El 1500 femenino en España (IV). Llegan las medallas

Y las medallas internacionales al aire libre acabaron llegando, y bien pudo ser a lo grande en 2009, año en que tenía lugar el campeonato del Mundo en Berlín. En el campeonato de España de ese año tuvo lugar el esperado duelo entre Nuria Fernández (1975) y Natalia Rodríguez (1979), que se resolvió a favor de la segunda. Campeona de Europa de 1500 m ese mismo año, Rodríguez había corrido ese año en 4:04,82. Fernández había sido más rápida, 4:02,43, su mejor marca, aunque ya había acreditado 4:01,77 en sala.  Ambas parecían preparadas para hacer un gran papel en el Mundial, aunque resultaba difícil pronosticar una medalla, ya que había atletas sobre el papel muy superiores, como la campeona del mundo, la atleta de Bahrain Maryam Jamal (1974), mejor marca del año 3:56,55, y la etíope Gelete Burka (1986), 3:58,79.

A Berlín acudieron tres españolas, además de Nuria Fernández y Natalia Rodríguez, Iris Fuentes-Pila (1980) completaba el trío. Se programaron tres rondas. Las tres españolas superaron la primera. Fuentes-Pila no pudo superar las semifinales. Rodríguez fue segunda en la primera semifinal con 4:02,73. Por su parte Fernández entró por puestos en la segunda semifinal al ser 5ª en una táctica segunda semifinal, con 4:10,64. La final resultó lenta con pases de 1:06,66 y 2:15,13. Burka se colocó poco después en cabeza y dio paso al 1200 en 3:17,37. A falta de 200 metros, Rodríguez, que había superado por dentro a la británica Lisa Dobriskey (1983), trató de hacer lo mismo con Burka, mientras Jamal sobrepasaba a la etíope por fuera. La maniobra de Rodríguez acabó con Burka en el suelo. Pese a que la española resultó desequilibrada fue capaz de remontar y cruzar la meta en primer lugar con 4:07,37, esfuerzo vano, pues, como era de esperar, los jueces decidieron descalificarla. Jamal, que había entrado segunda, revalidó su título mundial. Por su parte Nuria Fernández ocupó una brillante 4ª plaza, la mejor de una española hasta ese momento en un campeonato de ámbito mundial al aire libre.

Vista la carrera, Natalia Rodríguez parecía superior a Burka, pero el reglamento es implacable con los adelantamientos por la cuerda. Rodríguez se recuperó anímicamente de la descalificación y fue plata en el mundial en sala de 2010 en 1500 m. Al aire libre se volvió a imponer a Nuria Fernández en el campeonato de España. Las 2 irían al Europeo al aire libre de Barcelona, donde Fernández podría intentar tomarse la revancha. En el 1500 del Europeo hubo dos rondas. Ambas entraron sin problemas en la final por puestos, donde se esperaba que estuviesen en la lucha por las medallas. La favorita era la rusa Anna Alminova (1985), que tenía la mejor marca del año, 3:57,65. Fue ella quien se colocó en cabeza imponiendo un ritmo bastante exigente de 1:03,61, 2:09,04 y 3:14,48. A falta de 200 m Rodríguez se colocó detrás de la rusa por fuera, con Fernández en 4ª posición. Alminova perdió la cabeza de carrera al entrar en la última recta en beneficio de la francesa Hind Dehiba (1979). Esta, como el resto de corredoras, se vieron sorprendidas por la fuerza terminal de Nuria Fernández, que se hizo con el oro con marca personal de 4:00,20, muy cerca de la plusmarca española de 3:59,51 de Natalia Rodríguez, que fue bronce, 4:01,30, por detrás de Dehiba, 4:01,17. Alminova fue 6ª, pero perdió esa posición 6 meses después por anomalías en su pasaporte biológico.

Con este resultado las dos españolas confirmaban que se habían establecido entre las mejores y, pasada la treintena en ambos casos, estas dos medallas no serían las últimas. La temporada invernal de 2011 fue muy buena para Nuria Fernández, con una plata en el Europeo. Al aire libre, la madrileña fue campeona de España de 800 m, mientras Natalia Rodríguez se lesionaba y no podía defender su título de 1500 m, que se llevó la aragonesa Isabel Macías (1984). Macías acudió, junto con Rodríguez y Fernández, al Mundial de Daegu. Esta vez solamente Rodríguez llegó a la final, tras ganar la segunda semifinal en 4:07,88. La tarraconense parecía en gran forma. La final, una vez más, fue una carrera táctica, con pases de 1:08,78 y 2:13,94, con Rodríguez colocada hacia el final del pelotón evitando golpes. A falta de 650 m con un cambio muy fácil, la española pasaba a la segunda posición, poco antes de que se produjese la caída de dos atletas. En el toque de campaña, Rodríguez atacó fuerte, dando paso al 1200 en 3:18,89. Aguantó la primera posición hasta que a falta de 30 metros se vio superada por la estadounidense Jennifer Simpson (1986), oro con 4:05,40 y por la británica Hannah England, 4:05,68. Natalia fue finalmente bronce con 4:05,87. Tal vez el recuerdo de Berlín le hizo atacar demasiado pronto. En cualquier caso, el resultado fue magnífico.

