El 1500 en España (I). De los inicios a Tomás Barris

El pedestrismo (hoy lo llamarían running) comenzó en España a principios del siglo XX. Unos 10 años después las competiciones de carrera a pie se trasladaron a improvisadas pistas en hipódromos, parques, plazas de toros, campos de fútbol o de rugby.

Juan Muguerza (foto http://www.martiperarnau.com

Es entonces cuando se iniciaron los primeros registros en pista y, poco después, en 1917 se celebraba el primer campeonato de España de atletismo, en Atocha, San Sebastián, donde se construyó una pista de 250 metros. El primer campeón de España de 1500 metros fue el guipuzcoano Juan Muguerza (1900 – 1937), en cuyo honor se nombró el cross de Elgóibar, su localidad natal. Muguerza fue 5 veces consecutivas oro en el kilómetro y medio de 1917 a 1921. También fue 2 veces campeón nacional de 800 m (1918 y 1921). Tomó parte en los Juegos de Amberes de 1920 en 1500 y 5000 metros, pruebas en las que fue plusmarquista español con 4:18,0 y 16:13,8. En los Juegos no pasó de la primera ronda. Los topes mundiales de entonces eran 3:54,3 y 14:36,6. En 1921 lo llamaron a filas para intervenir en la guerra del Rif y ya no retomó su actividad atlética. Murió en un bombardeo en 1937.

El catalán Joaquín Miquel (1903-1929) fue el sucesor de Muguerza como plusmarquista nacional y campeón de España de 1500 m. Miquel fue un atleta polivalente en una época en la que se entrenaba de forma poco sistemática. Fue campeón de España de 400 metros (1928), 800 metros (1925, 1926, 1927, 1928) y 1500 metros (1924, 1926, 1927, 1928).

Joaquín Miquel, Harry Broos 1928.jpg
Joaquín Miquel en los Juegos de Amsterdam (foto wikipedia)

Fue el primer español en bajar de 2 minutos en 800 metros, 1:58,8, después mejorado a 1:58,4. Además fue plusmarquista en pruebas olímpicas de 400 metros (50,1), 1500 metros (4:17,4 y 4:13,2) y 5000 metros (15:41,6, primer español sub16′). Fue olímpico en 5000 metros en París 1924 y en Amsterdam 1928 en 400 y 800 metros. También estaba inscrito en 1500 metros pero no salió.

La progresión del 1500 español continuó siendo lenta en los primeros años 30. Los atletas españoles seguían lejísimos de los mejores de la época. En 1935, sin embargo, el barcelonés Jaume Angel (1908-1992) consiguió el entonces estratosférico registro de 4:03,0, superando en casi 5 segundos la plusmarca española de 4:07,9 (homologada 4:08,0) que Enrique Piferrer (1914-1996) había registrado el mes anterior. Licenciado en Ciencias Químicas, Angel acudió poco después a los Juegos Mundiales Universitarios celebrados en Budapest, en los que fue 5º con 4:06,2. El vencedor, con 4:00,0 fue el futuro campeón olímpico, el neozelandés Jack Lovelock (1910-1949). Ese año de 1935, Angel fue consiguió también su único título nacional, en 1500 metros. Este atleta había

Resultado de imagen de
Jaume Angel (foto enciclopedia.cat)

comenzado a entrenar de una manera más sistemática, lo que entonces no se hacía en España. La barrera de los 4 minutos, que se había roto por primera vez de forma extraoficial en 1908, 3:59,8 por el británico Harold Wilson (1885-1916) y oficial en 1912 por el estadounidense Abel Kiviat (1892-1991), 3:55,8, parecía más cerca para un atleta español. Desgraciadamente la Guerra Civil también frenó el atletismo e impidió a Angel tomar parte en los Juegos de Berlín, para los que estaba seleccionado. Angel, que había combatido en la contienda y había estado brevemente exiliado, continuó su actividad atlética, si bien no volvió a alcanzar el nivel de 1935. Curiosamente Piferrer fue campeón de España del último 1500 antes de la Guerra (1936) y del primero inmediatamente después (1940). Había ganado además en 1934. Fue también campeón de 800 metros nada menos que 7 veces (1933. 1934, 1936, 1940, 1941, 1942, 1943) y de 400 metros en 1941.

