El 1500 en España (VIII). Del triplete en sala a los Juegos de Río

La temporada en sala de 2007 culminó con un histórico triplete en el Europeo celebrado en Birmingham. Los tres españoles que habían estado el año anterior en el Europeo de Gotemburgo, Juan Carlos Higuero (1978), Sergio Gallardo (1979) y Arturo Casado (1983), coparon las tres primeras plazas del podio en la prueba de 1500 m. España ya había conseguido un triplete en 3000 m en 2002, en Viena. Al aire libre, sin embargo, las cosas no fueron tan bien. Higuero consiguió su 5º y último campeonato de España. Junto con los otros medallistas europeos acudió al Mundial al aire libre de Osaka donde se produjo por primera vez en la historia en hecho negativo de que no hubo ningún español entre los 8 primeros en la prueba de 1500 m. Higuero fue el mejor en el puesto 13º. El burgalés, con 3:32,18 (11º mundial), volvió a liderar la lista nacional, por delante de Gallardo, quien con 3:33,43 (16º mundial) hizo su mejor marca de siempre, de Casado, 3:34,09 (20º mundial) y de Reyes Estévez (1976), 3:34,33 (24º mundial).

El año siguiente, 2008, era olímpico. Los Juegos tendrían lugar en Pekín, en la segunda mitad de agosto. En la temporada invernal, Valencia albergaba el Mundial en sala. Higuero, en una trepidante última vuelta tras quedarse encerrado, se hizo con el bronce, con Casado en 4ª posición. El bronce del burgalés igualaba el de Andrés Díaz (1969) en Maebashi en 1999, actuaciones solo superadas por las platas de José Manuel Abascal (1958) en 1987 y Fermín Cacho (1969) en 1991. Al aire libre, el campeonato de España sería clave para la selección olímpica. El 1500 resultó muy lento. Finalmente Casado se hizo con su segundo campeonato en 3:51,51 por delante de Estévez, 3:51,76 e Higuero, 3:51,90. Estos tres atletas acudirían finalmente a Pekín. Estévez no consiguió el pase a semifinales, que sí hicieron Higuero y Casado. El atleta de Bahrein, nacido en Marruecos, Rashid Ramzi (1980) corrió, con 3:32,89, la serie más rápida de la historia de los Juegos. Casado se quedó en las semifinales, mientras que Higuero fue 3º en la primera, en la que la diferencia entre el 1º y el 8º fue de 0,9. A tenor de los visto en las rondas preliminares, solo Ramzi parecía por encima del resto. En la carrera definitiva el keniano Asbel Kiprop (1989) dio paso al 400 en 56,48 y el 800 en 1:56,06. Su compatriota Augustine Choge (987) encabezó el paso por el 1200 en 2:53,67, con Higuero en 9ª posición algo alejado de la cabeza. En el último 200 atacó Ramzi, que se llevó con él a Kiprop. En la última recta Higuero era 8º. Ramzi y Kiprop lograron mantener las 2 primeras posiciones. Ramzi entró ganador con 3:32,94, por 3:33,11 del keniano. Higuero, en una espectacular remontada, consiguió entrar 5º. Algo más de un año después, se descubrió que Ramzi había consumido CERA, un estimulante de la formación de glóbulos rojos, con lo que perdió el oro, que pasó a Kiprop. Higuero pasaba a la 4ª posición a tan solo 0,23 del bronce. Con este resultado se convertía en el tercer mejor corredor español de 1500 m en unos Juegos Olímpicos, tras el oro y la plata de Cacho en 1992 y 1996 y el bronce de Abascal en 1984. Con 3:32,57 (12º mundial), Higuero volvió a ser el mejor español, por delante de  Casado, 3:33,14 (17º mundial).

