Mamo Wolde, el segundo as del repóquer etíope

Etiopía cuenta con cinco ases indiscutibles de las carreras de fondo de todos los tiermpos, cinco ases que forman un repóquer: Abebe Bikila (1932-1973), Mamo Wolde (1932-2002), Miruts Yifter (1944-2016), Haile Gebrselassie (1973) y Kenenisa Bekele (1982). Entre los cinco suman 10 oros olímpicos. Mamo Wolde, campeón olímpico de maratón y subcampeón de 10 000 m en 1968 y medallista de bronce en maratón en 1972 es cronológicamente el segundo as, si nos atenemos a los oros olímpicos, pero el primero en participar en unos Juegos .

Degaga Mamo Wolde nació en Ada’a, un distrito a unos 100 Km al norte de Addis Abeba, el 12 de junio de 1932. En 1951, año en que se unió al Ejército, se trasladó a vivir a la capital. Etiopía participó en unos Juegos Olímpicos por primera vez en 1956. Wolde fue uno de sus representantes en las pruebas de 800, 1500 y 4 x 400 m. En ninguna de las tres pasó de la primera ronda, pese a que en las pruebas individuales realizó sus mejores marcas de siempre, 1:58.0 y 3:51.0. Wolde continuó practicando atletismo hasta 1973. Sin embargo su trayectoria fue muy irregular. No ayudó a ello su empleo en el Ejército, donde se le enviaba periódicamente al extranjero como parte de fuerzas de pacificación. No se clasificó para los Juegos Olímpicos de 1960, donde Bikila fue oro en maratón. A partir de esos primeros años 60, Wolde cambió a distancias largas, desde 5000 m hasta el maratón. En 1962 bajaba por primera vez de 29 minutos en 10 000 m. Con una marca de 28:55.6 se convertía en plusmarquista etíope de la distancia. En 1964, antes de los Juegos Olímpicos, mejoró a 28:53.1, suficiente para conseguir la clasificación olímpica. También consiguió su selección en la prueba de maratón, al ser segundo en la carrera clasificatoria, con 2h16:19.2, a 0.4 de Abebe Bikila. Tercero, con 2h19:30.0 fue su hermano Demissie Wolde (1937). En los primeros Juegos de Tokio, Mamo Wolde tuvo una actuación muy destacada en la trepidante y accidentada final de los 10 000, en la que dos atletas que nunca habían bajado de 29 minutos, el estadounidense Billy Mills (1938) y el tunecino Mohamed Gammoudi (1938), derrotaron al australiano plusmarquista mundial, 28:15.6, Ron Clarke (1937-2015), con tiempos respectivos de 28:24.4, 28:24.8 y 28:25.8. Wolde fue cuarto con 28:31.8. Una semana después disputó el maratón. No llegó a la meta. Bikila renovó el título de 1960 y Demissie fue décimo.

En 1965, Wolde fue tercero en los 5000 m de los primeros Juegos Panafricanos, por detrás de los kenianos Kip Keino (1940) y Naftali Temu (1945-2003). En 1967, el etíope realizaba su mejor marca de siempre en 5000 m, 13:38.8. También ese año corría los 10 000 m en 28:41.2. En 1968, acudió a los Juegos Olímpicos inscrito en 5000, 10 000 m y maratón. La final directa de los 10 000 m se celebraba el 13 de octubre en Ciudad de México, a 2250 m sobre el nivel del mar. Se pensaba que la altitud beneficiaría a los corredores africanos, mejor adaptados. Ron Clarke, plusmarquista mundial con 27:39.4 había realizado la mejor marca del año, 27:49.4. El alemán Jurgen Haase acreditaba 28:04.4, Keino 28:04.6 y Temu 28:27.4. También había que contar Gammoudi y con Wolde. La carrera resultó muy lenta con un pase de 15:00.6 por la mitad. A falta de 1100 m, Keino abandonó, aquejado de dolores abdominales. Se diagnosticó posteriormente de colecistitis, lo que no le impidió ser plata en 5000 y oro en 1500 m. Cuando restaban 900 m, Temu tomó la cabeza, llevándose con él a Wolde, Gammoudi y Clarke. El australiano cedió cuando quedaba vuelta y media y el tunecino no pudo resistir el cambio de Wolde al comenzar la última vuelta. Temu sí aguantó el tirón y pasó al etíope a mitad de la recta de llegada. Con un último 400 en 57.5, Temu se impuso con 29:27.4 por 29:28.0 de Wolde.