La plusmarca española de Angel duró 11 años, hasta 1946. El 27 de julio el onubense Manuel Macías (1923-1983) realizó 4:02,6. Macías alternó con éxito los 800 metros, con 2 campeonatos de España (1947 y 1949) y los 1500 metros, prueba en la que fue campeón

adarraga
Juan Bautista Adarraga (foto http://www.martinperarnau.com)

nacional en 1946, 1947 y 1954. Llevó la plusmarca española de 800 metros a 1:54,4 en 1954, su mejor año. La primera plusmarca de 1500 metros de Macías se superó 3 años después cuando el madrileño Daniel Poyán (1923-2007) corrió en 4:02,1 (homologado 4:02,2) y 2 años más tarde 4:01,9 (homologado 4:02,0). Poyán fue campeón de España de 1500 metros en 1951. Aunque estaba inscrito, no participó en los Juegos de Londres de 1948. Quien sí lo hizo en 800 y 1500 metros fue Juan Bautista Adarraga (1924-1996). Adarraga fue campeón de España de 800 metros en 1944, 1946 y 1948, de 1500 metros en 1948 y 1949 y de 400 metros vallas en 1949. Fue 4 veces plusmarquista español de 800 metros. En Londres no pasó de la primera ronda en ninguna de las 2 pruebas, pese a que en 1500 metros hizo plusmarca personal de 4:03,7, pero el mediofondo español seguía entonces muy lejos de la élite.

Tras unos años sin progresar, Macías recuperó la plusmarca de 1500 metros con 4:01,8 y 4:00,1 (homologado 4:00,2) en 1953. Ahora sí que parecía que la barrera de los 4 minutos estaba al alcance de un atleta español. Esto sucedió el 23 de mayo de 1954. 15 días después de que Roger Bannister (1929) consiguiera correr la milla por primera vez en la historia por debajo de 4 minutos, un español, Manuel Macías, conseguía bajar de 4 minutos en 1500 metros. El tiempo de Macías fue 3:59,7 (homologado 3:59,8). Ese mismo año superó 2 veces su propia plusmarca hasta dejarla en 3:54,5 (homologada 3:54,6). Pese a la mejoría de Macías  de 5,5 segundos, el mediofondo español seguía a una enorme distancia de los grandes. En el Europeo de ese mismo año, Macías no pudo superar la ronda inicial ni del 800 ni del 1500. Ello, sin embargo, estaba a punto de cambiar, con la irrupción de uno de los mejores mediofondistas españoles de siempre, Tomás Barris.

Tomás Barris Ballestin había nacido en Barcelona el 1 de febrero de 1930. Su infancia, en plena Guerra Civil y posguerra, no resultó fácil. Simultaneaba sus estudios con diversos trabajos para ayudar a la economía familiar. Comenzó a interesarse por el atletismo a las 15 años, con entrenamiento autodidacta. En 1947 tomó parte en la prueba escolar de la Jean Bouin y ocupó la segunda posición. Al año siguiente, comenzó a prepararse a las órdenes del entrenador Raimundo Camps y se federó. En 1950 fichó por el RCD Español. El 22 de julio de ese año, Barris tuvo ocasión de batir al que entonces era su ídolo, Manuel Macías. Sucedió en un intento por parte de Macías de superar la plusmarca española de Daniel Poyán. El que casi lo consiguió no fue Macías, sino Barris, que hizo su mejor marca personal, 4:02,6, a 0,4 de la marca de Poyán. Tras unos años complicados, en 1954 Barris mejoró su tiempo de 1500 a 4:01,6. No era un mal tiempo, pero Macías había llevado la plusmarca nacional a 3:54,6. Lo que no imaginaba Barris es que en menos de un año la superaría.