Daegu representó la mejor prestación de Natalia Rodríguez. Diversos problemas físicos le impidieron rendir en los Juegos de Londres 2012, donde no pasó de las eliminatorias, y en el Mundial de Moscú 2013, donde se quedó en semifinales, años, no obstante, en los que aún fue campeona de España de 1500 m. Se retiró en 2015 con un bronce mundial, un bronce europeo al aire libre, una plata mundial y un oro europeo en sala y un total de 6 puestos de finalista en Juegos Olímpicos, Mundiales y Europeos al aire libre.

A Nuria Fernández aún le quedaba alguna alegría más. En 2012 se celebraba por primera vez el campeonato de Europa al aire libre bienal, que coincidía con los Juegos Olímpicos. Representando a España acudieron la propia Nuria Fernández, Isabel Macías e Iris Fuentes Pila. Las dos primeras se clasificaron para la final, donde inicialmente Fernández fue 5ª y Macías 10º. Sin embargo, Fernández acabó siendo campeona de Europa tras la descalificación de forma retrospectiva de las 4 primeras, mientras Macías pasaba a la 5ª posición, pues también se descalificó a la 8ª.

No fueron bien los Juegos de Londres para el 1500 femenino español. Natalia Rodríguez e Isabel Macías no pasaron a semifinales y Nuria Fernández no pudo entrar en la final, prueba que acabó siendo caótica con las atletas 1ª, 2ª, 7ª y 9ª descalificadas de forma retrospectiva. Poco después de los Juegos Macías realizó su mejor marca de siempre, 4:04,84, que le sirvió para encabezar la lista española del año.

Nuria Fernández continúa en activo en la actualidad, superando plusmarcas en la categoría de veterana. Ganó su último campeonato de España de 1500 en 2014, año en que fue 5ª en el Europeo en la prueba de 5000 m.

La campeona de España en 2015 fue la gallega de adopción, nacida en Portugal, Solange Pereira (1989), 8ª en el Europeo al aire libre de 2016, y acreditada en 4:06,39, marca conseguida este mismo año. Su sucesora en el entorchado nacional fue la soriana Marta Pérez (1993) cuya mejor marca, también realizada este año, es 4:07,35.

Ayer este blog cumplió un año. Tengo que agradecer a Chema Soycobarde que me haya azuzado para que lo empezase. Van cerca de las 15 000 visitas.  Muchas gracias a todos los que me leéis.

 

Anuncios

El 1500 femenino en España (III). Una nueva generación

En medio del dominio absoluto de Maite Zúñiga (1964) en el 1500 femenino en España, en categoría junior la palentina Marta Domínguez (1975) hacía historia con oro en el Europeo de 1993 y plata en el Mundial de 1994 en el kilómetro y medio. Aunque Domínguez llegó a ser campeona de España de la distancia en 1996 y a correr la prueba en 4:04,84 (2009),  dirigió con éxito sus pasos a los 5000 m y posteriormente a los obstáculos. Al final de su carrera sus ambiguas relaciones con prácticas prohibidas envolvieron sus logros en la sombra de una duda.

La superioridad de Mayte Zúñiga llegó a su fin en 1999. Ese año la asturiana Ana Amelia Menéndez (1972) lideró la lista española con la segunda mejor marca española de siempre 4:04,59. Menéndez se había dedicado hasta entonces a los 800 m , prueba en la que había sido olímpica en Atlanta y en la que acreditaba 2:00,88. En el Mundial de Sevilla 1999 ocupó la 8ª posición con 4:04,72. Ese fue, sin embargo, su mejor año en el kilómetro y medio, pues diversos problemas físicos le impidieron seguir progresando.

Quien sí se mantuvo tras realizar la exitosa del 800 al 1500 fue Nuria Fernández Domínguez (Lucerna, Suiza, 16 de agosto de 1976), atleta aún activa, que se acabaría convirtiendo en una de las mejores corredoras españolas del kilómetro y medio. Fernández había sido campeona de España de 800 m en 1996. Repitió en 1999, pero ese año ya corría los 1500 m en 4:07,46. Participó en esta última distancia en el Mundial de Sevilla y en los Juegos de Sídney. En el Mundial al aire libre de 2001 fue 12ª en la final y en el Europeo de 2002 consiguió su primer puesto de finalista al aire libre al ser 8ª. En estos años, sin embargo, no pudo ser la mejor española, puesto que la catalana Natalia Rodríguez, 3 años más joven, se mostró superior.

