, el británico Linford Christie (1960)  se le detectaron restos de efedrina tras una serie de 200 m en Seúl, pero se aceptaron sus alegaciones. En 1999 un análisis positivo para nandrolona lo llevó a una suspensión de 2 años. También el estadounidense Dennis Mitchell (1966), el canadiense Desai Williams (1959) y el jamaicano Ray Stewart (1965) resultaron sancionados por su relación con sustancias prohibidas. Con razón el periodista Richard Moore (1973) calificó la final de 100 m de Seúl como la final más sucia de la historia. Tan solo el brasileño Robson Caetano da Silva (1964), 5º,  y el estadounidense Calvin Smith (1961), bronce, pueden presumir de un historial limpio durante toda su carrera deportiva.

Calvin Smith (Bolton, Mississippi, 8 de enero de 1961) fue un velocista de modales suaves, discreto, respetuoso y muy alejado del ruido mediático que rodeaba a muchos de sus rivales. En 1980, siendo junior, ya corría en 10,17, lo que le sirvió para ser el 9º en la lista mundial de ese año. Alcanzó notoriedad por primera vez el 9 de julio de 1982, en Karl Marx Stadt, actual Chemmitz (Alemania), donde realizó 9,91 en 100 m, 0,04 por debajo de la mítica plusmarca de 9,95, conseguida en Ciudad de México por Jim Hines (1946) en la final olímpica de 1968. Un viento de 2,1 m/s impidió, sin embargo, homologar la marca de Smith, probablemente superior al tope universal. Ese año registró una plusmarca personal de 10,05. Desde la final de México, tan solo Silvio Leonard (1955), que en 1977 había hecho 9,98 en altitud, había bajado de 10,00. En 1983, el 14 de mayo, en Modesto (California) al nivel del mar, Carl Lewis corría en 9,97.  El 3 de julio de ese año, aprovechando la altitud de Colorado Springs, y con viento legal, Calvin Smith consiguió borrar la plusmarca de Hines, al correr los 100 metros en 9,93. En la misma reunión Evelyn Ashford (1958), con 10,79, también superaba la plusmarca mundial femenina.

Smith, que ya había resultado derrotado en el campeonato de Estados Unidos por Carl Lewis, no pudo con su rival en los 100 m del primer campeonato mundial celebrado en Helsinki. Emmit King (1959) completó el triplete estadounidense. Los tres, con Willie Gault (1960) se coronaron campeones de relevos  4 x 100, con plusmarca mundial de 37,86. Antes Smith se  había hecho con el oro mundialista en los 200 m.

100 m
1 Carl Lewis USA 10.07
2 Calvin Smith USA 10.21
3 Emmit King USA 10.24
4 Allan Wells GBR 10.27
5 Juan Nunez DOM 10.29
6 Christian Haas FRG 10.32
7 Paul Narracott AUS 10.33
8 Desai Williams CAN 10.36

200 m
1 Calvin Smith USA 20.14
2 Elliott Quow USA 20.41
3 Pietro Mennea ITA 20.51
4 Allan Wells GBR 20.52
5 Frank Emmelmann GDR 20.55
6 Innocent Egbunike NGR 20.63
7 Carlo Simionato ITA 20.69
8 Joao Batista da Silva BRA 20.80

4 x 100 m
1 United States 37.86 WR
King, Gault, C.Smith, Lewis
2 Italy 38.37
Tilli, Simionato, Pavoni, Mennea
3 Soviet Union 38.41
Prokofyev, sidorov, Muravyov, Bryzgin
4 East Germany 38.51
5 West Germany 38.56
6 Poland 38.72
7 Jamaica 38.75
8 France 38.98

Unos días después, Calvin Smith, en la reunión de Zúrich, con marcas de 9,97 y 19,99, se convirtió en el primer atleta que corría los 100 por debajo de 10,00 y los 200 por debajo de 20,00 en la misma reunión.

En 1984 sufrió una lesión que le impidió rendir adecuadamente. No pudo clasificarse para las pruebas individuales de 100 o de 200. En 100 se vio superado por Carl Lewis, Sam Graddy (1964) y Ron Brown (1961). Estos dos últimos abandonarían el atletismo poco después y se dedicarían al fútbol americano. Smith, sin embargo, consiguió formar parte del equipo de relevos 4 x 100, que se proclamaría campeón olímpico con una nueva plusmarca mundial:

4 x 100 m
1 United States 37.83 WR
Graddy, Brown, C.Smith, C.Lewis
2 Jamaica 38.62
Lawrence, Meghoo, Quarrie, Stewart
3 Canada 38.70
Johnson, Sharpe, Williams, Hinds
4 Italy 38.87
5 West Germany 38.99
6 France 39.10
7 Great Britain 39.13
8 Brazil 39.40

No brilló especialmente en los años 1985 y 1986. En 1987 acudió al Campeonato del Mundo de Roma a defender su título de 200, donde consiguió una nueva victoria:

200 m
1 Calvin Smith USA 20.16
2 Gilles Queneherve FRA 20.16
3 John Regis GBR 20.18
4 Robson C. da Silva BRA 20.22
5 Vladimir Krylov URS 20.23
6 Floyd Heard USA 20.25
7 Pier Francesco Pavoni ITA 20.45
8 Atlee Mahorn CAN 20.78

En 1988 volvió a ocupar las primeras posiciones de la lista mundial, lo que lo llevó a alcanzar el bronce en la carrera más sucia de la historia. Con el tiempo Smith afirmaría que el oro tenía que haber sido para él

Tras los Juegos de Seúl, Smith siguió compitiendo hasta 1996. En 1993, con 32 años, aún fue capaz de correr en 10,06. Sin embargo no volvió a correr en un gran campeonato, aunque representó a Estados Unidos en la Copa del Mundo de 1992, tanto en 100 como en 4 x 100.

Durante toda su carrera deportiva, Calvin Smith gozó del respeto por parte de sus rivales y de los aficionados, mucho más confiados en sus logros que en el de algunos de sus oponentes que mostraban sorprendentes cambios corporales. Su hijo, Calvin Smith jr (1987) es un buen corredor de 400 m, 44,81 (2010), campéon del mundo en sala en relevos 4 x 400 en 2012, 2014 y 2016.

 

 

Breve historia de los 3000 metros lisos (y III)

Uno de los principales objetivos del marroquí, campeón olímpico de 5000 m en 1984, Said Aouita (1959) fue superar todas las plusmarcas mundiales entre 1500 y 5000 m. Pese a que fue el primer atleta en correr los 5000 m por debajo de los 13 minutos y a que se hizo también con las plusmarcas mundiales de 1500, 2000 y 3000 metros, se le resistió la de la milla. De las distancias en las que consiguió el tope mundial, sin duda la más difícil fue superar los 7:32,1 de Henry Rono (1952) en los 3000 m. No parecía así cuando en 1984, entonces el marroquí aún no dominaba el mediofondo mundial, realizó unos excelentes 7:33,3. Al año siguiente, ya plusmarquista mundial de 1500 y 5000 m, corrió los 3 Km en 7:32,94. En 1986, con una diferencia de 3 días registró 7:32,54 y 7:32,23. Probablemente esta última marca era de más valor que la de Rono, pero para la IAAF la plusmarca del keniano equivalía a 7:32,10. Tuvo que esperar 3 años Aouita para añadir la plusmarca de 3000 m a su colección. En Colonia, el 20 de agosto de 1989, registró 7:29,45. Era la primera vez que se corría a una media de menos de 1 minuto por vuelta. Los pases del marroquí: 2:31,7, 3:46,3 y 5:03,3.

Entretanto en 1985 se celebraron los primeros Juegos Mundiales en Sala, reconvertidos en Campeonatos del Mundo 2 años después. Los primeros ganadores (1985) fueron el portugués Joao Campos (1958) y la canadiense Debbie Scott (1958). Los primeros campeones (1987) fueron el irlandés Frank O’Mara (1960) y la ucraniana, entonces soviética, Tatiana Samolenko (1961). Ilustres ganadores de esta competición han sido Said Aouita en 1989, la rumana Gabriela Szabo (1975) en 1995, 1997 y 1999,  el etíope Haile Gebreselassie (1973) en 1997, 1999 y 2003, el marroquí Hicham El Guerrouj (1974) en 2001, el keniano estadounidense Bernad Lagat (1974) en 2004 y 2012, la etíope Meseret Defar (1983) en 2004, 2006, 2008 y 2010, su compatriota Kenenisa Bekele (1982) en 2006 o la otra etíope Genzebe Dibaba (1991) en 2014 y 2016. Bekele es el único atleta que ha ganado el 3000 en sala y el Mundial de Campo a Través, además el mismo año.

La extraordinaria plusmarca mundial en sala del Emiel Puttemans (1947) de 7:39,2, realizada al paso de las dos millas en 1973 consiguió superarse 19 años después, en 1992, cuando el keniano Moses Kiptanui (1971) corrió en 7:37,31. Ese mismo año, en la temporada al aire libre, rebajaba la plusmarca mundial de Aouita, al correr en 7:28,96, con pases de 2:31,5 y 5:04,2. Tres días después superaba también el tope universal de obstáculos con 8:02,08. En el invierno de 1995, mejoraba su plusmarca mundial de 3000 m en sala al registra 7:35,15. Ese verano se convirtió en plusmarquista mundial de 5000 m con 12:55,30 y en el primer sub8 en obstáculos, 7:59,18, el mismo día que perdía el primado universal de 5000 m. Para entonces, el keniano ya no era tampoco plusmarquista mundial de 3000 m lisos, pues el año anterior, el argelino Noureddine Morceli (1970) había corrido en 7:25,11, con pases de 2:29,5 y 5:01,3. Kiptanui fue campeón mundial de obstáculos en 1991, 1993 y 1995 y subcampeón olímpico en 1996.

En 1993 se corrió por última vez la prueba de 3000 m lisos categoría femenina en un campeonato del mundo. En 1995 se sustituiría por los 5000 m. Ese año sucedió uno de los hechos más extraños de la historia del atletismo. La plusmarca mundial femenina de 3000 m seguía en poder de la rusa Tatiana Kazankina (1951) desde 1984 con 8:22,62. Este registro suscitaba algunas dudas, ya que la atleta había recibido una sanción de 18 meses tras negarse a pasar un control unos días después tras un 1500. Durante ese tiempo quien más se había acercado al tiempo de la rusa había sido la rumana Maricica Puica (1950), campeona olímpica de 3000 m en 1984, que hizo 8:27,83 al año siguiente. En el campeonato del mundo al aire libre, la china Qu Junxia (1972) se impuso con 8:28,78. Un mes después tuvo lugar el campeonato nacional chino. Lo ocurrido allí es difícil de calificar. El 12 de septiembre en Pekín se celebraban las semifinales de la prueba de 3000 m lisos. El día 8 Wang Junxia (1973) había pulverizado por 42 segundos la plusmarca mundial de 10 000 m con 29:31,78. El día 11 fue 2ª en 1500 m con la segunda mejor marca de la historia, 3:51,92, por detrás de Qu Junxia, que había superado la plusmarca mundial con 3:50,46. Ambas atletas corrían la segunda semifinal de 3000 m l. En la primera semifinal Zhang Linli (1973) mejoraba con 8:22,06, la plusmarca mundial de Kazankina. La segunda clasificada, Zhang Lirong (1973), con 8:22,44 también había superado a la rusa. La plusmarca de Zhang Linli duró unos minutos, pues en la segunda semifinal, Wang Junxia registró 8:12,19, con Qu Junxia muy cerca en 8:12,27. En la final, que tuvo lugar al día siguiente, Wang se hizo con un nuevo y sorprendente tope universal, 8:06,11, más de 16 segundos mejor que Kazankina. Las 5 primeras corrieron por debajo de la marca de la rusa. Wang había hecho en abril de ese año un maratón en 2h24:07.

Los tiempos de la atletas chinas se recibieron con absoluta incredulidad en el mundo atlético. De repente pequeño grupo de atletas empequeñecía al resto del universo atlético femenino. La supuesta sapiencia del entrenador Ma Junren (1944), los regímenes intensivos de entrenamiento o la sangre de tortuga no son explicaciones suficientes para lo sucedido. El año pasado Wang Junxia reconoció que sus prestaciones fueron consecuencia de un programa patrocinado por el propio estado que incluía sustancias prohibidas.

Además de 4 atletas chinas, tan solo Genzebe Dibaba ha logrado bajar de 8:20,00, con su plusmarca de 8:16,60 en pista cubierta en 2014. Quienes más se han acercado a esta barrera han sido las kenianas Helen Obiri (1989), 8:20,68, y Marcia Cherono (1991), 8:21,14, ambas en 2014, la rumana Gabriela Szabo, 8:21,42 en 2002, y la irlandesa, última campeona de la distancia en 1994, Sonia O’Sullivan (1969), 8:21,64 en 1994.

En categoría masculina, los 7:25,11 que poseía como plusmarca mundial Nourredine Morceli tan solo duraron 2 años. En 1996, el keniano Daniel Komen (1976), uno de los fondistas con más talento de la historia, dejó sin palabras al mundo atlético con una marca de 7:20,67, con pases de 2:26,5, 3:38,4 y 4:53,4. Unos días antes había corrido en 7:25,16 y 7:25,87.

Al año siguiente se proclamó con gran facilidad campeón del mundo de 5000 m y se hizo con la plusmarca de esta distancia, 12:39,74, y otro impresionante tiempo, mejor marca mundial de siempre en las 2 millas, 7:58,61, con pases en cada milla de 3:59,2 y 3:59,4, 43 años después de la carrera de Iffley Road de Roger Bannister (1929). El pase por el 3000 fue de 7:27,3. En el invierno de 1998, Haile Gebreselassie había superado su propia plusmarca en sala de 3000 m de 7:30,72 hasta 7:26,15. Unos días después Komen la rebajó a 7:24,90. Desgraciadamente Komen no se sentía lo suficientemente motivado por el atletismo para seguir mucho tiempo más. En el blog de Soy Cobarde hay una excelente entrada sobre este magnífico corredor, capaz de dejar sentado a Gebreselassie.

La plusmarca de Komen al aire libre se ha convertido en inabordable. Probablemente sea de mayor calidad que las de 1500 y 5000 m.  Quien más se ha acercado ha sido Hicham El Guerrouj, 7:23,09 en 1999.