La pista cubierta dio a España en único éxito del 1500 en 2009 cuando el burgalés Diego Ruiz (1982) se hizo con la medalla de plata. Este fue el mayor éxito atlético de Ruiz, que llegó a correr al aire libre en 3:33,18 (2011). Arturo Casado ocupó la 5ª posición y el vallisoletano Álvaro Rodríguez (1987) la 9ª. Rodríguez había sido campeón de Europa sub23 y subcampeón mundial universitario en 2007. En 2012 realizó su plusmarca personal 3:34,10 al aire libre. Reyes Estévez se proclamó campeón de España al aire libre por 5ª y última vez con una gran recta final, en la que superó a Higuero y a Casado. Los 3 representaron a España en el Mundial celebrado en Berlín, en el que por primera vez en la historia no hubo ningún español en la final. Higuero con 3:32,59 (14º mundial) volvió a encabezar la lista española. Al año siguiente, el objetivo de los atletas españoles era el más asequible Campeonato de Europa al aire libre, que se celebraba en Barcelona. El sorprendente ganador del campeonato de España al aire libre fue Manuel Olmedo (1983), en el primer año que hacía 1500 m, por delante de Casado y de Estévez, ya con 34 años. Los tres se clasificaban para el Europeo, donde España recuperó la autoestima. Los tres se clasificaron para la final sin problemas. La carrera definitiva resultó muy lenta, con pases de 1:04,43 y 2:08,65, con Reyes Estévez en cabeza. El británico Tom Lancashire (1985) cogió la cabeza en el último 500 y pasó el 1200 en 3:03,87, con Casado muy cerca. El madrileño pasó a la primera posición a falta de 200 m y consiguió despegarse en la última recta. Se hizo con el oro en 3:42,74. Estévez, que entró en la recta final peleándose por la plata, fue finalmente 4º, 3:43,67, superado por el alemán Carsten Schlanger (1980), 3:43,52 y por Olmedo, 3:43,54, que era 7º a falta de 80 metros. Casado redondeó su temporada siendo el mejor español del año con 3:32,70 (14º mundial).

Para Manuel Olmedo Villar (Sevilla, 17 de mayo de 1983) la transición al 1500 resultó muy exitosa. Olmedo ya había destacado como cadete con una marca en 1000 m de 2:32,2. Posteriormente se dedicó a los 800 m, distancia en la que fue bronce (2003) y plata (2005) en el Europeo sub23, olímpico en 2004 y 2008 y campeón de España al aire libre en 2007 y 2008. En 2010 se pasó al 1500 con muy buen resultado: campeón de España y bronce europeo al aire libre. Su mejor marca ese año fue 3:36,98. 2011 fue su gran año, que comenzó con el oro en el campeonato de Europa en sala. En la misma carrera Higuero fue 6º y Diego Ruiz 9º. Al aire libre, el sevillano renovó su título de campeón de España, derrotando a Diego Ruiz en una carrera lentísima, 3:53,86. En el Mundial, que se celebraba en la ciudad coreana de Daegu, Olmedo se plantó en la final. Como suele suceder en este tipo de carreras, la final comenzó de forma lenta con pases de 1:00,02 y 2:01,51, con el neozelandés Nick Willis en primera posición, con Olmedo en la mitad del grupo. A falta de 600 metros Asbel Kiprop pasaba a la cabeza, que mantuvo hasta poco antes del 1200, momento en que se vio superado por su compatriota Silas Kiplagat (1989), que marcó 2:57,01. Kiprop recuperaba la primera posición a falta de 200 metros. Los dos kenianos pelearon por el oro, que acabó yéndose al cuello de Kiprop, 3:35,69. Olmedo que, como en año anterior en el Europeo, iba 7º a falta de 100 m consiguió remontar hasta la 4º plaza, 3:36,33. La clasificación del sevillano lo convertía en el 4º mejor atleta español en un Mundial al aire libre tras las platas de José Luis González (1957) en 1987, Cacho en 1993 y 1997, y los bronces de Estévez en 1997 y 1999. Olmedo también ha sido el último atleta español en disputar una final de un campeonato del Mundo al aire libre. No hubo españoles en las finales de 2013 ni de 2015. El sevillano consiguió esta temporada sus mejores registros en 800 m, 1:44,56, y 1500 m, 3:34,44, aunque el líder del año en España fue Diego Ruiz con 3:33,18 (19º mundial). Las lesiones, desgraciadamente, persiguieron a Olmedo en los años siguientes y no pudo volver a rendir como en 2010 y 2011.

Debido a la pérdida de importancia del atletismo europeo en el concierto mundial, la Asociación Europea de Atletismo decidió transformar los campeonatos de Europa al aire libre en bianuales, de modo que cada 4 años coincidirían con al cita olímpica. En estos casos no se disputaría la marcha ni el maratón. El primero de estos casos se dio en 2012, año en que coincidiría el Europeo de Helsinki, del 27 de julio al 1 de junio, con los Juegos de Londres, del 3 al 12 de agosto. Tras una irrelevante pista cubierta, la primera cita del 1500 español era el Europeo de Helsinki. España acudió con un renqueante Olmedo, que no pudo terminar su serie, Álvaro Rodríguez y el mallorquín David Bustos (1990). Este último fue el único que pudo acceder a la final, que resultó muy táctica. Su buen final le permitió hacerse con el bronce en 3:46,45, a 0,25 del ganador, el noruego Henrik Ingebritsen (1991)

Bustos, Álvaro Rodríguez y Diego Ruiz resultaron finalmente seleccionados para los Juegos de Londres a los que Olmedo no pudo acudir por lesión. Ninguno pudo pasar de la primera ronda. No hubo, por tanto, ningún español en la final, algo que no sucedía desde 1988. Los tres se enfrentaron en el Campeonato de España que, por primera vez desde 1980, tenía lugar después del campeonato internacional de referencia. Bustos ganó su primer título absoluto, por delante de Ruiz y de Rodríguez. Fue este el que lideró la lista española del año con 3:34,10, por delante de Bustos, con 3:34,77, su mejor marca hasta ahora.