Natalia Rodríguez Martínez (Tarragona, 2 de junio de 1979) comenzó a destacar en categoría junior, ya en la prueba de 1500 m. Fue 5ª en el Eurojunior de 1997 y 6ª en el Mundial de 1998. Ese año consiguió la plusmarca española junior de 800 m, 2:02,78, aún vigente. En 2000 se situó 2ª en la lista española de todos los tiempos con 4:04,24. Ese año fue campeona de España al aire libre el primero de sus 10 oros (2000, 2001, 2002, 2003, 2004, 2005, 2009, 2010, 2012 y 2013). Su primer éxito internacional le llegó en el Mundial de 2001, al ocupar la 6ª plaza en la final de 1500 m, puesto que repitió en el Europeo del año siguiente. Ese año ya corría en 4:02,84, marca que mejoró en 2003, con 4:01,30, muy cerca de los 4:00,59, que Maite Zúñiga mantenía como plusmarca española desde los Juegos de Barcelona. Fue 10ª en los Juegos de Atenas 2004 y volvió a ser 6ª en el Mundial de Helsinki de 2005. Ese año logró uno de los mayores éxitos de su carrera atlética. El 28 de agosto en la reunión de Rieti, la ciudad italiana testigo de 8 plusmarcas mundiales, Natalia Rodríguez se convertía en la primera, y única hasta el momento, española en correr los 1500 m por debajo de 4 minutos, al marcar 3:59,51, tiempo que le sirvió para ser 4ª. Su carrera atlética se vio interrumpida los siguientes dos años, primero por lesión y después por embarazo.

A diferencia de lo sucedido en etapas anteriores con Carmen Valero (1955) y Maite Zúñiga, Natalia Rodríguez no estaba sola. Nuria Fernández continuó progresando hasta realizar 4:03,57 en 2003 y 4:03,37 en 2006, año en que volvió a ser campeona de España. Como Rodríguez, se perdió la temporada de 2007 por embarazo. La ausencia de ambas atletas resultó bien cubierta por la cántabra Iris Fuentes-Pila (1980), acreditada en 4:04,25 (2002), que se impuso en el campeonato de España al aire libre en 2007 y 2008. La murciana Adoración García (1976), 4:04,64 (2002), y la obstaculista cántabra Zulema Fuentes Pila (1977), hermana de Iris, 4:04,72 (2004), también contribuyeron notablemente a mejorar la lista española de siempre de la prueba.

En el año olímpico de 2008, Natalia Rodríguez volvía a la alta competición. También lo hizo, con más dudas, Nuria Fernández, que finalmente no pudo acudir a los Juegos de Pekín por no acreditar la mínima de 4:07,00. A finales de agosto, no obstante, llegó a su pico de forma al correr en 4:03,63 en la reunión de Rieti. Pese al fallo de Fernández, por primera vez en la historia 3 atletas conseguían la mínima olímpica en la prueba de 1500 m: Natalia Rodríguez, 4:03,68, Iris Fuentes-Pila, 4:04,44, y la valenciana Dolores Checa (1982), 4:02,77, tiempo con el que encabezaría la lista española del año. Las dos primeras tomaron parte en el 1500 olímpico mientras Checa eligió el 5000.

En Pekín tuvieron lugar 3 series semifinales en el kilómetro y medio. Solamente las tres primeras pasaban directamente a la final. Las 12 plazas se completaban con los tres mejores tiempos. Rodríguez se clasificó directamente para la final al ser 2ª en la primera serie con 4:05,30. Fuentes-Pila, en una segunda serie lentísima, ocupó también la 2ª posición, con 4:14,10. Por primera vez en la historia 2 españolas entraban en una final olímpica de 1500 m. La final resultó una carrera extraña ritmo irregular. Los pases fueron 1:05,90, 2:13,70 y 3:16,41. El oro fue para la keniana Nancy Langat (1981) con 4:00,03, mientras que las españolas entraban en puestos de finalistas, Natalia 6ª , 4:03,19, mejor marca de la temporada, e Iris 8ª, con 4:04,86.

 

La presencia de una masa crítica de atletas por debajo de 4:05,00 y la constante presencia de españolas en las grandes finales hacían presagiar que las medallas estaban al caer. No hubo que esperar demasiado.