El programa olímpico masculino se ha mantenido casi igual desde 1928. El atletismo ha cambiado mucho desde entonces. Dado el salto que hay entre 1500 y 5000 m, tal vez la IAAF se debería plantear introducir en las competiciones oficiales la distancia de 3000 m. De este modo se podrían enfrentar los mejores de 1500 con los mejores de 5000 m. Si solo fuese por su historia, se lo merecería.

Progresión de la plusmarca mundial masculina de 3000 m lisos al aire libre

8:36.8  Hannes Kolehmainen (FIN) 12 07 1912 Estocolmo
8:33.2  John Zander (SWE) 07 08 1918 Estocolmo
8:28.6  Paavo Nurmi (FIN) 27 08 1922 Turku
8:27.6  Edvin Wide (SWE) 07 06 1925 Halmstad
8:25.4  Paavo Nurmi (FIN) 24 05 1926 Berlín
8:20.4  Paavo Nurmi (FIN) 13 07 1926 Estocolmo
8:18.8  Janusz Kusociński (POL) 19 06 1932 Amberes
8:18.4  Henry Nielsen (DEN) 24 07 1934 Estocolmo
8:14.8  Gunnar Höckert (FIN) 16 09 1936 Estocolmo
8:09.0  Henry Kalarne (SWE) 14 08 1940 Estocolmo
8:01.2  Gunder Hägg (SWE) 28 08 1942 Escolmo
7:58.8  Gaston Reiff (BEL) 12 08 1949 Gävle
7:55.6  Sándor Iharos (HUN) 14 05 1955 Budapest
7:55.6  Gordon Pirie (ENG) 22 06 1956 Trondheim
7:52.8  Gordon Pirie (ENG) 04 09 1956 Malmö
7:49.2  Michel Jazy (FRA) 27 06 1962 Saint-Maur-des-Fossés
7:49.0+  Michel Jazy (FRA) 23 06 1965 Melun
7:46.0  Siegfried Herrmann (GDR) 05 08 1965 Erfurt
7:39.6  Kipchoge Keino (KEN) 27 08 1965 Helsingborg
7:37.6  Emiel Puttemans (BEL) 14 09 1972 Aarhus
7:35.2  Brendan Foster (GBR) 03 08 1974 Gateshead
7:32.1  Henry Rono (KEN) 17 06 1978 Oslo
7:29.45  Saïd Aouita (MAR) 20 08 1989 Colonia
7:28.96  Moses Kiptanui (KEN) 16 08 1992 Colonia
7:25.11  Noureddine Morceli (ALG) 02 08 1994 Monte Carlo
7:20.67  Daniel Komen (KEN) 01 09 1996 Rieti

Progresión de la plusmarca mundial femenina de 3000 m lisos al aire libre

8:52.8  Lyudmila Bragina (URS) 1974-07-06 Durham, United States
8:46.6  Grete Andersen-Waitz (NOR) 1975-06-24 Oslo, Norway
8:45.4  Grete Waitz (NOR) 1976-06-21 Oslo, Norway
8:27.2  Lyudmila Bragina (URS) 1976-08-07 College Park, Australia
8:26.78  Svetlana Ulmasova (URS) 1982-07-25 Kiev, Soviet Union
8:22.62  Tatyana Kazankina (URS) 1984-08-26 Leningrad, Soviet Union
8:22.06  Zhang Linli (CHN) 1993-09-12 Beijing, PR China
8:12.19  Wang Junxia (CHN) 1993-09-12 Beijing, PR China
8:06.11  Wang Junxia (CHN) 1993-09-13 Beijing, PR China

Progresión de la plusmarca mundial masculina de 3000 m lisos en pista cubierta

7:39.2 Emiel Puttemans (BEL) Berlin 18.02.1973
7:37.31 Moses Kiptanui (KEN) Sevilla 20.02.1992
7:35.15 Moses Kiptanui (KEN) Gent 12.02.1995
7:30.72 Haile Gebrselassie (ETH) Stuttgart 04.02.1996
7:26.15 Haile Gebrselassie (ETH) Karlsruhe 5.01.1996
7:24.90 Daniel Komen (KEN) Budapest 06.02.1998

Progresión de la plusmarca mundial femenina de 3000 m lisos en pista cubierta

8:39.79 Zola Budd (GBR) Cosford 08.02.1986
8:33.82 Elly van Hulst (HOL) Budapest 04.03.1989
8:32.88 Gabriela Szabo (ROM) Birmingham 18.02.2001
8:29.15 Berhane Adere (ETH) Stuttgart 03.02.2002
8:27.86 Liliya Shobukhova (RUS) Moscú 17.02.2006
8:23.72 Meseret Defar (ETH) Stuttgart 03.02.2007
8:16.60 Genzebe Dibaba (ETH) Estocolmo 06.02.2014

Breve historia de los 3000 metros lisos (II)

En 1974, la IAAF reconoció por primera vez como plusmarca mundial la mejor marca femenina de 3000 metros. Aunque la prueba no sería olímpica hasta 10 años más tarde, ese mismo 1974 se incluyó por primera vez en los campeonatos de Europa, que se celebraban en Roma. La primera plusmarquista mundial de 3000 m, la rusa , entonces soviética, Ludmila Bragina (1943), 8:52,74 (1974), había sido también, extraoficialmente, la primera mujer en romper la barrera de los 9 minutos, 8:53,0, 2 años antes. En los Juegos de Múnich de 1972, Bragina consiguió un logro inédito. Se disputaba por primera vez la prueba femenina de 1500 m, en la que ella era la plusmarquista mundial con 4:06,9. En los Juegos se corrían tres rondas. Bragina con 4:06,71, 4:05,07 y 4:01,38 fue mejorando su plusmarca mundial en cada una de ellas hasta hacerse con el oro. En 1974 fue plata en el primer campeonato de Europa de 3000 m femenino, detrás de la finlandesa Nina Holmén (1951), que 8:55,10 hizo su mejor marca de siempre

Bragina perdió la plusmarca mundial de 3000 m a manos de la noruega Grete Waitz (1953-2011) que realizó 8:45,4 en 1975 y 8:46,6 en 1976. Pero esta prueba se quedaba muy corta a la atleta nórdica, que se acabó convirtiendo en una de las mejores corredoras de campo a través y de maratón de la historia. Ganó 9 veces el maratón de Nueva York y fue campeona mundial de campo a través en 5 ocasiones. Rebajó la plusmarca mundial de maratón en 9 minutos, hasta 2h25:29. El tope universal de 3000 m le duró, sin embargo, poco tiempo. Bragina lo recuperó con la extraordinaria marca de 8:27,12, unos meses después de la segunda plusmaca de Waitz. Este registró se mantuvo imbatido 6 años. Otra rusa, entonces soviética, Svetlana Ulmasova (1953-2009) corrió en 1982 en 8:26,78. Ulmasova fue campeona de Europa de 3000 m en 1978 y 1982. También brilló en campo a través, con dos oros mundialistas.

Pese a que en los Campeonatos de Europa el 3000 femenino era oficial desde 1974, el COI no lo hizo olímpico en los Juegos de Moscú 1980. La IAAF decidió que celebraría un campeonato del mundo de 3000 m y de 400 mv en categoría femenina, prueba esta última que tampoco se había introducido en el programa olímpico. La ganadora, y por tanto primera campeona del mundo, fue la alemana Birgit Friedmann (1960) con 8:48,05. El 3000 ya fue oficial en el primer campeonato del Mundo que organizó la IAAF en Helsinki en 1983. El oro fue para la estadounidense Mary Decker (1958), acreditada en 8:29,71 (1983) y plusmarquista mundial de los 5000 m, 15:08,26 (1982). Ulmasova solo pudo ser 4ª. Decker hizo el doblete con el 1500. Era la gran favorita para convertirse en la primera campeona olímpica de 3000 m en 1984 en Los Ángeles. Su máxima rival parecía la emergente estrella la británica nacida en Suráfrica Zola Budd (1966), acreditada en 8:37,5, que corría descalza. En la final de LA, sin embargo, las cosas fueron mal para ambas. Algo después de la mitad de la prueba, en un lance involuntario, ambas atletas tropezaron, Decker se cayó al suelo y se lesionó. El público la tomó con la británica quien, desconcertada, terminó 7ª. La airada reacción de la estadounidense ante el incidente poco tuvo que ver con la que tendría 8 años después el marroquí Hicham El Guerrouj (1974), tras irse al suelo en la final de 1500 m de Atlanta. La vencedora de la prueba, injustamente postergada, fue la rumana Maricica Puica (1950), con unos excelentes 8:35,96.

El año terminó con plusmarca mundial, 8:22,62 por parte de la rusa, entonces soviética, Tatiana Kazankina (1951), oro olímpico en 1500 m en 1976 y 1980. La rusa no estuvo en LA por el boicot soviético a los Juegos. Su carrera atlética acabó repentinamente ese año cuando recibió una suspensión de 18 meses por negarse a pasar un control. En 1985 Decker y Budd marcaron respectivamente 8:25,83 y 8:28,83 , pero ninguna de las dos volvería a destacar en grandes campeonatos. En la segunda mitad de los 80, destacó la ucraniana, entonces soviética, Tatiana Samolenko (1961), campeona del mundo en 1987 y 1991. Realizó su mejor marca, 8:26,53, en la final olímpica de Seúl 1988, donde fue oro. Se hizo con la plata por detrás de la rusa Yelena Romanova (1963-2007) en los Juegos de Barcelona 1992.

En el campeonato de Europa en sala, el 3000 femenino comenzó a disputarse en 1982, con la italiana Agnesse Possamai (1953) como primera campeona. La primera plusmarca oficial fue 8:39,79, realizado por Zola Budd en 1986. En 1989 la neerlandesa Elly van Hulst (1959)mejoró el tiempo de Budd con 8:33,82, que duraría 11 años como tope mundial. Van Hulst fue campeona de Europa en sala en 3 ocasiones consecutivas, de 1989 a 1991.

De 1964 a 1985 se disputó a prueba de 3000 m masculino en los campeonatos de Europa en categoría junior (Juegos Europeos hasta 1970). En 1986, con ocasión del primer Mundial de la categoría, se sustituyó por los 10 000 metros. El primer campeón, en 1964, fue el alemán Jürgen Haase (1945), que posteriormente sería plusmarquista y 2 veces campeón de Europa de 10 000 m. El último oro fue el irlandés Nick O’Brien (1966) en 1985. La plusmarca de los campeonatos está en posesión del alemán Rainer Wachenbrunner (1962) con 7:57,18 en 1981. Ilustres vencedores fueron el español José Manuel Abascal (1958) en 1977, bronce olímpico en 1500 m en 1984, y Steve Cram (1960) en 1979, campeón de Europa de 1500 m (1982 y 1986) y del Mundo (1983), subcampeón olímpico en 1984 y primer hombre en bajar de 3:30. La plusmarca europea de la categoría pertenece al finlandés Ari Paunonen (1958) con 7:43,3 (1977).

En categoría femenina, la prueba de 3000 m comenzó a disputarse en el Europeo júnior en 1981 y continúa en el programa en la actualidad. La rumana Gabriela Szabo (1975), campeona en 1991 y 1993, posee la plusmarca de los campeonatos con 8:50,97. En el Mundial de la categoría el 3000 también es oficial. Szabo fue oro en 1994. La rumana fue campeona olímpica de 5000 m en 2000 y mundial en 1997 y 1999, además de en 2001 en la prueba de 1500 m. Es la actual Ministra de Juventud y Deportes de su país. La plusmarca europea y mundial de la categoría siguen siendo los 8:28,83 de Zola Budd de 1985.

En cuanto a la categoría absoluta masculina, la plusmarca mundial del británico Brendan Foster (1948) duró 4 años, hasta la aparición del fenómeno Henry Rono (1952), quien en 1978 en 81 días superó las plusmarcas de 10 000 m, 27:22,2, 5000 m, 13:08,4, 3000 m obstáculos, 8:05,4 y 3000 m, 7:32,1. La plusmarca de 3000 m se acercaba a la barrera de 1 minuto por vuelta. Los pasos fueron 2:34,0 (1000 m), 3:49,6 (1500 m), 5:04,5 (2000 m). Es decir, corrió el segundo 1500 en 3:42,5 y el último kilómetro en 2:27,6.

La plusmarca de Rono acabaría siendo muy duradera, pues no se superó hasta 1989. En 1982, el británico David Moorcroft (1952) estuvo a punto de rebajarla en una trepidante carrera. Moorcroft venía de mejorar su marca en la milla el 26 de junio, 3:49,50, y de realizar el 7 de julio una sorprendente plusmarca mundial de 5000 m, sin liebres, con 13:00,41. Rono, que en 1981 había mejorado su plusmarca de 1978 a 13:06,20, fue 4º en la carrera en que perdió el tope universal. El 17 de julio, el británico estaba dispuesto a dejar al Rono sin la plusmarca de 3000 m. La cita era en Crystal Palace, en un encuentro internacional Reino Unido – España – Kenia – Japón. En la carrera de 3 Km, además de los atletas de los países participantes, entre los que no estaba Rono  había un gran elenco de grandes mediofondistas, entre los que destacaban los estadounidenses Steve Scott (1956) y Sydney Maree (1956) o el neozelandés John Walker (1952). Se pasó el primer kilómetro en 2:31,3 y la mitad de la prueba en 3:45,7. En ese momento Moorcroft cogió la cabeza y dio paso al 2000 en 5:02,2. A falta de 400 m, el británico continuaba en cabeza en 6:36,4. Maree consiguió sobrepasarlo a falta de 200 m, pero Moorcroft se rehízo, recuperó la cabeza y se impuso con 7:32,79, a 0,7 de la plusmarca mundial. Segundo fue Maree, 7:33,37 y  3º Walker, 7:37,49.

La carrera de 3000 m  partir del minuto 14′

Dos años más tarde, el marroquí Said Aouita (1959) intentó por primera vez una plusmarca mundial de 3000 m que le llevaría 5 años conseguir.