El 15 de octubre, Wolde se clasificó fácilmente para la final de 5000 m al ser tercero en su serie con 14:29.9, detrás de Keino y de Gammoudi, pero no se presentó a la final dos días después. Sí estaba en la línea de salida del maratón, el 20 de octubre. Junto a él se encontraba Abebe Bikila, que no parecía en la forma de las dos ediciones anteriores. Estaba recuperándose de una colecistitis y de una fractura de estrés. El australiano Derek Clayton (1942) había realizado 2h09:36.4, el año anterior, el primer tiempo por debajo de 2h10:00, pero el rendimiento de los atletas no africanos en México había estado muy por debajo de sus posibilidades. También estaba Naftali Temu. Wolde se mantuvo en el grupo de cabeza sin dejarse ver hasta la mitad de la carrera, en que cambió de ritmo y se llevó con él a Temu. Este cedió a partir del kilómetro 30. En el kilómetro 35, Wolde tenía una cómoda ventaja de 2 minutos, que fue incrementando hasta llegar a la meta en 2h20:26, muy por delante del japonés Kenji Kimihara (1941), 2h23:31, y del neozelandés Michael Ryan (1941), 2h23:45. Clayton fue séptimo, 2h27:23.8, Temu 19º, 2h32:36, y Bikila abandonó. Una hora después de Wolde llegó a la meta el tanzano John Akhwari (1938), lesionado en una rodilla, pese a lo que estaba decidido a terminar porque su país no lo había enviado tan lejos para abandonar.

En 1969, Wolde mejoró en maratón hasta 2h15:17. En los Juegos de 1972 fue tercero, tras el estadounidense Frank Shorter (1947), 2h12:19, y el belga Karel Lismont (1949), 2h14:31. El tiempo del etíope de 2h15:08 fue el mejor suyo de siempre. Wolde compitió hasta el año siguiente, en que ganó el maratón de los Juegos Panafricanos en 2h17:33, con 41 años. Pese a que Etiopía nunca participó en el Cross de las Naciones y no entró en el Mundial de Campo a Través hasta 1981, Wolde también destacó notablemente en esta modalidad, con victorias en Lasarte en 1963, 1964 y 1967 y en Elgóibar en 1963, 1964, 1967 y 1968, lo que hizo que fuese muy conocido en España.

En 1993 resultó detenido, acusado de la muerte de un joven manifestante, durante una intervención del Ejército. Pese a las presiones del Comité Olímpico Internacional, estuvo nueve años en espera de juicio hasta que finalmente se le condenó a diez años de prisión. Aunque, dado el tiempo de espera, se le liberó inmediatamente, a principios de 2002. Él siempre negó las acusaciones. Disfrutó poco tiempo de la libertad, pues falleció el 26 de mayo de ese mismo año por un cáncer de hígado.

Anuncio publicitario

7 comentarios en “Mamo Wolde, el segundo as del repóquer etíope

    1. Pues es como dices, Luis. En pruebas de fondo masculino, los kenianos solo han ganado un oro en 5000, John Ngugi en 1988, y otro en 10 000, Naftali Temu en 1968. En maratón tienen 3 oros, Wanjiru en 2008 y Kipchoge en 2016 y 2020. Los etíopes tienen las mismas victorias en maratón, Bikila en 1960 y 1964, y Mamo Wolde en 1968. En 5000 m llevan 3 oros, Yifter en 1980, Million Wolde en 2000 y Bekele en 2008. En 10 000 han ganado nada menos que 6 veces, con Yifter en 1980, Gebre en 1996 y 2000, Bekele en 2004 y 2008 y Barega en 2020. 12 oros contra 5.

      Me gusta

    2. Luis

      Tocayo…creo te voy a ganar esta…en maratón te falta en el 2000 Abera,no recuerdo el nombre,luego en 2001cgano mundial Edmonton
      Por una vez …pero la verdad ,eres una auténtica enciclopedia del atletismo

      Me gusta

  1. Pingback: El maravilloso Mal Whitfield, el gran valedor del atletismo africano – Historias del atletismo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s