El 1500 femenino en España (II). Maite Zúñiga

La plusmarca española de 1500 m de Carmen Valero (1955) de 4:08,34 se mantuvo durante 12 años, hasta el 2 de julio de 1988, cuando la vasca Maite Zúñiga (1964) registró 4:06,44. Durante esos 12 años, ninguna atleta española, aparte de la propia Valero y de Zúñiga, consiguió correr en menos de 4:14,00. Fueron años complicados para el kilómetro y medio femenino, con la excepción del 5º puesto de la catalana Gloria Pallé (1961) en el Europeo en sala de 1984  Aunque a Zúñiga se la recuerda más por su 7º puesto en la final de 800 m de los Juegos Olímpicos de Seúl en 1988, consiguió sus mayores logros en 1500 m.

María Teresa Zúñiga Domínguez nació en Éibar el 28 de diciembre de 1964. Comenzó a destacar muy joven. Ganó su primer campeonato de España, en la distancia de 800 m, en 1982, a los 17 años. Repitió un año después. Su prometedora carrera pareció, no obstante, estancarse en los años siguientes. No pudo mejorar hasta 1987, año en que acreditó 2:02,61 en 800 m y 4:12,99 en 1500 m. Su buen hacer ese año, sin embargo, no hacía presagiar lo que sucedería en el año olímpico de 1988. Comenzó la temporada en la pista cubierta, superando la plusmarca española de 1500 m. En el Europeo, celebrado en Budapest, igualaba el 5º puesto de Pallé 4 años antes en el kilómetro y medio, con 4:11,34. Este tiempo mejoraba el nuevo tope nacional que ella misma, con 4:11,92, había establecido en día anterior en la semifinal.

Al aire libre realizó una temporada que le permitió codearse con las mejores del mundo. El 1 de junio en Sevilla superaba en casi tres segundos la plusmarca española de 800 de la versátil salmantina Rosa Colorado (1954), con 1:57,45. Este sorprendente registro le permitía aspirar a la final olímpica que tendría lugar en septiembre. Unos días después, en Madrid, corría los 400 m en 52,71, su mejor marca de siempre. A principios de julio realizaba en los 1500 m  los 4:06,44 ya reseñados. En agosto se proclamaba campeona de España de 400 m. La cita olímpica sería al mes siguiente. La competición tendría tres rondas en tres días. En la primera ronda, Zúñiga fue 4ª en la segunda serie, con 2:00,98. Había 4 series y entraban las 3 primeras y 4 tiempos. La vasca obtuvo el mejor tiempo de la respesca. Al día siguiente corrió la primera semifinal. Las 4 primeras estarían en la final. Zúñiga fue otra vez 4ª con unos excelentes 1:58,85, en una serie rapidísima ganada por la alemana campeona del mundo Sigrun Wodars (1965) en 1:57,21. La gran rival de esta, su compatriota  Christine Wachtel (1965) se impuso en la segunda semifinal con 1:58,44. carrera en la que 6 mujeres corrieron por debajo de 2 minutos. Se preveía una final rápida y así sucedió, con las dos alemanas en cabeza pasando el primer 400 en 56,43. Zúñiga mantenía el contacto en posiciones sencundarias. Wodars continuó con el exigente ritmo, que la española ya no pudo seguir. Wachtel superó a su compatriota a falta de 200 m, pero Wodars recuperó la cabeza a falta de 50 m y se hizo con el oro en 1:56,10. Zúñiga fue 7ª con su tercer mejor tiempo de siempre, 1:59,82, todo un éxito para el atletismo español.

Las dos semifinales y la final del 800 femenino de Seúl

Zúñiga mantuvo su buena forma al año siguiente. En pista cubierta fue 4ª en los 800 m del Europeo. Al aire libre se proclamó campeona de España de 1500 m por primera vez. Lo sería también de forma consecutiva de 1993 a 1998. De 1990 a 1992 se colgó el oro nacional de 800 m. En total se hizo con 12 campeonatos de España absolutos al aire libre. En 1989, sin embargo, aún era una corredora de 800 m. No se pasaría definitivamente al 1500 hasta 1992. En la Copa del Mundo, que ese año tuvo lugar en Barcelona, Zúñiga ocupó un excelente 5º puesto en la prueba de 800 con 1:58,49, su segundo mejor tiempo de siempre. La prueba tuvo un altísimo nivel. La campeona olímpica Sigrun Wodars no pudo con la cubana Ana Fidelia Quirot (1963), que se impuso con 1:54,44, su mejor marca de siempre y aún 4ª mejor marca de todos los tiempos.