Breve historia de los 3000 metros lisos (I)

La prueba de 3000 metros lisos deriva de las 2 millas (3218,688 m), distancia esta que aún se disputa ocasionalmente, si bien sus mejores marcas no tienen categoría de plusmarcas mundiales. El 3000 fue brevemente olímpico tanto en categoría masculina como femenina. En hombres se disputó en los Juegos de 1912, 1920 y 1924, pero en la modalidad de equipos. Puntuaban 3 atletas por país y no había clasificación individual oficial. En mujeres se corrió en los Juegos de 1984, 1988 y 1992. Posteriormente se sustituyó por los 5000 metros lisos. En la antigua Superliga Europea / Copa de Europa sustituyó al 10 000 en la 17º edición, celebrada en Madrid en 1996. Ha continuado en la competición que sucedió a la anterior, el Campeonato de Europa por equipos. En la antigua Copa del Mundo de la IAAF se introdujo en lugar del 10 000 en la edición de 1996, que tuvo lugar en Johnannesburgo, y continuó en la Copa Continental de la IAAF. En pista cubierta es la prueba más larga que se disputa en los campeonatos de Europa y del Mundo.

Probablemente el 3000 es la prueba no olímpica en la que más se compite. A lo largo de la historia muchos grandes atletas fueron plusmarquistas de esta distancia, en algunos casos, como el de la actual plusmarca mundial, con registros de grandísimo valor.

La primera plusmarca mundial de 3000 metros reconocida por la IAAF la estableció el finlandés Johannes Kolehmainen (1889-1966) en la semifinal del 3000 por equipos de los Juegos de Estocolmo 1912, con una marca de 8:36,9. Era la quinta carrera que disputaba el finlandés en la competición. Ya había sido oro en 5000 y 10000 metros. No pudo, sin embargo, disputar la final de 3000 por equipos pues Finlandia no logró la clasificación. El sueco John Zander (1880-1967) sucedió a Kolehmainen. Hizo tres veces la plusmarca mundial, hasta dejarla en 8:33,2 en 1918.

Tres de las 22 plusmarcas mundiales que estableció oficialmente Paavo Nurmi (1897-1973), en distancias de 1500 a 20 000 m, lo fueron en 3000 m, con un mejor registro de 8:20,4 en 1926. Nurmi acabaría ganando 12 medallas olímpicas, 9 de oro, en 7 pruebas diferentes a lo largo de 3 Juegos. El futuro campeón olímpico de 10 000 m en 1932, el polaco Janusz Kusocinski (1907-1940) superó a Nurmi poco antes de los Juegos con 8:18,8. El primado mundial pasó a manos del danés Henry Nielsen (1910-1969), 8:18,4 en 1934, y posteriormente al campeón olímpico de 5000 m de 1936, el finlandés Gunnard Höckert (1910-1940), 8:14,8 en 1936. El medallista de bronce en Berlín, el sueco Henry Jonnson-Kälame (1912-2001) rebajó el tiempo del finlandés en 1940 con 8:09,0.

Günder Hagg (1918-2004) se acercó a la barrera de los 8 minutos cuando en 1942 corrió en 8:01,2. Probablemente pudo haber sido el primero en romper ese límite, pero se centró más en los 1500 m y en la milla. Ese honor correspondió al belga Gaston Reiff (1921-1992), campeón olímpico de 5000 m en 1948, que un año después marcó 7:58,8. El húngaro Sandor Iharos (1930-1996) corrió en 7:55,6 en 1955. Iharos fue uno de los fondistas más versátiles de la historia. Llegó a poseer además, aunque no simultáneamente, los topes mundiales de 1500 m, 3:40,8, 5000 m, 13:50,8 y 13:40,6, y 10 000 m, 28:42,8. Perdió la plusmarca de 3000 m a manos del británico Gordon Pirie (1931-1991), que realizó 7:52,8 en septiembre de 1956. En junio se había hecho también con el primado de 5000 m, 13:36,8. En noviembre ganó la plata olímpica en Melbourne en esta prueba.

El francés subcampeón olímpico de 1500 m en 1960, Michel Jazy (1936), se convirtió, en 1962, con 7:49,2 en el primer atleta en correr por debajo de 7:50,0. Jazy fue además plusmarquista mundial de la milla, 3:53,6, 2000 m, 5:01,6 y 4:56,2 y de las 2 millas, 8:29,6 y 8:22,6. En esta última carrera pasó en 7:49,0 por la marca del 3000, nueva plusmarca mundial. La mayor decepción del francés fueron sin duda los Juegos de Tokio 1964. Prefirió tomar parte en los 5000 m, en lugar del 1500, en busca del oro. A falta de 50 m comandaba la prueba, pero acabó quedándose fuera del podio. Los 7:49,0 fueron plusmarca mundial algo más de un mes. En agosto de 1965 el alemán Siegfried Herrmann (1932-2017) hizo 7:46,0. El mayor éxito de Herrmann fue la plata en los primeros Juegos Europeos en sala, que se celebraron en Dortmund en 1966 por detrás de otro alemán, Harald Norporth (1942). Norporth fue un sólido competidor en 1500 y 5000 m, 4º en los Juegos de 1968 en el kilómetro y medio y plata en 1964 en los 5 Km.

La plusmarca de Herrmann duró 22 días. A finales de agosto, uno de los más grandes, el keniano Kip Keino (1940) corría en 7:39,6. Keino fue un corredor muy polivalente, campeón olímpico de 1500 m y subcampeón de 5000 m en 1968 y campeón de 3000 m obstáculos y subcampeón de 1500 m en 1972. Fue también plusmarquista mundial de 5000 m ese mismo año de 1965 con 13:24,2. El registro de Keino en 3000 m se mantuvo en lo más alto hasta 1972. Poco después de ganar la plata olímpica en 5000 m, el belga Emiel Puttemans (1947) hacía un promedio de 1:01,0 con 7:37,6. Seis días después añadía a la de 3000 la plusmarca mundial de 5000 m, 13:13,0. Fue también del atleta belga la primera plusmarca en sala homologada por la IAAF, 7:39,2 en 1973. Este ya de por sí extraordinario registro se consiguió al paso de una carrera de las 2 millas, en la que Puttemans también s hizo con la mejor marca mundial, 8:13,2, entonces superior a la mejor marca mundial al aire libre de Lasse Virén (1949), 8:14,0. El registro en 3000 m se mantuvo imbatido durante 19 años.

El tiempo al aire libre en 3000 m de Puttemans tuvo menos recorrido como primado mundial. En 1974 el británico Brendan Foster (1948) marcó 7:35,1, poco después de proclamarse campeón de Europa de 5000 m. Foster, que comenzó corriendo 1500 m, fue plusmarquista británico de esta prueba con 3:37,64 y de 5000 m con 13:14,6 en ese mismo 1974. Más tarde subió al 10 000, prueba en la que llegaría a ser plusmarquista europeo, 27:30,3, y bronce en los Juegos de Montreal.

En 1974 se produjo otro hecho destacado pues la IAAF homologó por primera vez una plusmarca mundial femenina de 3000 m, los 8:52,6 de la rusa, entonces soviética, Ludmila Bragina (1943), aunque aún quedaban algunos años para que la prueba se incluyese en los Juegos Olímpicos.

Gunder Hägg, Arne Andersson y las 19 plusmarcas mundiales

La reciente final del Abierto de tenis de Australia entre Roger Federer (1981) y Rafael Nadal (1986) volvió a poner en un primer plano cómo progresa un deporte cuando coinciden en el tiempo dos deportistas excepcionales. Ambos se hacen mejores uno al otro, aunque el palmarés de cada uno acabe siendo peor que si el tiempo no hubiese juntado a los dos. En atletismo hay unos cuantos ejemplos de ello. Tal vez el más conocido, del que ya hemos hablado, sea el duelo entre Sebastian Coe (1956) y Steve Ovett (1955), pero 4 décadas antes, mientras el mundo se desangraba en la Segunda Guerra Mundial, en una Suecia que conseguía mantener una precaria neutralidad, dos de los más grandes de siempre, Gunder Hägg (1918-2004) y Arne Andersson (1917-2009) mantuvieron un enconado duelo que dio lugar a 19 plusmarcas mundiales. Su enfrentamiento principal tuvo lugar en los 1500 m y en la milla. En ambas pruebas se acabó imponiendo Hägg como plusmarquista. En la distancia métrica, mejoró 4,8 segundos el primado del neozelandés Jack Lovelock (1910-1949) y en la milla redujo en 5,0 segundos el tope del británico Sydney Wooderson (1914-2006). En 1500 m Hägg obtuvo 3 plusmarcas, Andersson 1. En la milla, ambos empataron a 3, si bien una de las de Andersson fue plusmarca igualada. Hägg era un corredor de ritmos rápidos, Andersson un finalizador. Este apenas disputaba distancias mayores de la milla, donde Hägg era superior, como lo muestran sus plusmarcas mundiales en 2000, 3000 y 5000 m, así como en las 2 y 3 millas.

Aunque el medio fondo y fondo de las primeras décadas del siglo XX estuvo dominado por atletas finlandeses y anglosajones, Suecia también era una potencia, con un grupo de atletas capaces de estar en finales y en podios olímpicos. En 1500 m destacaron Ernst Wide (1888-1950), 5º en los Juegos de 1912, John Zander (1890-1967), 7º en la misma carrera, Sven Lundgren  (1896-1960), 5º en los Juegos de 1920, y Eric Ny (1909-1945), 5º en los Juegos de 1932. En 5000 m los resultados fueron aun mejores con los bronces de Eric Backman (1896-1965) en 1912, de Edvin Wide (1896-1996) en 1924 y 1928 y de Henry Jonsson-Kälarne (1912-2001) en 1936. Suecia había sido también plata en 1912 y bronce en 1920 en la carrera de 3000 m por equipos, prueba olímpica hasta 1924. Antes de la irrupción de Hägg y Anderson, las plusmarcas suecas de 1500 y 5000 m eran respectivamente 3:50,8, Eric Ny 1934, y 14:15,8, Bror Hellström (1914-1992) 1941.

Este era el contexto en el que surgieron Gunder Hägg y Arne Andersson. Arne Andersson había nacido el 17 de septiembre de 1917 en Trollhättan, una ciudad situada a 75 Km al norte de Gotemburgo. Aleccionado por su familia, el joven Arne comenzó a practicar varios deportes como esquí de fondo, kayak y natación. Con 16 años, en 1934, decidió dedicarse únicamente al atletismo, centrándose en el 1500 y en la milla. Dos años después ingresó en la escuela de maestros y siguió entrenando. En 1938, con 3:58,6, bajó por primera vez de los 4 minutos, una buena marca que en absoluto hacía presagiar lo que sucedería al año siguiente. Ese 1939, tras mejorar a 3:53,8, Andersson resultó seleccionado para el encuentro entre Suecia y Finlandia. Tenía la peor marca de los 4 participantes. Sin embargo, consiguió vencer con 3:48,8, la segunda mejor marca de siempre tras los 3:47,8 que Jack Lovelock había realizado en la final olímpica de 1936. Andersson se había convertido en un firme candidato para el oro en los Juegos que se celebrarían al año siguiente en Helsinki, tras la renuncia de Tokio. El estallido de la Segunda Guerra Mundial impidió su celebración, así como la de los Juegos de 1944, otorgados a Londres. La temporada de 1940 no fue buena para Andersson en cualquier caso. Volvería en plenas condiciones en 1941, pero entonces se topó con un durísimo rival llamado Gunder Hägg.

gunder_hagg_and_arne_andersson
Gunder Hägg y Arme Anderson. Foto Wikicommons

 

Gunder Hägg nació el 31 de diciembre de 1918 en Albacken, una localidad a 450 Km al norte de Estocolmo. Desde niño su actividad física fue muy importante ya que no solo practicaba esquí de fondo, sino que también ayudaba a su padre, leñador de profesión, en su trabajo. Comenzó a practicar atletismo a los 12 años. Cuando tenía 16, una marca en 1500 m de 4:14, llamó la atención de Fridolf Westman, un granjero y entrenador de atletismo, cuyo atleta más destacado era el medallista olímpico Henry Jonsson-Kälarne, oriundo de la zona. Westman ofreció un trabajo al joven Gunder, que comenzó a entrenarse de forma más sistemática. En 1938 corría los 1500 m en 4:07,9 y los 5000 m en 15:00,7. Se perdió la temporada estival de 1939 por una infección pulmonar. A finales de ese año comenzó su servicio militar, cerca del Círculo Polar Ártico, donde, pese a la nieve, pudo realizar duras sesiones de entrenamiento, lo que dieron su fruto en la temporada de 1940. Pasó de bajar por primera vez de 4 minutos a principios de temporada, 3:59,6, a igualar la plusmarca nacional, 3:48,8 el 7 de agosto, además de correr los 3000 m en 8:11,8, el segundo mejor tiempo de siempre. Había derrotado a Andersson en 2 ocasiones y este lo había batido en otra. Las espadas estaban en alto para ambos mediofondistas, cuyo mejor momento estaba por llegar.

Tras finalizar el servicio militar, Hägg se pasó el invierno y parte de la primavera de 1941 entrenando en Vålådalen bajo la supervisión de Gösta Olander (1893-1972). Olander no llegó a entrenar oficialmente a Hägg, pero sus consejos se hicieron notar en el rendimiento del atleta sueco. En el campeonato nacional de ese 1941, Hägg establecía su primera plusmarca mundial, con 3:47,6 en 1500 m. Andersson ocupó la segunda plaza con mejor marca personal de 3:48,6. Para Andersson esta temporada resultó un tanto frustrante, pues, pese a su alto rendimiento, se encontró con un rival que lo derrotó en las 4 ocasiones en que se enfrentaron.