David Bustos González (Palma de Mallorca, 25 de agosto de 1990) ya había sido campeón de Europa junior en 2009, año en que, con 3:39,84, bajó por primera vez de 3:40. En 2011 ganó el bronce en el Europeo sub23. Aunque aún no ha podido mejorar su marca de 3:34,77, el descenso de nivel del 1500 español le permitió liderar la lista nacional de 2013 (3:35,69), 2014 (3:35,59) y 2015 (3:35,97), trienio en que esta prueba cayó en la absoluta irrelevancia internacional. Los mejores resultados durante este tiempo fueron un 5º puesto de Casado en el Europeo en sala de 2013 y la 6ª plaza de Bustos en el Europeo al aire libre de 2014. Sucedió, incluso, un hecho muy significativo de la actual situación del 1500 en España. En el Europeo en sala de 2015, por primera vez desde 1979, no se clasificó ningún atleta español para la final de 1500 m. Bustos renovó su título nacional de 1500 m en 2013.Olmedo lo hizo en 2014. En 2015 el catalán de adopción, nacido en Tetuán, Adel Mechaal (1990) hizo doblete en 1500 y 5000 m.

La situación del 1500 en España ha mejorado algo este pasado 2016. Por segunda vez coincidía en Europeo al aire libre y los Juegos. En Ámsterdam, donde tuvo lugar el Europeo, Bustos fue el único español en la final. En una carrera parecida a la de 4 años antes en Helsinki, viniendo desde atrás, subió un peldaño en el podio. Fue plata entre los hermanos noruegos Filip (1993), oro, y Henrik Ingebritsen, bronce.

En el campeonato de España, ausente Bustos, 4º en el 800, la victoria, en una carrera muy lenta, fue para el catalán Marc Alcalá (1994), campeón de Europa sub23 el año anterior quien, no obstante, no pudo acudir a los Juegos al no tener la mínima exigida de 3:36,00. En Río, el 1500 español solo contó con 2 representantes, Mechaal y Bustos. El primero estuvo a punto de no participar por problemas administrativos, aunque finalmente sí pudo hacerlo. No obstante se quedó en la primera ronda. Bustos entró en las semifinales por tiempos, tras ser 7º en su serie. En la segunda ronda sufrió una caída que lo dejó fuera de carrera. Con la actual normativa de la IAAF, lo recalificaron para la final en la que hubo, por tanto, 13 atletas. La final acabó resultado la más lenta desde 1932,con pases de 1:06,83, 2:16,89 y 3:12,00. El estadounidense Matt Centrowitz (1989) mantuvo la cabeza prácticamente durante toda la prueba resistiendo todos y cada uno de los ataques de sus rivales en la última vuelta hasta hacerse con el oro en 3:50,00. Entre el ganador y el 12º hubo 1,73 de diferencia. Bustos, en una gran demostración táctica, consiguió la 7ª posición, 3:51,06, convirtiéndose en el 7º finalista olímpico español de 1500 m, tras Abascal (1984), Vera (1984), Cacho (1992 y 1996), Díaz (2000), Higuero (2000 y 2008) y Estévez (2004).  Mechaal, con 3:35,24, fue el mejor español del año, con Bustos 2º, 3:36,14.

Tras dos cambios de entrenador, parece que Bustos ha logrado retomar la senda de 2012. Es de esperar que vuelva a progresar en las próximas temporadas. El catalán Marc Alcalá a sus 22 años tiene tiempo para mejorar sus 3:36,93. Para el futuro a medio plazo se cuenta con otro catalán, Jordi Torrents (1997), 5º en 3000 m en el Mundial Juvenil de 2014, con 8:09,99, que superaba la vieja plusmarca del vigués Manuel Carrera (1967), 8:15,1 en 1984, y 7º en el 1500 del Mundial Júnior de este año. Su mejor marca es 3:40,92. Otro júnior, al que aún le queda una temporada en la categoría, el granadino Ignacio Fontes (1998) ya ha corrido los 1500 m en 3:42,38. También al lucense Adrián Ben (1998), 3:44,52, le resta un año en la categoría júnior. Entre todos ellos podían conseguir sacar al 1500 español de la precaria situación en la que se encuentra, aunque tras el trienio negro 2013-2015, 2016 ha mostrado ciertas esperanzas de recuperación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s