Los años de 1990 y 1991 no fueron buenos para Zúñiga, pues no logró entrar en las finales del Europeo de 1990 ni del Mundial de 1991 al aire libre. Sin embargo, volvió a lo más alto, ya como corredora de 1500 m en 1992, en los Juegos Olímpicos de Barcelona. acudió a la competición con 4:08,78, algo alejados de los 4:06,44 que poseía como plusmarca mundial desde hacía 4 años. Ya en los Juegos, se impuso en la segunda serie de la primera ronda con 4:07,93. Fue 5ª en la segunda semifinal, con una nueva plusmarca española de 4:04,00. La final fue rapidísima. Zúñiga se mantuvo prudentemente en puestos secundarios y fue de menos a más en la última vuelta adelantando rivales hasta alcanzar en 6º puesto con 4:00,59, nueva plusmarca española. Como Mariano Haro (1940) 20 años antes, la española conseguía ser finalista tras mejorar en dos ocasiones su propia plusmarca nacional. El oro fue para la valiente argelina Hassiba Boulmerka (1968), amenazada de muerte por los islamistas de su país, a los que no gustaba su atuendo deportivo. Su tiempo, excelente, 3:55,30.

El año de 1992 fue probablemente el mejor en la carrera deportiva de la eibarresa. Aunque no logró mejorar los tiempos del año olímpico, Zúñiga siguió compitiendo a un nivel muy alto hasta finales de los 90. En 1993 fue 5ª en la final del Mundial en sala y 12ª en el Mundial al aire libre. En 1994 fue 6ª en el Europeo en sala y 8ª al aire libre. En 1995 consiguió finalmente entrar en un podio de un gran campeonato. Sucedió en el Mundial en sala de Barcelona. Inicialmente fue 5ª, pero, de forma retrospectiva, las descalificaciones por consumo de drogas de la rusa Lyubov Kremlyova (1961) y de la rumana Violeta Szekely (1965), inicialmente 3ª y 4ª, otorgaron el bronce a la española. Ese año en el Mundial al aire libre fue 8ª. En los Juegos de Atlanta 1996 no pasó a la final, sin embargo, pudo recuperarse para una gran temporada al año siguiente. Tras ser 11ª en el Mundial en sala, tuvo la mejor actuación de su carrera en un Mundial al aire libre, donde volvió a demostrar una gran capacidad competitiva. Llegó con una mejor marca de 4:11,03. En las series fue 3ª con 4:08,09. Se clasificó por tiempos para la final con 4:06,66, el mejor registro de la repesca. En una final muy táctica se vio algo encerrada en la última vuelta y le faltaron metros para alcanzar el podio. Finalmente fue 4ª, con 4:04,80, a 0,1 del bronce, y a 0,56 de la ganadora, la portuguesa Carla Sacramento (1971).

En 1998 corrió el 2º 1500 más rápido de su vida al aire libre, 4:03,74. No obstante, en el Europeo solo fue 8ª. Había sido 6ª en sala ese mismo año. Aún compitió en el Mundial al aire libre de Sevilla en 1999. Se retiró al año siguiente.

Zúñiga es una de las mejores mediofondistas españolas de siempre. Se mantuvo más de 10 temporadas a un nivel muy alto, con importantes logros en grandes campeonatos. Su 7º puesto en la final olímpica de 800 metros sigue siendo la mejor prestación en unos Juegos de un atleta (hombre o mujer) español. Su plusmarca española de 800 m, pese a los embates de la vallisoletana Mayte Martínez (1976) acaba de cumplir 29 años.

 

El 1500 femenino en España (I). De las pioneras a Carmen Valero

La IAAF no reconoció como oficial la prueba femenina de 1500 metros hasta 1967. En la Unión Soviética, sin embargo, la prueba ya se disputaba en los años 30, incluso en campeonatos. La primera plusmarquista española fue la coruñesa Elia Amieiro (1949), quien en unas pruebas locales en el estadio de Riazor el 30 de marzo de 1969 realizó 4:52,9.  La plusmarca le duró 6 días, pues el 5 de abril la guipuzcoana María Coro Fuentes (1951) marcó 4:44,2 en un control en las pistas del INEF de Madrid. Fuentes mejoró en total 7 veces la plusmarca española de 1500 m hasta dejarla en 4:28,3 el 10 de junio de 1971. Fue también 7 veces plusmarquista nacional de 800 m. El primer campeonato de España de la prueba se celebró el mismo 1969. Fuentes corrió el 800, prueba en la que superó la plusmarca nacional por primera vez, 2:12,8. Ausente Fuentes, la primera campeona de España fue la cántabra, aún en activo en el atletismo veterano, Consuelo Alonso (1948) con 4:42,5. Fuentes fue campeona de España en 1970 y 1971. También fue oro nacional en 800 m en tres ocasiones y en campo a través en 2. Representó a España en el primer campeonato de Europa en sala, en la prueba de 800 m en 1970 y al aire libre en la misma prueba en el Europeo de 1971.