Ambos rivales se entrenaron duramente en la temporada invernal de 1942. Hägg había sido sancionado por aceptar dinero por competir, pero su sanción era de 9 meses y se terminaba en la primavera. El 1 de julio, ambos atletas se encontraron en Gotemburgo, dispuestos a superar la plusmarca mundial de la milla de 4:06,4, del británico Wooderson. Con Hägg inmediatamente detrás de las liebres y Andersson buscando su oportunidad en la última vuelta, el primero pudo mantener su ventaja y consiguió su objetivo con 4:06,2, 0,2 por delante de su rival. Dos días después Hägg se hizo con la plusmarca mundial de 2 millas en 8:47,8, superando a Andersson, 8:51,4, también por debajo de la antigua plusmarca de Taisto Maki (1910-1979). El 10 de julio, ausente Hägg, Andersson igualó la plusmarca mundial de la milla de su rival, 4:06,2. El 17 de julio ambos volvieron a encontrarse en un 1500. Esta vez Andersson no pudo con el ritmo de Hägg, que mejoró su plusmarca mundial hasta 3:45,8, 3,4 mejor que Andersson. Hägg continuó con su festival de plusmarcas mundiales el 21 de julio, con 5:16,4 en 2000 m, 0,4 más rápido que Andersson. Poco después Hägg cayó enfermo pero se recuperó rápido y volvió a batir a Andersson, que fue 3º, en un 3000, 8:09,4 por 8:11,4, a 0,4 de la plusmarca mundial. Hägg decidió parar 3 semanas. Pese a su ausencia Andersson solo pudo ser segundo en el campeonato nacional. No se volvió a enfrentar a su gran rival esa temporada en la que acabó descentrado, pues, pese a mejorar notablemente sus prestaciones, Hägg había sido muy superior a él.

En realidad Hägg fue probablemente superior a casi cualquier atleta de la historia de este deporte. No contento con sus 4 plusmarcas mundiales, acabó superando 6 más esa temporada: 23 de agosto 2000 m 5:11,8, 28 de agosto 3000 m 8:01,2, 4 de septiembre milla 4:04,6, 11 de septiembre 3 millas 13:35,4, 20 de septiembre 5000 m 13:58,2 (13:32,4 al paso por las 3 millas). Había mejorado la plusmarca de 3000 m en 7,8 y la de 5000 m en 10,6, convirtiéndose en el primero en bajar de 14 minutos en una temporada perfecta con 10 plusmarcas mundiales en 82 días. 23 años después el australiano Ron Clarke (1937-2015) conseguiría 12 plusmarcas mundiales en 329 días.

Después de su temporada agridulce de 1942, Andersson comenzó a entrenar con Pekka Edfelt, un antiguo decatleta muy centrado en la biomecánica de carrera, que trabajó con Andersson para mejorar su estilo. Hägg, entretanto, había aceptado una invitación para competir en Estados Unidos en verano, adonde llegó tras un viaje en mercante de 25 días, a través del Océano Atlántico entonces escenario de una cruenta guerra submarina. Su rendimiento allí fue algo peor de lo esperado. Sus mejores marcas de 1943 fueron 3:47,0+, 4:05,3 y 14:48,5. Sin su rival, Andersson realizó una excelente temporada, con sendas plusmarcas mundiales en la milla, 4:02,6 y los 1500 m, 3:45,0. Incluso otro sueco, Rune Gustafsson (1919-2011) igualó con 4:04,6 la antigua plusmarca de Hägg de la milla.

De vuelta de Estados Unidos, Hägg acudió nuevamente a Vålådalen , mientras Andersson realizaba un duro entrenamiento invernal. A finales de junio de 1944, con 8:46,2, Hägg mejoraba su plusmarca mundial de las 2 millas, pero 2 días después caía derrotado en un 1500 ante Andersson. El 7 de julio volvieron a verse las caras en Gotemburgo, nuevamente en 1500 m. Andersson venía de correr los 3/4 de milla en 2:56,6. Un entonces desconocido Lennart Strand (1921-2004) marcó 56,7 y 1:56,5 las dos primeras vueltas. El 1200 lo pasaron ambos rivales en 2:58,0. Hägg pudo mantener el ritmo, mientras Andersson fue cediendo. Hägg se hizo con una nueva plusmarca mundial de 3:43,0, 2 segundos menos que la anterior de Andersson. Este, con 3:44,0, también había superado el antiguo tope universal. Sin embargo esta fue la última victoria de Hägg sobre Anderson esa temporada. El 18 de julio, en Malmö, tuvo lugar la revancha entre ambos rivales, esta vez en la milla. A diferencia de otras ocasiones, Andersson se mantuvo pegado a su rival (3:46,0 y 3:46,1 al paso por el 1500) y pudo superarlo en los últimos metros con una nueva plusmarca mundial de 4:01,6 y 4:02,0 para Hägg. Este superó poco después su plusmarca mundial de las 2 millas, 8:42,8 el 25 de julio, pero resultó derrotado nuevamente en tres ocasiones por su gran rival: en el campeonato nacional de 1500 m, en un 2000 y en un 3000. Por primera vez desde que se había iniciado la rivalidad entre ambos, Andersson había sido netamente superior, pese a perder la plusmarca mundial de 1500 m, pues en sus enfrentamientos directos había ganado 6 de las 7 veces en que se habían enfrentado.

Hägg volvió a Estados Unidos en la temporada de invierno de 1945. Regresó a Suecia mucho más tarde de lo que esperaba, el 22 de mayo. Su rendimiento se resintió, lo que lo hizo volver a Vålådalen. Una vez más, su estancia con Olander resultó muy positiva. El 17 de julio en Malmö volvió a enfrentarse a Andersson en la milla. Ambos estaban muy cerca al paso por el 1500 (3:45,0 para Hägg, 3:45,3 para Andersson), pero esta vez el segundo no pudo mantener el ritmo. Hägg, con 4:01,4, se convirtió en el nuevo plusmarquista mundial, mientras Andersson cruzaba la meta en 4:02,2. Después se supo que Andersson había corrido con un cartucho de la pistola de salida en uno de los clavos de sus zapatillas. Tan solo volvieron a enfrentarse una vez más, en septiembre también en una milla, en la que Andersson fue 2º y Hägg 4º. El vencedor fue el pujante Lenart Strand, que ese año había corrido en 4:04,8.

Esa temporada de 1945 dio la sensación de que ambos estaban algo cansados. Si habían iniciado el declive o no es algo que nunca sabremos. En marzo de 1946, la Federación Sueca decidió suspender de por vida a Gunder Hägg, Arne Andersson y Henry Jonsson-Kälarne por haber aceptado dinero por correr. Las apelaciones no surtieron efecto, por lo que sus carreras atléticas terminaron en 1945. Fue otro sueco, Lenart Strand, quien se hizo con el oro en los Juegos de 1948 en 1500 m.

Pese a su enconada rivalidad en las pistas, Hägg y Anderson se profesaron mutuo respeto y admiración y mantuvieron una amistad que les duró toda la vida. Aunque  no tuvieron la oportunidad de disputar unos Juegos Olímpicos o unos Campeonatos de Europa, forman parte de los grandes mediofondistas de la historia. Tal vez en otras circunstancias podrían haber roto la barrera de los 4 minutos en la milla 10 años antes. Su rivalidad hizo progresar el medio fondo mucho más que si no hubiesen coincidido en el tiempo. Mucho antes de Coe y Ovett, dos atletas de un país neutral, en un mundo asolado por la guerra, fueron los protagonistas del mayor avance de la historia del 1500 y de la milla.

Las 25 plusmarcas mundiales de Hägg y Andersson

Hägg  1500 m  3:47,6 Estocolmo 10 08 1941
Hägg   milla  4:06,2 Gotemburgo 01 07 1942
Hägg  2 millas 8:47,8 Estocolmo 03 07 1942
Andersson milla  4:06,2 Estocolmo 10 07 1942
Hägg  1500 m  3:45,8 Estocolmo 17 07 1942
Hägg  2000 m  5:16,4 Malmö  21 07 1942
Hägg  2000 m   5:11,8 Östersund 23 08 1942
Hägg  3000 m  8:01,2 Estocolmo 28 08 1942
Hägg  milla  4:04,6 Estocolmo 04 09 1942
Hägg   3 millas 13:35,4 Estocolmo 11 09 1942
Hägg  3 millas 13:32,4 Gotemburgo 20 09 1942
Hägg  5000 m  13:58,2 Gotemburgo 20 09 1942
Andersson milla  4:02,6 Gotemburgo 01 07 1943
Andersson  1500 m  3:45,0 Gotemburgo 17 08 1943
Hägg  2 millas 8:46,4 Óstersund 25 06 1944
Hägg  1500 m  3:43,0 Gotemburgo 07 07 1944
Andersson  milla  4:01,6 Malmö  18 07 1944
Hägg  2 millas 8:42,8 Estocolmo 04 08 1944
Hägg  milla  4:01,4 Malmö  17 07 1945

Al Oerter, la excelencia competitiva cuatro veces olímpica

Una de las ventajas del atletismo es que juzga objetivamente la valía del atleta con el metro o el segundo. Para que un registro sea válido solo se necesita una instalación homologada y unos jueces que lo acrediten. No son necesarios ojeadores de ningún tipo. Otro tema es la gran competición, donde unos muestran su valía y otros rinden muy por debajo de sus posibilidades. Tal vez el paradigma del primer grupo sea el lanzador de disco estadounidense Al Oerter (1936-2007). La macrohistoria dice que Oerter fue el primer atleta en conseguir 4 oros en la misma prueba en 4 Juegos Olímpicos diferentes, pero la microhistoria nos cuenta que no era el favorito en ninguna de ellas. Sus victorias se debieron a una asombrosa capacidad para dar lo máximo de sí mismo en el momento más importante, sobreponiéndose, en alguno de los casos, a la adversidad.

Alfred Oerter nació el 19 de septiembre de 1936, en Queens, Nueva York. Comenzó a lanzar disco cuando con 15 años lo vieron devolver un artefacto que se había caído a sus pies. Dotado de un físico imponente, 1,92 m de altura y 115 Kg de peso, en 1956, con 19 años se clasificó segundo en las pruebas de selección de Estados Unidos para los Juegos de Melbourne, detrás del plusmarquista mundial, 59,28 m, Fortune Gordien (1922-1990). Gordien, junto con el italiano Adolfo Consolini (1917-1969), era el favorito para el oro olímpico. Nadie reparó en el joven Oerter para el que los Juegos, a los que acudía con una plusmarca personal de 55,90 m, eran su primera competición internacional. Pero un primer lanzamiento de 56,36 m, nueva plusmarca olímpica, lo colocó en primera posición, que ya no abandonaría en todo el concurso. La victoria de Oerter fue contundente, pues realizó los 3 mejores lanzamientos, y dejó a Gordien, 2º con 54,81 m, a más de metro y medio.

En los años siguientes, Oerter consolidó su posición en la élite mundial de los discóbolos. Entonces la única competición de ámbito mundial eran los Juegos, pero en aquel momento la mayoría de grandes lanzadores de disco estaban en los Estados Unidos. Oerter fue campeón nacional en 1957, 1959 y 1960, en esta última ocasión con 59,07 m, su mejor marca antes de los Juegos de Roma 1960. Fue, sin embargo segundo, por detrás de Rink Babka (1936) en las pruebas de selección. Poco antes de los Juegos, Babka había igualado con 59,91 m, la plusmarca mundial del polaco Edmund Piątkowski (1936-2016). Daba la sensación de que Babka era superior a Oerter y la final olímpica pareció confirmarlo, pues el primero lideró la competición con un lanzamiento inicial de 58,02 m hasta el 5º intento. Él mismo aconsejó a Oerter que elevase un poco más el ángulo de salida del disco, lo que permitió a este colocarse en cabeza en el quinto intento con 59,18 m, de nuevo plusmarca personal y plusmarca olímpica. Este lanzamiento acabó dándole su segundo oro.

Tras los Juegos de Roma, Oerter por fin unió a su superioridad competitiva superioridad métrica. En 1961, otro estadounidense, Jay Silvester (1937), había roto por primera vez la barrera de los 60 metros, con 60,56 y 60,72 unos días después. En 1962, Oerter superó otro límite solo considerado en los países anglosajones, el de los 200 pies (60,96 m), con 61,10. Hasta 1964, realizó otras tres plusmarcas mundiales, 62,5, 62,62 y 62,94. Poco antes de los Juegos de Tokio, el entonces checoslovaco Ludvik Danek (1937-1998) superaba con 64,55 m a Oerter. Este, entretanto, había sido campeón de Estados Unidos en 1962, con 62,62, una de sus plusmarcas mundiales, y en 1964. En las pruebas de selección, sin embargo, volvió a ser segundo, tras Jay Silvester.

Los Juegos de Tokio supusieron para Oerter el mayor reto de su carrera. Por si no fuese suficiente enfrentarse a Danek, plusmarquista mundial e imbatido en 45 competiciones, el estadounidense acudió a Japón con una lesión cervical, que lo obligó a competir con collarín, y una cartílago costal roto. Le aconsejaron no lanzar, pero evidentemente no hizo caso. No obstante, lideró la ronda de clasificación con 60,54 m a la primera. Pensaba que sus posibilidades de ganar se basaban en un primer lanzamiento largo, pues no creía estar en condiciones de mejorar según avanzase el concurso. La realidad fue mucho más complicada. Danek se colocó en cabeza con un primer lanzamiento de 59,73 m. Tras un cuarto intento de 60,52 m parecía que el concurso se había terminado, con Oerter en 3ª posición a casi 3 m. Pero el campeón olímpico sacó fuerzas de flaqueza con un 5º intento de 61,00 m, nueva plusmarca olímpica, que le sirvió para revalidar el oro.

En los años siguientes, pese a que mejoró su plusmarca personal a 63,22 en 1966, sus registros se alejaban de los mejores. Parecía que su mejor época había pasado. En 1968, Jay Silvester llevó la plusmarca mundial a 66,54 m, y, poco antes de los Juegos de México, a 68,40 m, que lo convertían en el gran favorito para el oro olímpico. Silvester también se había impuesto en las pruebas de selección, en las que Oerter fue 3º. Pero la excelencia competitiva de Oerter volvió a imponerse en los Juegos. Llegó a Ciudad de México con 62,74 m, la 5ª marca de ese año a más de 5 m de la plusmarca mundial de Silvester. En la fase de clasificación consiguió entrar en la final con un primer lanzamiento de 59,36 m, 6ª mejor marca de los participantes, a casi 4 m de Silvester. Pero la final fue otra historia. Una vez más Oerter mostró que era, con diferencia, el mejor competidor. Comenzó con 61,78 m, que lo situaron 3º. Perdió un puesto tras un nulo en el segundo intento, pero en el tercero se fue a 64,78 m, su mejor marca personal y nueva plusmarca olímpica. Nadie se le pudo acercar. El alemán Lothar Milde (1934), con 63,08 m en el segundo intento, fue plata. Oerter aún realizó otros dos lanzamientos que le habrían dado el oro, un quinto de 64,74 m y un sexto de 64,04 m. Danek fue bronce y un descentrado Silvester, al que pudo la competición y la leyenda de Oerter, solo pudo ser 5º.

