Valencia continúa su escalada mundial en las carreras de fondo

Esta mañana tuvo lugar la 42 edición del maratón de Valencia, organizado por la SD Correcaminos, cuyo presidente es Francico Borao y su gerente Juan Botella. Se contaba con la posibilidad de la plusmarca mundial femenina por parte de la etíope Letesenbet Gidey (1998), pese a su juventud, vieja conocida de la afición valenciana. Finalmente no pudo ser y Gidey en su primer maratón ocupó la segunda posición, pero el nivel de la prueba estuvo a la altura de los mejores maratones mundiales.

Valencia se ha convertido en una de las grandes capitales mundiales de las carreras de fondo. En total, ha visto cómo se superaban seis plusmarcas mundiales en diferentes distancias, a saber, ordenados por fecha, 10 Km en ruta, Joshua Cheptegei (1996), de Uganda, el 1 de diciembre de 2019, 26:38, 10 Km en ruta, Rhonex Kipruto (1999), de Kenia, el 12 de enero de 2020, 26:24, el paso de 13:18 por el kilómetro 5 también se homologó como plusmarca mundial, 5000 m, Letesenbet Gidey, 4 de octubre de 2020, 14:06.62, 10 000 , Joshua Cheptegei, 4 de octubre de 2020, 26:11.00, medio maratón , Kibiwott Kandie (1996), de Kenia, el 6 de diciembre de 2020, 57:32, y medio maratón, Letesenbet Gidey, 24 de octubre de 2021, 1h02:52.

Este año se intentó subir la apuesta. Letesenbet Gidey es la actual plusmarquista mundial de 5000 y 10 000 m en pista, 15 Km en carretera y medio maratón. En su estreno en maratón intentaría la plusmarca mundial en carrera mixta de 2h14:06 de la keniana Brigid Kosgei (1994) el 13 de octubre de 2019 en Chicago. En hombres el objetivo era algo más modesto, superar la plusmarca del maratón de Valencia, 2h03:00 del keniano Evans Chebet (1988) en 2020. Se confiaba sobre todo en el etíope Tamirat Tola (1991), acreditado en 2h03:39, y en el tanzano Gabriel Geay (1996), con 2h04:55 como mejor marca personal.

En la carrera femenina, los tiempos de los primeros kilómetros no hacían pensar en un registro próximo a la plusmarca mundial, pero el ritmo se fue avivando y el pase por el medio maratón fue de 1h07:18, con Gidey rodeada de hombres dando muy buena impresión. La acompañaba su compatriota Amane Beriso (1991), acreditada en 2h20:48 de 2016, que no parecía rival para Gidey. La carrera continuó animándose, de manera que en el kilómetro 35 se aproximaban a los pases de la plusmarca mundial. A esas alturas de la carrera Beriso cambió de ritmo y consiguió separarse de Gidey. No pudo, sin embargo, seguir acercándose a la plusmarca mundial y terminó en unos excelentes 2h14:58, tercera mejor marca de siempre detrás del techo mundial de Kosgei y de las 2h14:18 de la también keniana Ruth Chepngetich (1994), de este mismo 2018. Gidey hizo una última parte de la carrera más lenta y terminó segunda en 2h16:49. Cuatro mujeres terminaron en menos de 2h18:00 y siete por debajo de 2h19:00. Por detrás, en el puesto 17, la catalana de 37 años Marta Galimany (1985) mejoraba la mítica plusmarca española de la palentina Ana Isabel Alonso (1963) de 2h26:51 en 1995. Galimany realizó un tiempo de 2h26:14, un enorme éxito para esta mujer que en 2020 se quedó a 17 segundos de ser plusmarquista española de maratón.

En la categoría masculina, las cosas salieron mucho mejor de lo que se preveía, con la inesperada rapidísima victoria del keniano Kelvin Kiptum (1999), quien, como Gidey, se estrenaba en la prueba. Kiptum corría por tercera vez en Valencia. En 2020 había hecho 58:42 en medio maratón, su mejor marca, y en 2021, 59:02. Sus credenciales no impresionaban, pero su actuación sí lo hizo. Tras cruzar el medio maratón en 1h01:41, algo por encima de lo esperado, la cadencia se fue incrementando progresivamente. Un parcial de 14:00 le permitió quedarse solo en el kilómetro 35. Se fue en solitario hacia la meta, terminando en 2h01:53. En toda la historia tan solo el también keniano Eliud Kipchoge (1984), con sus dos plusmarcas mundiales de 2h01:09 y 2h01:39, y el etíope Kenenisa Bekele (1982), 2h01:41, han corrido la distancia más rápido. Dado que estos tres tiempos se hicieron en Berlín, Valencia se ha convertido en el segundo maratón más rápido de siempre. Segundo fue Gabriel Geay, que igualó la anterior plusmarca de la carrera, 2h03:00, y tercero el keniano Alexander Munyao (1996), 2h03:29. Tola fue cuarto, a un segundo de su mejor marca, 2h03:40. Hubo cuatro hombres por debajo de 2h04:00, seis en menos de 2h05:00 y nueve en menos de 2h06:00. Por parte española, se vivió la gran alegría de los 2h07:17 del gallego de adopción Tariku Novales (1998), cuarta mejor marca nacional de suempre, a quien el futuro se le presenta brillante.

Una vez más, Valencia ha demostrado que va camino de convertirse en la ciudad más importante del fondo mundial. El entusiasmo de la SD Correcaminos y el apoyo de la Fundación Trinidad Alonso están consiguiendo que Valencia haga historia.

A título personal, quisiera dar mi más sincera enhorabuena a mi amigo Juan Botella. Su trabajo y su enorme sapiencia atlética son clave para el éxito de esta gran competición.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s