La última plusmarca de 1500 m de Fuentes estuvo vigente menos de 1 mes. El 1 de julio de 1971, su paisana Belén Azpeitia (1952-2005) realizó 4:24,2. Azpeitia superó en dos años la plusmarca española de 1500 m 6 veces hasta dejarla en 4:18,6 el 26 de julio de 1972. También fue plusmarquista española de 800 y de 3000 m. Nunca fue campeona nacional de 1500 m. Sí lo fue de 800 m en dos ocasiones y de campo a través 4 veces. Atleta con gran capacidad competitiva, consiguió todas sus plusmarcas de 1500 m en pruebas internacionales, incluyendo el campeonato de Europa de 1971, en el que fue la primera española en tomar parte en el kilómetro y medio en un Europeo. Ese mismo año fue 4ª en los Juegos del Mediterráneo, también con plusmarca nacional.

El dominio de Azpeitia en el mediofondo femenino español llegó abruptamente a su fin en 1973, con la irrupción de una júnior que en poco tiempo se convertiría en una de las mejores atletas españolas de siempre, la vallesana Carmen Valero (1955). Aunque nacida en Castelserás (Teruel) el 4 de octubre de 1955, Carmen Valero Omedes se trasladó con pocos días de vida a Cataluña. Se formó como atleta en Sabadell, siempre a las órdenes del antiguo plusmarquista español de 5000 m Josep Molins (1933). Valero fue una excepcional corredora de campo a través, dos veces campeona del mundo (1976 y 1977). En 1973, con tan solo 17 años, fue 25º en el Mundial absoluto femenino de campo a través. Mejoró hasta el 9º puesto en 1974 y al 3º en 1975.

En la prueba de 1500 metros consiguió su primera plusmarca española el 28 de agosto de 1973, en Duisburgo (RFA), donde se celebraba el campeonato de Europa junior, en el que Valero fue 4ª, con 4:18,25. El año anterior, con 16 años, había conseguido el primero de sus 7 oros nacionales al aire libre en 1500 m. Superó un total de 4 veces la plusmarca española del kilómetro y medio hasta dejarla en 4:08,34 el 8 de junio de 1976. Fue la primera mujer finalista en un campeonato de Europa, 7ª en 1974, con 4:11,61, entonces plusmarca española. 43 años después sigue siendo plusmarca española júnior. Valero fue la primera atleta española en tomar parte en unos Juegos Olímpicos. Ocurrió en Montreal 1976, en 800 y 1500 m. Además de los 7 oros en nacionales en 1500, fue 3 veces campeona de España de 800 m, 4 de 3000 m, 1 de 5000 m y 8 de campo a través. Superó en 2 ocasiones la plusmarca española de 800 m, hasta 2:04,12, y en 6 la de 3000 m, hasta 9:00,9. Probablemente habría sido una gran corredora de 5000 y 10000 m, pero entonces estas pruebas no tenían rango oficial y apenas se disputaban. Diversos problemas físicos hicieron que bajase su rendimiento desde finales de los 70. Dejó el atletismo de 1982 a 1984, pero volvió en 1985 y consiguió al año siguiente ser campeona de España de campo a través y de 5000 m. Aún siguió compitiendo hasta finales de los 80.

En 1991, una encuesta realizada entre estadísticos, atletas, exatletas, directivos y entrenadores consideró a Valero la mejor atleta española de la historia. Su plusmarca de 1500 m se mantuvo durante 12 años, hasta la llegada de una de las grandes mediofondistas españolas de siempre, María Teresa Zúñiga (1964)

El 1500 en España (y IX). Epílogo

Y hasta aquí la historia del 1500 masculino en España. Para próximas entradas quedará el 1500 femenino. En 2004 había publicado una entrada sobre la historia del 1500 en España en el foro Elatleta.com, en un espacio de grato recuerdo llamado ¿De quién hablamos? Eran 2182 palabras, más la estadística. Pensé en ampliarlo un poco y hacer 4 entradas. Al final resultaron 8 entradas de unas 2000 palabras cada una más la estadística. Ha sido muy interesante bucear desde sus inicios en la que fue durante años prueba reina del atletismo español. No hay mucha información anterior a los años 50. En este sentido ha sido de gran ayuda la hemeroteca de El Mundo Deportivo y la colaboración de Miguel Villaseñor para fechas de nacimiento y fallecimiento de atletas de aquella época. En algunos casos, como los de Jaume Angel y Enrique Piferrer recurrí a las esquelas de La Vanguardia para averiguar sus fechas de fallecimiento. Por cierto, no logré saber la causa de la muerte de Joaquín Miquel, a la temprana edad de 25 años.  Algo que me sorprendió negativamente fue que no hubiese ningún tipo de obituario en Atletismo Español de Manuel Macías en 1983. También tengo que agradecer a Jorge González Amo que me aportase información sobre el desarrollo de la prueba en España a finales de los 60 y en los 70, así como su revisión crítica de las entradas del blog. A partir de finales de los 70 las fuentes de información son muy numerosas, por lo que resultó más sencillo reconstruir la historia.