Tras los Juegos de México, después de 4 oros en otras tantas competiciones, Oerter se retiró, pero solo temporalmente. Volvió a entrenarse a finales de los 70. En mayo de 1980 realizó la mejor marca de su vida, 69,46 m, no muy lejos de la plusmarca mundial, 71,16 m, del alemán Wolfgang Schmidt (1954). Con ese lanzamiento, Oerter habría liderado la lista mundial de 2016.  Intentó clasificarse para los Juegos de Moscú, pero fue 4º en las pruebas de selección, testimoniales, en cualquier caso, pues en aquel momento ya era oficial que los Estados Unidos no acudirían a Moscú. Quizá si su país hubiese ido a tomar parte en los Juegos, el resultado de Oerter habría sido otro. En 1984 aún fue 6º en los campeonatos de Estados Unidos con 62,89 m. Tenía intención de competir en las pruebas de selección olímpica pero se lesionó. Siguió lanzando hasta 1986.

Oerter se había licenciado en Administración de Empresas en 1958. Se dedicó a la gestión empresarial durante varios años. Tras su retirada definitiva comenzó a hacer pintura abstracta. En 2006 fundó The Art of Olympics, una organización para promocionar los valores olímpicos a través del arte. Oerter padeció hipertensión arterial desde joven, lo que acabó provocándole insuficiencia cardíaca. Se le propuso trasplante, pero lo rechazó. Falleció el 1 de octubre de 2007, a los 71 años de edad.

Al Oerter constituye el paradigma de la excelencia competitiva. No solo fue capaz de ganar 4 oros olímpicos en la misma prueba, una hazaña insólita, sino que lo hizo siempre en condiciones adversas y en presencia de rivales superiores desde el punto de vista métrico. Salvo en 1960, que estaba entre los favoritos, en ninguna de las otras tres ocasiones se contaba con él para el oro. En 1956 era aún muy joven, en 1964 estaba seriamente lesionado y en 1968 parecía claramente inferior a sus rivales. Pero Oerter supo dar lo mejor de sí en cada uno de los Juegos en que participó. En las 4 ocasiones superó la plusmarca olímpica, y en tres de ellas hizo su plusmarca personal. Hay un dato curioso, nunca fue capaz de ganar las pruebas de selección de su país Además, salvo en el corto período de 1962 a 1964, siempre hubo atletas que lanzaban más que él, pero ninguno de ellos fue capaz de acercársele cuando el mayor premio, el oro olímpico, estaba en juego.

 

 

Bekele, la pista y el maratón

Este 2017 parece que será el año del maratón, al menos a juzgar por la tormenta publicitaria que se ha desencadenado anunciándonos el intento de bajar de 2 horas. Es bueno que se promocione el atletismo, pero el objetivo de las 2 horas parece poco realista. La actual plusmarca es 2h02:57 del keniano Dennis Kipruto Kimetto (1984). Mejorar casi 3 minutos en un año se antoja complicado.

El etíope Kenenisa Bekele (1982) anunció un intento de plusmarca mundial para el pasado 20 de enero, en el maratón de Dubai. Su representante fijó el objetivo en 2h01:30. Una caída en la salida obligó al etíope a la retirada. El siguiente intento será en abril en Londres. De conseguir el primado universal, Bekele se convertiría en el primer atleta en tener simultáneamente las plusmarcas mundiales de las 3 pruebas olímpicas de fondo, 5000 m, 10 000 m y maratón. Sus topes mundiales de 5 (12:37,35, 2004) y 10 Km (26:17,53, 2005) parecen fuera del alcance de los actuales fondistas. Bekele corrió su primer maratón en 2014. Ha terminado 4 maratones desde entonces y sus 2h03:03, realizados en Berlín en 2016, constituyen la segunda mejor marca de siempre.  Las lesiones están condicionando esta etapa de la carrera deportiva del etíope, que comenzó muy joven en el cross y en la pista. En la primera modalidad fue 11 veces campeón del mundo, 5 en carrera corta y 6 en larga. En la pista consiguió el oro en 10 000 m en el Mundial de forma consecutiva en 2002, 2005, 2007 y 2009, además del oro en 5000 m este último año. En los Juegos de Atenas fue plata en 5000 m y oro en 10 000. 4 años más tarde consiguió el doblete de ambas distancias. Había dudas sobre su paso al maratón, pero se ha encargado de disiparlas. Aunque no todos los grandes corredores de pista triunfan en la carretera ni todos los maratonianos han tenido buenas prestaciones en pista, la transición exitosa de la pista, y del cross, al maratón no es nada infrecuente.

El finlandés Hannes Kolehmainen (1889-1966), además del primer gran fondista de la historia, fue el primero en destacar en pista y maratón. En los Juegos de Estocolmo 1912, el año que se disputaron por primera vez el 5000 y el 10 000 hizo el primer doblete de la historia. Su duelo en la distancia corta con el francés Jean Bouin (1888-1914) ha quedado para la historia, plusmarca mundial, 14:36,6, incluida. Tras la Guerra Mundial, el finlandés retornó a los Juegos de 1920, en los que se hizo con el oro en el maratón. Su tiempo de 2h32:35 era mejor marca mundial entonces, por lo que simultaneó las plusmarcas de 5000 m y maratón.

Los fondistas finlandeses, los finlandeses voladores, dominaron de forma apabullante el panorama mundial en la primera parte del siglo XX. El sucesor olímpico de Kolehmainen en la prueba de maratón, en los Juegos de París 1924,  fue su compatriota Albin Stenroos (1889-1971), que también procedía de la pista y había sido bronce en 10 000 m 12 años antes en los Juegos de Estocolmo. En los años 20, no obstante, la estrella más brillante fue Paavo Nurmi (1897-1973). En tres participaciones olímpicas (1920, 1924 y 1928) ganó 9 medallas de oro, en 1500 m, 5000 m, 10 000 m y tres modalidades que ya no son olímpicas, cross individual, cross por equipos y 3000 m por equipos. Incluso fue plata en obstáculos en 1928. Fue plusmarquista mundial de 1500, milla, 5000 y 10000 m. En 1932, tras un tiempo de 2h22:03,8 en 40 Km a principios de ese año, era favorito para el oro olímpico en Los Ángeles, pero la IAAF impidió su participación acusado de romper el código amateur.

Tras la Segunda Guerra Mundial, el dominio finlandés se diluyó bruscamente. Durante los primeros años 50, el dominador absoluto en carreras de fondo fue el checo, entonces checoslovaco, Emil Zátopek (1922-2000). Zátopek fue plata olímpica en 5000 m en 1948, oro en 10 000 en los mismos Juegos y oro en ambas distancias 4 años después. Además fue campeón de Europa de 10 000 m en 1950 y 1954 y de 5000 m en 1950. Consiguió la plusmarca mundial de 5000 m (13:57,2, 1954) y 5 veces la de 10 000 m hasta dejarla en 28:54,2 (1952). En los Juegos de 1952, tras sus oros en pista, se presentó en la salida del maratón. Era la primera vez que corría esta prueba. No obstante se impuso con cierta facilidad, consiguiendo un histórico triplete, que no se ha repetido desde entonces. 4 años más tarde, Zátopek volvió al maratón olímpico y fue 6º.

Los atletas etíopes dominaron las 3 siguientes ediciones de los Juegos. El vencedor en los Juegos de México 1968 fue Mamo Wolde (1932-2002), que sucedió a su compatriota Abebe Bikila (1932-1973). Wolde había sido 4º en los 10 000 m en Tokio 1964 con 28:31,8, su mejor marca de siempre. En México, antes de ganar el maratón, se había hecho con la plata en 10 000. En los Juegos de Múnich 1972 ganó el bronce en el maratón, con su mejor marca de siempre, 2h15:08. En 5000 m acreditó 13:38,8.

El vencedor del maratón de Múnich, el estadounidense Frank Shorter (1947) alternó la pista con el maratón, como lo acreditan sus plusmarcas personales de 5000 m, 13:26,60 (1977), 10 000 m, 27:45,91 (1975) y maratón, 2h10:30 (1972). En Múnich fue además 6º en los 10 000 m con plusmarca personal. 4 años después, en los Juegos de Montreal, fue subcampeón olímpico de maratón.

El 5º en el maratón olímpico de Montreal fue el finlandés Lasse Virén (1949). Finlandia disfrutó en los años 70 de una segunda edad de oro, con Virén como representante más destacado. En Múnich hizo doblete en 5000 y 10 0000 m. Repitió en Montreal y trató de emular a Zátopek ganando también el maratón, al día siguiente de imponerse en  el 5000. Era la primera vez que salía en la prueba. Su 5º puesto, con 2h13:11,  constituye una gran hazaña. El ganador, el alemán Waldemar Cierpinski (1950), dio una vuelta de más. Viren, que en 1972 llegó a tener las plusmarcas de 5000 m, 13:16,4, y 10 000 m 27:38,35, fue 5º en el 10 000 m de los Juegos de Moscú 1980 y abandonó en el maratón.

En esa época quien sí hizo una buena transición al maratón fue el belga Gaston Roelants (1937), campeón olímpico en 1964 y plusmarquista mundial de 3000 m obstáculos, 8:26,4 (1965). Roelants era también un excelente corredor de campo a través, 4 veces vencedor del Cross de las Naciones, antecedente del actual campeonato del mundo, con buenas marcas en 5000, 13:34,6 (1969), y 10 000 m, 28:03,8 (1972). Fue subcampeón de Europa de maratón en 1969 y bronce en 1974, prueba en la que realizó una mejor marca de 2h16:30.

Otro excelente corredor de campo a través que acabó siendo un excepcional maratoniano es el portugués Carlos Lopes (1947). Tras discretas actuaciones en los Europeos de 1971 y 1974 y en los Juegos de Múnich, en 1976 se proclamó campeón mundial de campo a través y subcampeón olímpico de 10 000 m. En 1977 fue plata en el Mundial de campo a través, pero diversos problemas físicos lo mantuvieron alejado de los mejores. Pasada la treintena, parecía que su carrera había llegado a su fin, pero resurgió en 1982, acercándose peligrosamente a la plusmarca mundial de 10 000 m que tenía Henry Rono (1952). En 1983 volvió a ser subcampeón mundial de campo a través. Tras abandonar el año anterior en el maratón de Nueva York, después de un encontronazo con un espectador, en abril de 1983 probó en Rotterdam, con excelente resultado, plusmarca europea de 2h08:39. En 1984 se hizo por segunda vez con el oro en el Mundial de campo a través y consiguió la segunda mejor marca de siempre en 10 000 m, 27:17,48, unos días después de hacer marca personal en 5000 m, 13:16,38. Pese a estos buenos registros, en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles optó por correr el maratón. Probablemente en esta decisión pesó su ausencia del podio en el 10 000 del Europeo de 1982 y el Mundial de 1983, pese a tener la mejor marca. En la ciudad californiana se proclamó brillantemente campeón olímpico tras una gran lección estratégica. En 1985 repitió oro en el Mundial de campo a través y se hizo en Rotterdam con la plusmarca mundial de maratón, 2h07:12.

Un caso curioso de los primeros años 80 lo protagonizó en neozelandés Rod Dixon (1950), bronce en 1500 m en Múnich y 4º en 5000 m en Montreal, pruebas en las que llegó a realizar 3:33,89 (1974) y 13:17,27 (1976). Tras unos años de bajo rendimiento, en 1983 realizó en maratón 2h08:59, 9º mejor marca de siempre en aquel momento. Hasta entonces nadie había hecho registros de tanta calidad en 1500 m y maratón. En la misma época, el actual entrenador, el estadounidense Alberto Salazar (1958) hizo en 1982 tiempos de 13:11,93, 27:25,61 y 2h08:52, además de ser plata en el Mundial de campo a través. Diversos problemas físicos condicionaron su rendimiento posterior.

Lopes fue el último europeo plusmarquista mundial de maratón. A partir de mediados de los 80, la jerarquía del fondo comenzó a cambiar, con el declinar europeo y la irrupción de los africanos, sobre todo kenianos y etíopes. El maratón resistió, sin embargo, una década más, lo que permitió destacar a algunos europeos en los 90, entre ellos los españoles Martín Fiz (1963) y Abel Antón (1962). Debido a su falta de aceleración final, Fiz tuvo discretas actuaciones en obstáculos y 5000 metros. Esto le hizo dar el salto al maratón, con resultados magníficos: campeón de Europa en 1994, campeón del Mundo en 1995, 4º en los Juegos de 1996, subcampeón del Mundo en 1997 y 6º en los Juegos de 2000. Su mejor marca fue 2h08:05. Antón, por su parte, había rendido mejor en pista: 8º en el 5000 de los Juegos de 1992, bronce en la misma distancia en el Europeo de 1994 y oro en 10 000 en la misma competición. La diferencia con los africanos en pruebas de ámbito mundial hizo que lo intentase en maratón, con gran éxito: doble campeón mundial en 1997 y 1999. Su mejor tiempo fue 2h07:57.

El cambio de jerarquía en el maratón tuvo lugar definitivamente cuando los mejores africanos comenzaron a dedicarse a esta distancia, especialmente  dos de los grandes corredores de 10 000 de siempre, el keniano Paul Tergat (1968) y el etíope Haile Gebreselassie (1973). Ambos pugnaron duramente por el liderazgo de los 10 Km en pista en los años 90, con resultado favorable al etíope, campeón del mundo en 1993, 1995, 1997 y 1999, además de bronce en 2001 y 2003, y campeón olímpico en 1996 y 2000. Consiguió además la plusmarca de 5000 m en 4 ocasiones, dejándola en 12:39,36 (1998) y la de 10 000 m en 3, hasta dejarla en 27:22,75 (1998). Tergat, por su parte, nunca pudo derrotar a su rival. Fue bronce en el mundial de 1995, plata en 1997 y 1999, así como plata olímpica en 1996 y 2000. Fue plusmarquista de 10 000 m, 26:27,85 (1997) y llegó a correr los 5000 m en 12:49,87 (1997). En campo a través, donde no participaba Gebre, fue 5 veces consecutivas campeón del mundo (1995-1999). En 2003 se convirtió en plusmarquista mundial de maratón con 2h04:55. Gebre, tras quedarse fuera del podio en el 10 000 de los Juegos de 2004, decidió dedicarse preferentemente al maratón, prueba en la que se había iniciado en 2002 en Londres. Allí había sufrdo una de sus pocas derrotas a manos de Tergat, si bien el marroquí Khalid Khannouchi (1971) los había batido a los dos. Gebre sucedió a Tergat como plusmarquista mundial con 2h04:26 en 2007, tiempo que mejoró a 2h03:59 al año siguiente. Ninguno de los dos tomó parte en esta prueba en Mundiales o Juegos. Gebre compitió en 10 000 de los Juegos de Pekín 2008 y ocupó la 6ª posición. El etíope se convirtió en el primer atleta de la historia en ser plusmarquista mundial en las 3 pruebas olímpicas de fondo, pero no llegó a serlo simultáneamente.