El año de 1955 supuso un punto de inflexión en la carrera de Barris. Ese año se celebrarían los Juegos del Mediterráneo en Barcelona. Por medio de Juan Antonio Samaranch (1920-2010), entonces concejal del Ayuntamiento de Barcelona, se contrató al entrenador finlandés Olli Virho, que estuvo 8 meses viviendo en la Ciudad Condal e, incluso, aprendió español. El resultado fue excelente. El 24 de abril Barris realizaba su primera plusmarca nacional, 2:27,8 en 1000 metros, primer español sub 2:30. En 1500 metros igualó y posteriormente superó a Macías. En los Juegos del Mediterráneo fue 7º en 800 y 4º en 1500 metros con nuevo primado español de 3:53,8. En 800 metros también sucedió a Macías como plusmarquista nacional con 1:52,4. Además se proclamó campeón de España por primera vez, tanto en 800 como en 1500 metros. En total ganaría 6 veces en 800 (1955, 1957, 1959, 1960, 1961, 1962, 1963) y 9 en 1500 (1955, 1956, 1957, 1958, 1959, 1961, 1962, 1963, 1964), y un título de 1000 metros en sala en 1965. Tras una temporada de transición en 1956, en 1957 comenzó a entrenar con Woldemar Gerschler (1904-1982), preparador de atletas de la talla de Rudolf Harbig (1913-1944), Josy Barthel (1927-1992), Roger Moens (1930) o Gordon Pirie (1931-1991). Para que el alemán lo aceptase en su cuartel general de Fruiburgo, fueron nuevamente necesarios los buenos oficios de Samaranch. Barris viajó a Alemania, donde estuvo tres semanas y conectó muy bien con Gerschler. Las prestaciones del atleta catalán mejoraron notablemente. Rebajó la plusmarca de 1500 metros hasta 3:46,4 y se hizo habitual de las reuniones internacionales del circuito escandinavo. Incluso se permitió el lujo de batir el explusmarquista mundial Werner Lueg (1931-2014) en un encuentro España – Alemania. Ese año, además, consiguió un trabajo en la Diputación de Barcelona que le permitía seguir entrenando.

En tan solo 3 años, Barris había pasado de correr los 1500 metros por encima de 4 minutos a codearse con lo mejor del mundo. La prueba de fuego llegaría en 1958, año en que se celebraban los Campeonatos de Europa, en Estocolmo. Barris decidió centrarse solamente en el 1500. Llegaba con una nueva plusmarca nacional de 3:45,5, conseguida la semana anterior al Europeo. En la capital sueca, el catalán no pudo evitar sentirse decepcionado. Pese a mejorar de nuevo el tope español, con 3:44,5, solo pudo ser 5º y se quedó fuera de la final. Lo cierto es que el nivel fue altísimo. Hubo 10 atletas que corrieron más rápido que Barris en las series (eran 4 y pasaban los 3 primeros). Hubo otro español que tomó parte en ese 1500, el vizcaíno Cesáreo Marín (1930-2006), doble campeón de España de 800 y 1500 metros en 1952 y 1953, así como de 400 metros vallas en 1957. Marín fue 9º en la primera serie con 3:53,4, a 0,6 de su mejor marca. En 1984 fue candidato a presidir la RFEA, pero resultó derrotado ante Juan Manuel de Hoz (1929-2008).  Una semana después de su eliminatoria en Estocolmo Barris corrió en Turku, donde se pudo resarcir en parte del fiasco del Europeo, al establecer una impresionante plusmarca nacional de 3:41,7, que resultaría la 13ª mejor marca de ese año. Esa sería su última plusmarca española de 1500 metros. En total, la había rebajado casi 13 segundos:

  1. 3:54,6 Barcelona 07 06 1955 (plusmarca española igualada oficialmente)
  2. 3:54,2 Barcelona 26 06 1955
  3. 3:53,8 Barcelona 21 06 1955
  4. 3:53,6 Barcelona 15 07 1955
  5. 3:53,3 Varberg 06 07 1957
  6. 3:47,9 Estocolmo 10 07 1957
  7. 3:46,4 Oslo 16 07 1957
  8. 3:45,5 Turku 15 08 1958
  9. 3:44,5 Estocolmo 22 08 1958
  10. 3:41,7 Turku 29 08 1958

En 1959, Barris ganó el oro en 1500 metros y la plata en 800 metros en los Juegos del Mediterráneo. En 1960 no pudo llegar a los Juegos de Roma en buenas condiciones, pues se había lesionado unas semanas antes. Siguió compitiendo hasta su retirada en 1965. En 1963 aún fue plata en 1500 en los Juegos del Mediterráneo. Superó sus últimas plusmarcas nacionales en 1962. Se hizo con un total de 35 topes españoles en pruebas entre 800 y 3000 metros, incluyendo el 4 x 1500. Sus mejores plusmarcas nacionales fueron 1:48,7 (800 m), 2:22,1 (1000 m), 3:41,7 (1500 m), 4:03,2 (milla), 5:14,5 (2000 m) y 8:09,8 (3000 m). Además acreditó 50,5 en 400 metros y 14:28,0 en 5000 metros. Tras su retirada, aparte de dedicarse a sus negocios, siguió vinculado al deporte como entrenador de atletismo, de fútbol y preparador físico de rugby y baloncesto. En la actualidad, a sus 86 años, sigue viviendo en Barcelona.

Barris se retiró siendo plusmarquista español de 1500 metros. Dos años después, José María Morera (1947) se acercó a la marca del catalán al correr la distancia en 3:42,5. Quien finalmente consiguió superarla fue el aragonés Alberto Esteban (1943).

Jorge González Amo (foto misatletas.blogspot.com.es)

Esteban fue el primer español finalista en un Europeo al aire libre en 800. Ocurrió en Budapest en 1966, donde fue 7º con 1:47,4, que mejoraba su propia plusmarca nacional de 1:48,0. Tras arrebatarle la plusmarca a Barris en 800 metros hizo lo mismo en 1500 metros. El 2 de julio de 1968 en Estocolmo, en la carrera de la milla, Esteban se convertía en el primer español en correr la prueba por debajo de 4 minutos, al marcar 3:59,2. El tiempo de paso por el 1500, 3:41,3, se homologó también como plusmarca nacional. Sin embargo, esta plusmarca resultó muy efímera, el 26 de agosto en  Gotemburgo el madrileño Jorge González Amo (1945), actual seleccionador de medio fondo, se quedaba a las puertas de ser el primer español por debajo de 3:40, pues registró justamente 3:40,0. En realidad Amo había acudido a la ciudad sueca a ayudar a su amigo el alemán Bodo Tummler (1943) a hacerse con la plusmarca europea, pero viendo que la pista estaba en malas condiciones (el día anterior se había celebrado una competición de motor),  Tummler renunció a su objetivo y ayudó al español a realizar su mejor marca. El tiempo de Amo de 3:40,0 fue el 17º de ese año. Desde Barris ningún atleta español de 1500 metros se había colocado tan alto en la lista mundial de la temporada. Poco después, Amo participaba en los 1500 metros de los Juegos de México. Sería el último español olímpico en esta prueba hasta Moscú 1980. La juventud de Amo y de Morera hacían presagiar que la barrera de 3:40 se superaría pronto, pero hubo de esperarse hasta 1977, año en que un junior llamado José Manuel Abascal (1958) corría la distancia en 3:38,2 e iniciaba, junto con José Luis González (1957), una escalada que llevaría al 1500 español a lo más alto del atletismo mundial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s