Y la historia comienza de forma muy precaria. Hasta los años 50, con el surgimiento de Tomás Barris, el 1500 español está a años luz de los mejores del mundo. No fue hasta 1954 que un español, Manuel Macías, consiguió bajar de 4 minutos, entonces un tiempo discreto en el ámbito internacional. Es probable que sin la Guerra Civil, el primero hubiese sido Jaume Angel, uno de los primeros en entrenar de forma reglada, pero hubo que esperar casi 20 años. Con Barris, el 1500 español encontró su hueco en el mapa internacional. Tras Barris se consolidó una buena masa crítica de mediofondistas, de donde salieron a finales de los 70 José Manuel Abascal y José Luis González, que llevaron la prueba casi a los más alto del panorama mundial, con medallas en Europeos, Mundiales y Juegos. Los logros de estos atletas se vieron superados en la década de los 90 con el oro olímpico de Fermín Cacho, así como los oros europeos del propio Cacho y de Reyes Estévez. El nuevo siglo no consiguió mejorar lo anterior, pero proporcionó una buena generación de milleros durante los primeros 10 años, con Juan Carlos Higuero, Arturo Casado 0 Manuel Olmedo como representantes más destacados. En los últimos años la prueba ha decaído, aunque se vislumbra un futuro esperanzador con el regreso de David Bustos y algunos buenos atletas en categorías inferiores.

Para los que queráis la serie completa os la dejo en el siguiente PDF:

el-1500-en-espanael-1500-en-espana

Lista española de todos los tiempos (cerrada el 31 de diciembre de 2016)