Otro de los candidatos a mejorar la plusmarca mundial, el keniano campeón olímpico Eliud Kipchoge (1984), tiene un gran historial en pista. Siendo júnior, dio la sorpresa en el 5000 del Mundial de París, haciéndose con el oro, 12:52,61, en lo que parecía un duelo exclusivo entre Bekele y el marroquí Hicham El Guerrouj (1973). En la misma prueba fue bronce olímpico en 2004 y plata en 2008, además de plata en el Mundial de 2007. Su mejor marca es 12:46,53 (2004). En 10 000 m ha corrido en 26:49,02 (2007) pero nunca ha intervenido en un gran campeonato. Tras no clasificarse para los Juegos de Londres 2012, decidió pasarse al maratón. En 2016 realizó en Londres 2h03:05, muy cerca de la plusmarca mundial. En Río se proclamó campeón olímpico.

De los últimos en hacer la transición con éxito es el estadounidense Galen Rupp (1986). Con marcas de 12:58,90 (2012) y 26:44,36 (2014), en el maratón de los Juegos de Río fue bronce con 2h10:05, tras ocupar la 5ª plaza en 10 000. En los Juegos de Londres 2012 había sido plata en 10 000 m. Su primer maratón fue el de la pruebas de selección de su país, que ganó con 2h11:13. Su margen de mejora es grande.

A corto plazo se espera el salto al maratón del británico Mo Farah (1983). El historial en pista de Farah es tremendo: doble oro olímpico en 5000 y 10 000 m (2012 y 2016), 3 veces campeón del mundo de 5000 m (2011, 2013 y 2015) y 2 de 10 000 (2013 y 2015). Nunca intentó las plusmarcas mundiales de 5000 o 10 000 m. Sus mejores registros son 12:53,11 (2011) y 26:45,47 (2011). Es plusmarquista europeo de 1500 m, 3:28,81 (2013) y de las 2 millas en pista cubierta 8:03,40 (2015). Ha corrido el medio maratón en 59:32 (2015). En 2014 corrió por primera vez un maratón, en Londres. Su marca de 2h08:21 no lo dejó satisfecho (ni a la prensa). Quizá no pensaron que 9 meses antes había hecho la plusmarca europea de 1500 m. Farah ha anunciado que 2017 será su último año en pista. A partir de 2018 solo competirá en carretera.

Es muy probable que la plusmarca mundial de maratón mejore este año. Quizá no tanto como para bajar de 2 horas. En cualquier caso será muy interesante ver los grandes maratones de primavera y otoño. Bekele tiene la oportunidad de poseer las tres plusmarcas mundiales, pero sus rivales no se lo pondrán nada fácil.

Esta semana hizo 6 meses desde que abrí el blog y se alcanzaron las 10 000 visitas. Muchas gracias a todos por leerme y difundirme.

La pugna entre Gärderud y Malinowski por el cetro mundial de obstáculos

Si hay una prueba atlética en la que un solo país exhibe una absoluta superioridad esa son los 3000 metros obstáculos. Desde 1968 los kenianos han ganado en todas las ediciones en las que tomaron parte, con 5 dobletes y 2 tripletes. Kenia no acudió a los Juegos de Montreal 1976 ni a los de Moscú 1980. En los obstáculos de ambas competiciones se hicieron con el oro por última vez dos atletas europeos, que probablemente habrían ganado de todas formas con los kenianos en concurso. Ambos fueron dos de los grandes obstaculistas de la historia: el sueco Anders Gärderud y el polaco Bronislaw Malinowski.

Sven Anders Gärderud había nacido en Degerford, una localidad de 7000 habitantes situada a 260 Km al Oeste de Estocolmo, el 28 de agosto de 1946. Su padre practicaba orientación, deporte al que el joven Anders comenzó a dedicarse cuando tenía 12 años. No obstante, a los 15 años empezó a practicar atletismo. En pocos años la prensa comenzó a referirse a él como el nuevo Hagg. Günder Hagg (1918-2004), atleta sueco, había establecido en la década de los 40 15 plusmarcas mundiales en distancias desde los 1500 hasta los 5000 m. En sus comienzos, Gärderud entrenaba con Gosta Olander (1893-1972), conocido de mediofondistas y fondistas españoles de la época como Jorge González Amo (1945), Alberto Esteban (1943), Francisco Aritmendi (1938), Fernando Aguilar (1938-2013), Mariano Haro (1949) o José María Morera (1947) , que acudían a la estación invernal de Vålådalen a entrenarse con él.

Garderud tuvo un gran rendimiento en la categoría junior. Fue oro en los primeros Juegos Europeos de la categoría (antecedentes del Europeo júnior) en la prueba de 1500 m obstáculos en 1964. Al año siguiente hizo plusmarca mundial júnior de esta prueba con 4:00,8. En la distancia lisa realizó 3:45,1 y en la milla 4:01,8, plusmarca europea de la categoría. También, con 8:59,4, bajó por primera vez de 9:00,0 en 3000 m obstáculos. Su primer campeonato en categoría absoluta fue el Europeo de 1966, donde tomó parte en el 1500 y se quedó cerca de acceder a la final.  En esos años el sueco se dedicó a las distancias lisas, sobre todo al 1500, prueba en la que bajó de 3:40,0 por primera vez, 3:39,6, en 1967. Al año siguiente, tomó parte en los Juegos de México en 800 y 1500 m, distancias en las que acreditaba 1:47,2 y 3:38,7. No pudo superar la primera ronda en ninguna de ellas. En los dos años siguientes no consiguió mejorar sus marcas en las pruebas lisas. Volvió a correr los obstáculos, con nueva plusmarca personal de 8:38,58 en 1969. Estas prestaciones resultaron frustrantes para Gärderud, quien, desmotivado por el atletismo, volvió a competir en carreras de orientación.

Las cosas mejoraron, no obstante, en 1971, año en que se celebraba el Europeo en Helsinki. Centrado en los obstáculos, se presentó en la capital finesa con 8:35,8, tiempo que mejoró largamente en su serie del Europeo, primero con 8:28,32. En la final, sin embargo, solo pudo ser 10º, con 8:39,6, lejos del vencedor, el francés Jean Paul  Villain (1946), 8:25,12. Pese a no cumplir expectativas, Gärderud no se rindió. Pidió consejo al finlandés Juha Väätäinen (1941), que había ganado en 5000 y 10000 m y este le recomendó que lo acompañase a España a entrenar el siguiente invierno. El sueco accedió y cambió además su método de entrenamiento, con un sustancial incremento del kilometraje. Estaba decidido a hacer un gran papel en los Juegos de Múnich donde se encontraría a un joven polaco con nombre de antropólogo, que en Helsinki había sido 8º en el 5000 con plusmarca de su país.

Bronislaw Malinowski había nacido en la localidad polaca de Nowe, a 80 Km al sur de Gdansk, el 4 de enero de 1951. De padre polaco y madre escocesa, le pusieron Bronislaw en homenaje al conocido antropólogo (1884-1942). Malinowski fue el primer campeón europeo júnior de 2000 m obstáculos, en París 1970, con 5:44,00. Ese año ya corría los 3000 m obstáculos en 8:45,2. Aunque mejoró notablemente su marca en esta distancia al año siguiente hasta dejarla en 8:28,8, en el Europeo de Helsinki prefirió tomar parte en los 5000 metros, donde tuvo una destacada actuación, 8º con nueva plusmarca polaca de 13:39,33. Tan solo contaba con 20 años. En los Juegos de Múnich participaría tanto en esta prueba como en los obstáculos.

Gärderud y Malinowski llegaron a los Juegos con marcas respectivas en obstáculos de 8:23,4 y 8:22,2, tiempos próximos a la plusmarca mundial del australiano Kerry O’Brien (1946) de 8:22,0 (8:21,98), que ese año acreditaba 8:25,6. Ambos eran, junto a O’Brien, candidatos a medalla. Entre los favoritos también se encontraban el finlandés Tapio Kantanen (1949), 8:23,0 y el polaco Kasimierz Maranda (1947), 8:23,6. Se prestaba menos atención a la armada keniana, formada por Amos Biwott (1947), Kip Keino (1940) y Ben Jipcho (1943). En los Juegos de México habían hecho doblete con oro para Biwott en 8:51,0 y plata para Benjamin Kogo (1944). La mejor marca de entonces de Biwott era 8:44,8, lejos de las mejores. Su victoria se atribuyó a la altitud de la capital mexicana. Acudió a Múnich con una plusmarca personal de 8:29,8, conseguida ese año en los campeonatos de Kenia. Para Keino eran sus terceros Juegos. Era el vigente campeón olímpico de 1500 m y subcampeón de 5000m. Por cuestiones de horario no podía correr ambas prueba en Múnich y sustituyó el 5000 por los obstáculos, distancia en la que, pese a su corta experiencia, acreditaba 8:30,0. Jipcho, que había corrido la final de 1500 m  de México, llevaba un año alternando 1500/milla con obstáculos, prueba en la que era plusmarquista keniano con 8:27,13.

La organización decidió hacer solo una ronda clasificatoria de 4 series. Los 3 primeros entraban en una final muy cara. Las series mostraron que los kenianos eran serios candidatos al oro. En la primera se impuso Kantanen con 8:24,8. Keino fue 2º con plusmarca personal, 8:27,1. Jipcho ganó fácilmente la segunda serie en 8:31,6. En la tercera serie se produjo la sorprendente eliminación de Gärderud, 5º con 8:30,8, a 0,4 de la clasificación, derrotado por atletas que no eran superiores a él. Biwott ganó la cuarta serie con plusmarca personal de  8:23,8, con Malinowski segundo.

La final resultó muy rápida. Malinowski dio paso al 2000 en 5:44,73, seguido de los tres kenianos y Kantanen. La posiciones se mantuvieron hasta que a falta de 500 m, Keino pasó a la primera posición, cambió de ritmo y se llevó con él a Jipcho y a Kantanen. Malinowski se quedó algo rezagado en 4ª posición. Keino resistió los ataques de Jipcho y se hizo con el oro, pese a su deficiente técnica, con 8:23,73, su mejor marca personal. Jipcho ganó in extremis la plata, 8:24,62, y Kantanen fue bronce, 8:24,66. Algo más atrás llegó Malinowski, que pudo mantener la 4ª posición, 8:27,92. Probablemente esperaba más, con 21 años tendría más oportunidades.

Tanto Gärderud, que había mejorado a 13:35,2, plusmarca nacional, como Malinowski salieron en las series de 5000 m, pero se quedaron lejos de la clasificación. El sueco alegó que su bajo rendimiento olímpico se había debido a un resfriado, pero no pudo evitar que lo etiquetasen de mal competidor. Quizá para reforzar esta idea, unos días después de los Juegos se convirtió en plusmarquista mundial de obstáculos con 8:20,7, homologado 8:20,8. Kantanen fue 2º con 8:21,0. Los pases cada Km: 2:47,6, 2:51,3 y 2:41,8.

Gärderud perdió la plusmarca mundial a manos de Ben Jipcho, que realizó 8:19,8 y unos sorprendentes 8:13,91 (8:14,0), en 1973. No obstante el sueco siguió progresando hasta 8:18,39. Malinowski, por su parte, mejoró tanto en obstáculos, 8:21,6, como en 5000 m 13:32,5. Ambos atletas estaban destinados a tener su primer mano a mano en la alta competición en el Europeo que se celebraba en Roma en 1974. El sueco parecía que llegaba en la forma ideal. Había vuelto a mejorar su marca personal de obstáculos, 8:14,2, a 0,2 de la plusmarca mundial. Además había realizado también sus plusmarcas personales de 1500 m, 3:36,73, y 5000 m, 13:25,2. Malinowski acreditaba ese año 8:19,2, algo peor que el alemán Michael Karst (1952), segundo europeo del año con 8:18,50.

En Roma, tanto Malinowski, que había sido 4º en el 10000, como Gärderud ganaron sus respectivas series clasificatorias con tiempos similares y rápidos, 8:23,60 y 8:23,62. La final, liderada en su mayor parte por Malinowski, acabó con un mano a mano en la última vuelta entre el polaco y el sueco, que se resolvió a favor del primero. Malinowski se impuso con marca personal de 8:15,04, por 8:15,41 de su rival. Ya no se podía acusar a Gärderud de mal competidor, aunque en esta ocasión, dando lo mejor de sí, había resultado derrotado por un atleta mejor.

La carrera de obstáculos comienza en 1:17

Al año siguiente, el 10 de junio en Estocolmo, los dos grandes rivales volvieron a enfrentarse, y empataron a 8:15,37, aunque dieron la primera posición al sueco. Gärderud estaba decidido a recuperar el primado mundial y lo consiguió el 25 de junio en Oslo con 8:10,4 (2:47,0, 2:43,0 y 2:40,4). Tras mejorar su tiempo en la milla, 3:54,45, el 1 de julio volvía a Estocolmo a una prueba de obstáculos de gran nivel con Malinowski, Kantanen y Karst. Con pases de 2:47,4 y 5:28,8 (2:41,4), la última vuelta parecía un nuevo mano a mano entre Gärderud y Malinowski, pero esta vez el sueco dio un brusco acelerón a falta de 300 m, que lo llevó a superar su plusmarca mundial con 8:09,70 (último 200 en 27,5). El polaco fue un lejano 2º con mejor marca personal de 8:12,62.

