Cómo acabar una final olímpica con plusmarca mundial y ser solo bronce

En 1924 el fundador del moderno olimpismo, el barón Pierre de Coubertin (1863-1937) consiguió llevar a su ciudad natal los Juegos Olímpicos de verano. Estos Juegos acabarían inmortalizados en la excepcional película Carros de Fuego, con la historia de Eric Liddell (1902-1945) y Harold Abrahams (1899-1978) pero fueron también conocidos porque el futuro actor John Weissmuller (1904-1984)se convirtió en el primer nadador en bajar de 1 minuto en 100 metros o porque el finlandés Paavo Nurmi (1897-1973) se hizo con 5 oros, entre ellos los de 1500 m y 5000 m, ganados con menos de 2 horas de diferencia. En medio de estos logros sucedió un hecho muy curioso. El atleta estadounidense Robert LeGrende (1898-1931) superó la plusmarca mundial de salto de longitud, terminó su final siendo plusmarquista y solamente consiguió la medalla de bronce.

Pierre Robert Lucien LeGrende (Lewiston, Maine, 7 de enero de 1898) nació en el seno de una modesta familia de origen franco canadiense. Pese a ello y a la prematura muerte de sus padres, Robert, probablemente gracias también a su talento atlético, consiguió entrar en la Universidad de Georgetown. Además del atletismo también practicaba fútbol americano, baloncesto y béisbol. Centrándose más en el atletismo comenzó a destacar en la prueba de pentatlón clásico, que se disputó en los Juegos Olímpicos de 1912 a 1924 y en la que se hizo famoso el estadounidense Jim Thorpe (1887-1953). Consistía en la disputa de salto de longitud, lanzamiento de jabalina, 200 metros, lanzamiento de disco y 1500 metros. A diferencia del decatlón, la puntuación no se decidía por tabla sino por puestos. En Estados Unidos continuó disputándose hasta 1978.

En 1917, al entrar los Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial, LeGrende se enroló en los Student Army Training Corps en Georgetown. No se trasladó al frente en Europa pero sí para disputar los Juegos Interaliados en París en 1919, en los que participaban militares de los países que habían ganado la guerra. LeGrende se impuso en el pentatlón, lo que le supuso un recibimiento de héroe en su casa. En 1920 tomó parte en el pentatlón de los Juegos Olímpicos de Amberes. Empató con el 3º, el finlandés Hugo Lahtinen (1891-1977), pero se quedó fuera de las medallas porque Lahtinen lo batió en 3 de las 5 pruebas. 4 años después intentó clasificarse para los Juegos de París en las pruebas de salto de longitud y en el pentatlón. Aunque ganó la prueba combinada de selección, una lesión le impidió clasificarse en la longitud.

1924 Olympic Games in Paris. Pentathlon. Robert Legendre, USA. competing in the Long Jump discipline in the Pentahlon

Robert LeGrende en el salto que le dio la plusmarca mundial (7,76 m) en los Juegos de París de 1924. Imagen: Georgetown Metropolitan.

El pentatlón olímpico tuvo lugar el 7 de julio, con el salto de longitud como primera prueba. En su tercer y último intento LeGrende se fue a 7,76 metros, 7 cm por encima de la plusmarca mundial de su compatriota Edward Gourdin (1897-1966). Sin embargo, tras concluir las cinco pruebas LeGrende no pudo hacerse con el oro. Acabó la final olímpica con una plusmarca mundial y una medalla de bronce, tras el finlandés Eero Lehtonen (1898-1959) y el húngaro Elemér Somfay (1898-1979). Al día siguiente dos atletas de raza negra, William DeHart Hubbard (1903-1976) y el explusmarquista mundial Edward Gourdin, se hacían con el oro y la plata en el salto de longitud. Uno de los dos aparece representado fugazmente en la película Carros de Fuego. La marca del ganador fue 32 cm más corta que el registro de LeGrende en el pentatlón. DeHart Hubbard se convirtió en le primer atleta negro en ganar un oro olímpico. Hoy son mayoría. Al año siguiente superó el tope mundial de  LeGrende con un salto de 7,89 metros. LeGrende se graduó como dentista y se unió a la Marina, donde ejerció su profesión hasta su prematura muerte en 1931, a la edad de 33 años, a causa de una neumonía.

48 años más tarde, en los Juegos de Münich de 1972 estuvo a punto de suceder algo similar. La atleta alemana Heidemarie Rosendhal (1947) se hizo con el oro en el salto de longitud , con 6,78 metros. Dos días después tomó parte en el pentatlón (80 metros vallas, lanzamiento de peso, salto de altura, salto de longitud y 200 metros), prueba antecesora del heptatlón, que también se disputaba en 2 días. El segundo día Rosendhal realizó 6,83 metros en el salto de longitud, a tan solo 1 cm de la plusmarca mundial que ella misma poseía. En la prueba combinada ocupó el segundo lugar. El pertiguista Danny Ecker (1977), que en 2001 saltó 6 metros en sala, es hijo de Rosendhal.

En la actualidad parece difícil que se consiga una plusmarca mundial durante el desarrollo de las pruebas combinadas, tanto masculinas como femeninas. Aunque algunas de las mejores marcas conseguidas en combinadas son excelentes, se encuentran bastante lejos de las plusmarcas mundiales absolutas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s