El resto de la temporada no ofreció mucho más para Gärderud, sí para Malinowski que mejoró en 1500 m con 3:38,7. Tal vez ambos se dedicaron a guardar fuerzas para los Juegos de  1976. Y unos días antes de ir a Montreal, ambos mostraron muy buena forma. Volvieron a coincidir, esta vez en un 5000 de gran nivel. Gärderud batió a Malinowski por 0,1, con plusmarcas nacionales, aún vigentes, para ambos 13:17,59 y 13:17,69. El vencedor de la carrera había sido el neozelandés Dick Quax (1948) con 13:13,10. Las marcas de los dos obstaculistas fueron respectivamente la 12ª y 13ª de siempre en aquel momento. Unos días más tarde, en la capital de Quebec estaban los mejores obstaculistad. El boicot africano no había tenido ningún efecto en la prueba. Tras el pase de Jipcho al profesionalismo no había surgido ningún corredor de África que amenazase la hegemonía europea.

Tanto Gärderud como Malinowski se centraban esta vez exclusivamente en los obstáculos. Sus mejores marcas de ese año eran respectivamente 8:15,52 y 8:18,38. Hubo 2 semifinales y los dos rivales coincidieron en la primera, en la que se impuso el polaco con 8:18,56. El sueco ocupó una cómoda 3ª plaza con 8:21,43. En la final el plusmarquista español, 8:21,00, el valenciano Antonio Campos (1951), lideró el pase de los 1000 m en 2:43,6. El paso por la mitad de la prueba fue de 4:06,5. En ese momento Malinowski tomó la cabeza y dio paso al 2000 en 5:29,1. En grupo de delante se había reducido al propio atleta polaco, Gärderud, Kantanen y el alemán Frank Baumgartl (1955-2010), campeón de Europa júnior de 2000 m obstáculos en 1973, acreditado en 8:17,6 (1975). A falta de 400 m, con Kantanen tratando de no descolgarse, Malinowski continuaba en cabeza. En la contrarrecta Gärderud pasaba a la primera posición. En el 200 , Baumgartl se lanzó por el sueco, mientras Malinowski parecía perder opciones. En el último obstáculo, con los dos atletas igualados el cabeza, el alemán tropezó y se fue al suelo. Gärderud, a sus casi 30 años, conseguía su objetivo de ser campeón olímpico, con plusmarca mundial de 8:08,02. Malinowski, que hubo de saltar también a Baumgartl, se hizo con la plata con marca personal de 8:09,11. Este pudo recuperarse y ser bronce con su mejor marca de 8:10,36. Kantanen, 4º, también mejoró con 8:12,60 su plusmarca personal. Antonio Campos obtuvo una gran resultado al ser 8º.

Gärderud había reservado su mejor actuación de siempre para el mejor escenario. Unos días después resultó derrotado por Malinowski en Estocolmo (8:12,23 frente a 8:13,11), pero el objetivo ya estaba conseguido. Aún siguió compitiendo una temporada más, pero ya lejos de los mejores. Se retiró en 1977 con marcas personales de 1:47,2, 3:36,73, 3:54,45, 7:47,0, 8:08,02, 13:17,59 y 28:59,2. Probablemente el mejor fondista sueco desde Gunder Hägg. Tras dejar el atletismo, Gärderud volvió a competir en carreras de orientación, ejerció como entrenador y se hizo comentarista de atletismo en la TV.

Malinowski, con 25 años, aún tenía bastante recorrido. Sin el sueco en concurso, sus siguientes objetivos eran el Europeo de 1978 y los Juegos de Moscú 1980. En 1978 surgió un atleta excepcional, que se hizo en esa temporada con 4 plusmarcas mundiales. El keniano Henry Rono (1952), estudiante de la Universidad del Estado de Washington, superó los topes mundiales de 5000 m (13:06,4, Berkeley 8 de abril), 3000 m obstáculos (8:05,4, Seattle 13 de mayo), 10 000 m (27:22,4, Viena 11 de junio) y 3000 m (7:32,1, Viena 27 de junio). Entre enero y noviembre tomó parte en 52 carreras. El 7 de septiembre se enfrentó a Malinowski en Coblenza y resultó derrotado por 2 segundos, 8:15,50 para el polaco, 8:17,51 para el keniano. Unos días antes, Malinowski había renovado su título europeo de obstáculos con 8:15,08, derrotando al joven alemán Patrick Ilg (1957), 8:16,92. Además Malinowski realizó ese año su mejor marca en 1500 m, 3:37,52.

En 1979, Polonia participaba por primera vez en el Campeonato del Mundo de Campo a través, que se celebraba en la ciudad irlandesa de Limerick. El triunfo fue para el atleta local John Treacey (1957). Malinowski, en una brillante actuación, se hizo con la plata. Tras una discreta temporada al aire libre, su objetivo estaba en Moscú, donde tenían lugar los Juegos Olímpicos de 1980. El boicot decretado por el Presidente de Estados Unidos James Carter (1924) hizo que, por segunda vez consecutiva, Kenia no tomase parte en los Juegos. Es difícil saber qué papel podría haber desempeñado Rono. En 1978 había ganado los obstáculos y el 5000 en los Juegos de la Commonwealth. Su rendimiento había bajado en 1979. En 1980 apenas corrió obstáculos. En cualquier caso, sin el keniano el gran favorito era el polaco, que contaba con 29 años.

Por primera vez había 2 rondas clasificatorias. En las semifinales, el tanzano Filbert Bayi (1953) mejoraba su plusmarca personal con 8:16,11. Bayi había sido el protagonista de uno de los mejores 1500 de siempre, cuando en 1974, en los Juegos de la Commonwealth celebrados en Christchurch (Nueva Zelanda), se hizo con la plusmarca mundial del kilómetro y medio, 3:32,16, corriendo en cabeza desde el primer metro. Al año siguiente había superado la plusmarca mundial de la milla, 3:51,0. Sin embargo problemas de salud, padecía malaria, le impidieron alcanzar la forma de esas temporadas en los años siguientes. En 1980, con la irrupción de los británicos Steve Ovett (1955) y Seb Coe (1956) en medio fondo optó por los obstáculos. En la misma semifinal que Bayi, el granadino Francisco Sánchez Vargas (1958), 4º, se convertía con 8:18,96 en nuevo plusmarquista español, desbancando a Antonio Campos. Habría 2 españoles en la final, pues en la otra semifinal el alicantino Domingo Ramón (1958) había ocupado la segunda plaza tras Malinowski.

Fiel a su estilo, Bayi impuso un ritmo tremendo en la final con parciales de 2:38,8 y 5:20,3. A falta de una vuelta llevaba más de 5 segundos de ventaja Malinowski, quien, no obstante, consiguió alcanzarlo y se hizo con el oro cerca de su mejor marca, 8:09,70, Bayi fue segundo con 8:12,48 y el etíope Eshetu Tura (1950) 3º.  Los españoles Ramón y Vargas tuvieron una excelente actuación entrando 4º, 8:15,74, nueva plusmarca española, y 5º, 8:17,93, respectivamente.

Tras sus dos oros europeos y la plata olímpica de Montreal, Malinowski conseguía su objetivo de subir a lo más alto del podio olímpico, además de forma brillante. Igualaba así a su compatriota Zdzisław Kryszkowiak (1929-2003), oro olímpico en Roma, un versátil corredor, doble oro además en 5000 y 10 000 m en el Europeo de 1958. Malinowski continuó compitiendo en 1981. Acudió por invitación a los Juegos de la Conferencia del Pacífico, una competición que se celebró cada 4 años entre 1969 y 1985 en la que participaban Estados Unidos, Canadá, Japón y Nueva Zelanda. En la edición de 1981, que tuvo lugar en Christchurch el 31 de enero y 1 de febrero, se podía por primera vez tomar parte por invitación. El polaco ganó los obstáculos con 8:24,02, marca que no mejoró en el resto de la temporada. Desgraciadamente, el 27 de septiembre Malinowski perdía la vida en un accidente de tráfico en un puente de la ciudad polaca de Grudziądz. Dejaba de existir uno de los grandes fondistas polacos de la historia, corredor todoterreno con mejores marcas de 3:37,42, 3.55,40, 7:42,4, 8:09,11, 13;17,69 y 28:25,19. Sus tiempos en la milla, 3000 m, 3000 m obstáculos y 5000 m continúan siendo plusmarca nacional polaca 40 años después.

En los años 80, las jerarquías empezaron a cambiar. El atletismo europeo resistió inicialmente la marea africana. En el primer campeonato del Mundo, celebrado en Helsinki en 1983, el alemán Patrick Ilg se hizo con el oro. En esa carrera el único africano en la final fue el keniano Julius Korir (1960), 7º. Korir, de forma un tanto sorprendente, se convirtió en campeón olímpico al año siguiente. Desde entonces Kenia se ha llevado todos los oros olímpicos, estableciendo una superioridad apabullante, tiranía que se repite en los campeonatos del Mundo, en los que, salvo en las 2 primeras ediciones, atletas nacidos en Kenia han ganado siempre.

Hoy día puede sorprender pero en los años 70 la pugna entre dos europeos llevó a la prueba de 3000 metros obstáculos a progresar enormemente. En 4 años se mejoró la plusmarca mundial en casi 14 segundos. Anders Gärderud y Bronislaw Malinowski sin duda se merecen estar entre los grandes de la espectacular prueba de obstáculos.

El 1500 en España (y IX). Epílogo

Y hasta aquí la historia del 1500 masculino en España. Para próximas entradas quedará el 1500 femenino. En 2004 había publicado una entrada sobre la historia del 1500 en España en el foro Elatleta.com, en un espacio de grato recuerdo llamado ¿De quién hablamos? Eran 2182 palabras, más la estadística. Pensé en ampliarlo un poco y hacer 4 entradas. Al final resultaron 8 entradas de unas 2000 palabras cada una más la estadística. Ha sido muy interesante bucear desde sus inicios en la que fue durante años prueba reina del atletismo español. No hay mucha información anterior a los años 50. En este sentido ha sido de gran ayuda la hemeroteca de El Mundo Deportivo y la colaboración de Miguel Villaseñor para fechas de nacimiento y fallecimiento de atletas de aquella época. En algunos casos, como los de Jaume Angel y Enrique Piferrer recurrí a las esquelas de La Vanguardia para averiguar sus fechas de fallecimiento. Por cierto, no logré saber la causa de la muerte de Joaquín Miquel, a la temprana edad de 25 años.  Algo que me sorprendió negativamente fue que no hubiese ningún tipo de obituario en Atletismo Español de Manuel Macías en 1983. También tengo que agradecer a Jorge González Amo que me aportase información sobre el desarrollo de la prueba en España a finales de los 60 y en los 70, así como su revisión crítica de las entradas del blog. A partir de finales de los 70 las fuentes de información son muy numerosas, por lo que resultó más sencillo reconstruir la historia.

Y la historia comienza de forma muy precaria. Hasta los años 50, con el surgimiento de Tomás Barris, el 1500 español está a años luz de los mejores del mundo. No fue hasta 1954 que un español, Manuel Macías, consiguió bajar de 4 minutos, entonces un tiempo discreto en el ámbito internacional. Es probable que sin la Guerra Civil, el primero hubiese sido Jaume Angel, uno de los primeros en entrenar de forma reglada, pero hubo que esperar casi 20 años. Con Barris, el 1500 español encontró su hueco en el mapa internacional. Tras Barris se consolidó una buena masa crítica de mediofondistas, de donde salieron a finales de los 70 José Manuel Abascal y José Luis González, que llevaron la prueba casi a los más alto del panorama mundial, con medallas en Europeos, Mundiales y Juegos. Los logros de estos atletas se vieron superados en la década de los 90 con el oro olímpico de Fermín Cacho, así como los oros europeos del propio Cacho y de Reyes Estévez. El nuevo siglo no consiguió mejorar lo anterior, pero proporcionó una buena generación de milleros durante los primeros 10 años, con Juan Carlos Higuero, Arturo Casado 0 Manuel Olmedo como representantes más destacados. En los últimos años la prueba ha decaído, aunque se vislumbra un futuro esperanzador con el regreso de David Bustos y algunos buenos atletas en categorías inferiores.

Para los que queráis la serie completa os la dejo en el siguiente PDF:

el-1500-en-espanael-1500-en-espana

Lista española de todos los tiempos (cerrada el 31 de diciembre de 2016)

3:28.95 Fermín Cacho 160269 2cA Zúrich 13.08.1997
3:30.57 Reyes Estévez 020876 3 Sevilla 24.08.1999
3:30.92 José Luis González 081257 3 Niza 16.07.1985
3:30.94 Isaac Viciosa 261269 5 Mónaco 08.08.1998
3:31.13 José Manuel Abascal 170358 1 Barcelona 16.08.1986
3:31.21 José Antonio Redolat 170276 1 Estocolmo 17.07.2001
3:31.48 Andrés Manuel Díaz 120769 2 Mónaco 18.08.2000
3:31.57 Juan Carlos Higuero 030878 4 Roma 14.07.2006
3:32.70 Arturo Casado 260183 4 Berlín 22.08.2010
3:32.88 Alvaro Fernández 070481 11 Bruselas 03.09.2004
3:33.18 Diego Ruiz 050282 3c1 Barcelona 22.07.2011
3:33.43 Sergio Gallardo 220379 8 Roma 13.07.2007
3:34.03 Manuel Pancorbo 070766 8 Niza 16.07.1997
3:34.10 Álvaro Rodríguez 250587 6 Hengelo 27.05.2012
3:34.44 Manuel Olmedo 170583 10 París 08.07.2011
3:34.47 Anacleto Jiménez 240267 1 Madrid 12.06.1996
3:34.66i Roberto Parra 060476 1 Sevilla 22.02.2003
3:34.77 David Bustos 250890 2cA Huelva 07.06.2012
3:35.15 Ángel Fariña 210567 4 Barcelona 16.07.1990
3:35.24 Adel Mechaal 051290 1cA Barcelona 30.06.2016
3:35.55 Francisco J Abad 180881 7 Zagreb 13.09.2011
3:35.56 José Luis Carreira 300362 2 La Coruña 06.08.1986
3:35.69 Alberto García 220271 4 Madrid 07.07.2001
3:35.84 Teófilo Benito 220766 4 Guecho 29.06.1991
3:35.86 Andrés Vera 311260 4 La Coruña 06.08.1986
3:36.11 Orlando Castro 011170 7 Rieti 30.08.1998
3:36.11 Luis M Martín 110172 4 San Sebastián 20.08.2002
3:36.41 Carlos García 200875 5 Madrid 12.06.1996
3:36.41 Mauris Surel Castillo 191084 5cA Barcelona 30.06.2016
3:36.53 Jesús España 210878 6 Doha 15.05.2002
3:36.71 Pedro A Esteso 131076 7 Zagreb 08.07.2002
3:36.81 Eugenio Barrios 031176 8 Berlín 03.09.2006
3:36.83 Víctor Rojas 091268 8 Barcelona 16.07.1990
3:36.93 Marc Alcalá 071194 6c1 Barcelona 30.06.2016
3:37.13 Mateo Cañellas 270472 3 Sevilla 06.06.1996
3:37.24 Antonio Abadía 020790 1cB Huelva 03.06.2016
3:37.5 m Abel Antón 241062 1 Zaragoza 17.09.1985
3:37.64 Jaime López de Egea 050455 1 Grosetto 18.07.1984
3:37.67 José Manuel Cerezo 230673 9c1 San Sebastián 10.08.2003
3:37.68 Alberto Imedio 240591 7c1 Huelva 12.06.2013
3:37.70 Víctor JCorrales 120389 3c1 Mataró 18.07.2015
3:37.72i Lorenzo Hidalgo 070165 3 Sevilla 27.02.1990
3:37.77 Carlos Alonso 150989 8c1 Huelva 12.06.2013
3:37.79 Francisco J Alves 030980 6 San Sebastián 20.08.2002
3:38.07 Yusef El Nasri 280779 13 París 03.07.1999
3:38.13 Marco Antonio Rufo 090368 1c1 Alcalá de Henares 23.06.1990
3:38.13 Federico Gallego 260267 4 Barcelona 04.08.1991
3:38.16 Antonio Herrador 291166 7 Rieti 05.09.1995
3:38.17 Gustavo Platas 190281 4 Huelva 13.09.2007
3:38.30 Adelino Hidalgo 080363 4 La Coruña 05.08.1987
3:38.30 Kevin López 120690 10c1 Huelva 12.06.2013
3:38.31 Juan Carlos Esteso 131076 10cA Barcelona 29.07.1999
3:38.34 Joan Viudes 190167 5 Barcelona 04.08.1991
3:38.34 Roberto García 200875 4 Huelva 07.06.2005
3:38.43 Enrique Molina 250268 6 Barcelona 04.08.1991
3:38.64 Llorenç Sales 140788 6c1 Mataró 18.07.2015
3:38.68 Francisco España 271084 6 Oslo 06.06.2008
3:38.7m Bruno Toledo 231173 1 Oviedo 09.05.1998
3:38.75 Víctor Riobó 060480 9c1 Huelva 10.06.2009
3:38.87i Antonio M Martínez 201278 3 Sevilla 22.02.2003
3:38.96 Igor Murga 150374 15c1 Barcelona 29.07.1999
3:39.08 Felipe Carnicer 250383 Bilbao 23.06.2007
3:39.09 Carles Castillejo 180878 8c1 Madrid 19.07.2003
3:39.12 Benjamín Fernández 121055 3 Barcelona 13.08.1985
3:39.15 Rubén Villarroya 301076 10 San Sebastián 20.08.2002
3:39.18 Alejandro Gómez 110467 4 Vigo 23.07.1991
3:39.35 Mariano E Villarrubia 201180 12c1 Huelva 13.06.2008
3:39.36 Luis Alberto Marco 200886 7c1 Huelva 02.06.2011
3:39.43 Andrés Martínez 091268 5c1 Alcalá de Henares 02.07.1994
3:39.46 Alfredo Carlos Rodelas 191261 11 Guecho 30.07.1990
3:39.49 David Palacio 080688 7c1 Mataró 15.07.2014
3:39.6m Colomán Trabado 020158 1 La Coruña 18.08.1982
3:39.64 Iván Pérez 230476 1c1 Baracaldo 01.07.1998
3:39.65 Roberto Pérez 190568 11 La Coruña 26.07.1990
3:39.75 Miguel Martínez 090268 5 Andújar 08.09.1990
3:39.76 Víctor M Morente 280471 16cA Barcelona 29.07.1999
3:39.79 Sergio Sánchez 011082 10c1 San Sebastián 03.07.2004
3:39.85 Aelemayehu Bezabeh 220986 12c1 Huelva 09.06.2010
3:39.92 Emilio A Martín 220682 11c1 San Sebastián 03.07.2004
3:40.0m Jorge González Amo 270145 3 Gotemburgo 26.08.1968
3:40.05 Txomin Martín 100970 3 Baracaldo 19.06.1996
3:40.07 Luis A Zabaleta 170261 3c1 Alcalá de Henares 23.06.1990
3:40.2m Juan José Torres 261157 1 Barcelona 08.09.1983
3:40.20 Javier Moro 160475 12 Barcelona 25.07.1998
3:40.23 Carlos Atila Cuenca 240672 8 Lucerna 29.06.1993
3:40.29 Antonio Fernández Agudo 210361 4 Barcelona 16.08.1986
3:40.31 Jaime Villalonga 100565 5 La Coruña 20.08.1988
3:40.34 Xavier Areny 200181 2c1 Baracaldo 13.07.2002
3:40.4m Antonio Burgos 281149 6 Aarhus 27.06.1972
3:40.41 Víctor Montaner 120886 10c1 Málaga 27.06.2009
3:40.45 Manuel López 060464 6 Barcelona 13.08.1985
3:40.49 Manuel Ángel Penas 091177 4c1 Nivelles 16.08.2002
3:40.58 Pol Guillén 011077 2c1 Barcelona 25.07.2001
3:40.61 Francisco Javier Ferrando 081173 4 Zaragoza 30.07.1997
3:40.62 Miguel Quesada 180979 14 San Sebastián 20.08.2002
3:40.67 Antonio Serrano 080365 8 Barcelona 12.07.1989
3:40.69 José Blas Serrano 250972 4 Baracaldo 19.06.1996
3:40.70 Pablo Villalobos 200578 2c1 Baracaldo 10.07.2004
3:40.72 Javier Rodríguez 220274 8 Sevilla 05.06.1994
3:40.72 Juan José Troya 151084 2c2 Barcelona 25.07.2009
3:40.9m Juan Puerta 280971 1 Gijón 27.07.1995
3:40.92 Jordi Torrents 250997 13c1 Barcelona 30.06.2016
3:40.95 Carlos Suárez 250975 9 Maia 15.07.2000
3:40.96 Eliseo Martín 051173 1c1 Gerona 21.08.2000
3:41.00 Lluís Mezquida 120574 5c1 Barcelona 16.06.1999
3:41.00 Daniel Lahaba 111181 1c2 Huelva 20.06.2006
3:41.01 Miguel Ángel García 071176 2 Barquisimeto 20.06.2003
3:41.06 Roberto Alaiz 200790 1 Palencia 22.06.2013
3:41.16 Francisco Javier Antolín 171169 8 Andújar 08.09.1990
3:41.17 Francisco Javier Pascual 150261 7 Barcelona 30.06.1984
3:41.3+m Alberto Esteban 060143 3 Estocolmo 02.07.1968
3:41.3 m Miguel Ángel Lindoso 310362 4 La Coruña 18.08.1982
3:41.31 Ignasi Taló 060468 6c1 lcalá de Henares 01.07.1995
3:41.37 Fernando Sáinz 251189 12c1 Mataró 18.07.2015
3:41.38 Eduardo Vargas 131176 10 Motril 30.05.1999
3:41.40 Marc A Cepeda 010774 3c1 Gerona 21.08.2000
3:41.44 Carlos Mayo 180995 1 Huelva 10.06.2015
3:41.51 Francisco Roldán 260590 12 Mataró 08.07.2012
3:41.52 Abdelaziz Merzougui 300891 1 Mataró 05.06.2011
3:41.57 Raúl Aldehuela 290176 5c1 Gerona 21.08.2000
3:41.7m Tomás Barris 010230 4 Turku 29.08.1958
3:41.70 Juan Diego Bote 020485 8c2 Sevilla 04.06.2005

Progresión de la plusmarca española de 1500 m

4:33.6 Jaime Mestres Barcelona 28.02.1915
4:31.4 Pedro Prat Barcelona 01.08.1915
4:31.4 Edmundo Medina San Sebastián 30.04.1916
4:30.0 Juan Muguerza San Sebastián 19.03.1918
4:29.0 Rosendo Calvet Barcelona 18.08.1918
4:29.0 Rosendo Calvet Barcelona 22.09.1918
4:23.6 Juan Muguerza San Sebastián 08.06.1919
4:18.0 Juan Muguerza Barcelona 19.10.1919
4:17.4 (1) Joaquim Miquel Tolosa 25.05.1924
4:14.6 (1) Miquel Palau Barcelona 10.05.1925
4:13.4 Miquel Palau Tarragona 05.07.1925
4:13.2 Joaquim Miquel Madrid 26.06.1927
4:12.8 José Reliegos Barcelona 30.06.1929
4:10.4 José Ruiz Tolosa 18.10.1931
4:09.2 Miguel Cialceta Tolosa 23.07.1933
4:08.0 Enrique Piferrer Barcelona 16.06.1935
(4:07.9)
4:03.0 Jaume Angel Barcelona 14.07.1935
4:02.6 Manuel Macías Barcelona 27.07.1946
4:02.2 Daniel Poyán Merano 04.09.1949
(4:02.1)
4:02.0 Daniel Poyán Lausana 01.09.1951
(4:01.9)
4:01.8 Manuel Macías Rabat 10.05.1953
4:00.2 Manuel Macías París 13.06.1953
(4:00.1)
3:59.8 Manuel Macías Madrid 23.05.1954
(3:59.7)
3:59.6 Manuel Macías Madrid 11.07.1954
(3:59.5)
3:54.6 Manuel Macías Barcelona 17.07.1954
(3:54.5)
3:54.6 Tomás Barris Barcelona 07.06.1955
3:54.2 Tomás Barris Barcelona 26.06.1955
3:53.8 Tomás Barris Barcelona 21.07.1955
3:53.6 Tomás Barris Barcelona 15.07.1956
3:53.3 Tomás Barris Varberg 06.07.1957
3:47.9 Tomás Barris Estocolmo 10.07.1957
3:46.4 Tomás Barris Oslo 16.07.1957
3:45.5 Tomás Barris Turku 15.08.1958
3:44.5 Tomás Barris Estocolmo 22.08.1958
3:41.7 Tomás Barris Turku 29.08.1958
3:41.3+ Alberto Esteban Estocolmo 02.07.1968
3:40.0 Jorge González Amo Goteborg 26.08.1968
3:40.01 José Manuel Abascal Atenas 26.06.1977
3:38.2 José Manuel Abascal Barcelona 10.09.1977
3:36.32 José Luis González Bruselas 04.09.1979
3:35.1 José Luis González Barcelona 10.09.1980
3:34.41 José Luis González Estocolmo 07.07.1981
3:33.12 José Manuel Abascal Roma 14.09.1982
3:30.92 José Luis González Niza 16.07.1985
3:28.95 Fermín Cacho Zurich 13.08.1997

Entre paréntesis figura la marca real, cuando los tiempos se redondeaban en quintos de segundo.

Españoles finalistas en 1500 m en Campeonatos de Europa al aire libre, Campeonatos del Mundo al aire libre y Juegos Olímpicos

José M Abascal Europeo 1982 Bronce
José M Abascal Mundial 1983 5º
José M Abascal Juegos 1984 Bronce
Andrés Vera Juegos 1984 7º
José L González Europeo 1986 4º
José L González Mundial 1987 Plata
José L González Europeo 1990 6º
Fermín Cacho Mundial 1991 5º
Fermín Cacho Juegos 1992 Oro
Fermín Cacho Mundial 1993 Plata
Fermín Cacho Europeo 1994 Oro
Isaac Viciosa Europeo 1994 Plata
Manuel Pancorbo Europeo 1994 6º
Fermín Cacho Mundial 1995 8º
Fermín Cacho Juegos 1996 Plata
Fermín Cacho Mundial 1997 Plata
Reyes Estévez Mundial 1997 Bronce
Reyes Estévez Europeo 1998 Oro
Fermín Cacho Europeo 1998 Bronce
Reyes Estévez Mundial 1999 Bronce
Fermín Cacho Mundial 1999 4º
Andrés Díaz Mundial 1999 5º
Andrés Díaz Juegos 2000 7º
Juan C Higuero Juegos 2000 8º
Reyes Estévez Mundial 2001 5º
José A Redolat Mundial 2001 6º
Reyes Estévez Europeo 2002 Plata
Juan C Higuero Europeo 2002 5º
Reyes Estévez Mundial 2003 6º
Reyes Estévez Juegos 2004 7º
Arturo Casado Mundial 2005 5º
Juan C Higuero Mundial 2005 6º
Juan C Higuero Europeo 2006 Bronce
Arturo Casado Europeo 2006 4º
Sergio Gallardo Europeo 2006 5º
Juan C Higuero Juegos 2008 4º
Arturo Casado Europeo 2010 Oro
Manuel Olmedo Europeo 2010 Bronce
Reyes Estévez Europeo 2010 4º
Manuel Olmedo Mundial 2011 4º
David Bustos Europeo 2012 Bronce
David Bustos Europeo 2014 6º
David Bustos Europeo 2016 Plata
David Bustos Juegos 2016 7º

Bibliografía

Calvo M, Etayo JJ, García JM, Hernández JL, Villaseñor M. El atletismo español en los Juegos Olímpicos. AEEA. Boletín 97. Julio 2016.
García JM (editor). El atletismo olímpico español. Amberes 1920 – Barcelona 1992. AEEA. Madrid. 1991.
López JL. Atletismo 84. Sirocco. Barcelona 1985.
Mansilla I. El 1500 masculino en España. Boletín de la AEEA 66 2002.
Mansilla I, Hernández JL. Tomás Barris. El atleta que abrió las puertas de Europa. AEEA. Madrid 2010.
Mansilla I, Villaseñor M. Lista española de todos los tiempos 2016. AEEA. RFEA.
Romo I. Abascal – González, ¿quién es mejor? Atletismo Español 381. Mayo 1987. Pág 5-13.