3:28.95 Fermín Cacho 160269 2cA Zúrich 13.08.1997
3:30.57 Reyes Estévez 020876 3 Sevilla 24.08.1999
3:30.92 José Luis González 081257 3 Niza 16.07.1985
3:30.94 Isaac Viciosa 261269 5 Mónaco 08.08.1998
3:31.13 José Manuel Abascal 170358 1 Barcelona 16.08.1986
3:31.21 José Antonio Redolat 170276 1 Estocolmo 17.07.2001
3:31.48 Andrés Manuel Díaz 120769 2 Mónaco 18.08.2000
3:31.57 Juan Carlos Higuero 030878 4 Roma 14.07.2006
3:32.70 Arturo Casado 260183 4 Berlín 22.08.2010
3:32.88 Alvaro Fernández 070481 11 Bruselas 03.09.2004
3:33.18 Diego Ruiz 050282 3c1 Barcelona 22.07.2011
3:33.43 Sergio Gallardo 220379 8 Roma 13.07.2007
3:34.03 Manuel Pancorbo 070766 8 Niza 16.07.1997
3:34.10 Álvaro Rodríguez 250587 6 Hengelo 27.05.2012
3:34.44 Manuel Olmedo 170583 10 París 08.07.2011
3:34.47 Anacleto Jiménez 240267 1 Madrid 12.06.1996
3:34.66i Roberto Parra 060476 1 Sevilla 22.02.2003
3:34.77 David Bustos 250890 2cA Huelva 07.06.2012
3:35.15 Ángel Fariña 210567 4 Barcelona 16.07.1990
3:35.24 Adel Mechaal 051290 1cA Barcelona 30.06.2016
3:35.55 Francisco J Abad 180881 7 Zagreb 13.09.2011
3:35.56 José Luis Carreira 300362 2 La Coruña 06.08.1986
3:35.69 Alberto García 220271 4 Madrid 07.07.2001
3:35.84 Teófilo Benito 220766 4 Guecho 29.06.1991
3:35.86 Andrés Vera 311260 4 La Coruña 06.08.1986
3:36.11 Orlando Castro 011170 7 Rieti 30.08.1998
3:36.11 Luis M Martín 110172 4 San Sebastián 20.08.2002
3:36.41 Carlos García 200875 5 Madrid 12.06.1996
3:36.41 Mauris Surel Castillo 191084 5cA Barcelona 30.06.2016
3:36.53 Jesús España 210878 6 Doha 15.05.2002
3:36.71 Pedro A Esteso 131076 7 Zagreb 08.07.2002
3:36.81 Eugenio Barrios 031176 8 Berlín 03.09.2006
3:36.83 Víctor Rojas 091268 8 Barcelona 16.07.1990
3:36.93 Marc Alcalá 071194 6c1 Barcelona 30.06.2016
3:37.13 Mateo Cañellas 270472 3 Sevilla 06.06.1996
3:37.24 Antonio Abadía 020790 1cB Huelva 03.06.2016
3:37.5 m Abel Antón 241062 1 Zaragoza 17.09.1985
3:37.64 Jaime López de Egea 050455 1 Grosetto 18.07.1984
3:37.67 José Manuel Cerezo 230673 9c1 San Sebastián 10.08.2003
3:37.68 Alberto Imedio 240591 7c1 Huelva 12.06.2013
3:37.70 Víctor JCorrales 120389 3c1 Mataró 18.07.2015
3:37.72i Lorenzo Hidalgo 070165 3 Sevilla 27.02.1990
3:37.77 Carlos Alonso 150989 8c1 Huelva 12.06.2013
3:37.79 Francisco J Alves 030980 6 San Sebastián 20.08.2002
3:38.07 Yusef El Nasri 280779 13 París 03.07.1999
3:38.13 Marco Antonio Rufo 090368 1c1 Alcalá de Henares 23.06.1990
3:38.13 Federico Gallego 260267 4 Barcelona 04.08.1991
3:38.16 Antonio Herrador 291166 7 Rieti 05.09.1995
3:38.17 Gustavo Platas 190281 4 Huelva 13.09.2007
3:38.30 Adelino Hidalgo 080363 4 La Coruña 05.08.1987
3:38.30 Kevin López 120690 10c1 Huelva 12.06.2013
3:38.31 Juan Carlos Esteso 131076 10cA Barcelona 29.07.1999
3:38.34 Joan Viudes 190167 5 Barcelona 04.08.1991
3:38.34 Roberto García 200875 4 Huelva 07.06.2005
3:38.43 Enrique Molina 250268 6 Barcelona 04.08.1991
3:38.64 Llorenç Sales 140788 6c1 Mataró 18.07.2015
3:38.68 Francisco España 271084 6 Oslo 06.06.2008
3:38.7m Bruno Toledo 231173 1 Oviedo 09.05.1998
3:38.75 Víctor Riobó 060480 9c1 Huelva 10.06.2009
3:38.87i Antonio M Martínez 201278 3 Sevilla 22.02.2003
3:38.96 Igor Murga 150374 15c1 Barcelona 29.07.1999
3:39.08 Felipe Carnicer 250383 Bilbao 23.06.2007
3:39.09 Carles Castillejo 180878 8c1 Madrid 19.07.2003
3:39.12 Benjamín Fernández 121055 3 Barcelona 13.08.1985
3:39.15 Rubén Villarroya 301076 10 San Sebastián 20.08.2002
3:39.18 Alejandro Gómez 110467 4 Vigo 23.07.1991
3:39.35 Mariano E Villarrubia 201180 12c1 Huelva 13.06.2008
3:39.36 Luis Alberto Marco 200886 7c1 Huelva 02.06.2011
3:39.43 Andrés Martínez 091268 5c1 Alcalá de Henares 02.07.1994
3:39.46 Alfredo Carlos Rodelas 191261 11 Guecho 30.07.1990
3:39.49 David Palacio 080688 7c1 Mataró 15.07.2014
3:39.6m Colomán Trabado 020158 1 La Coruña 18.08.1982
3:39.64 Iván Pérez 230476 1c1 Baracaldo 01.07.1998
3:39.65 Roberto Pérez 190568 11 La Coruña 26.07.1990
3:39.75 Miguel Martínez 090268 5 Andújar 08.09.1990
3:39.76 Víctor M Morente 280471 16cA Barcelona 29.07.1999
3:39.79 Sergio Sánchez 011082 10c1 San Sebastián 03.07.2004
3:39.85 Aelemayehu Bezabeh 220986 12c1 Huelva 09.06.2010
3:39.92 Emilio A Martín 220682 11c1 San Sebastián 03.07.2004
3:40.0m Jorge González Amo 270145 3 Gotemburgo 26.08.1968
3:40.05 Txomin Martín 100970 3 Baracaldo 19.06.1996
3:40.07 Luis A Zabaleta 170261 3c1 Alcalá de Henares 23.06.1990
3:40.2m Juan José Torres 261157 1 Barcelona 08.09.1983
3:40.20 Javier Moro 160475 12 Barcelona 25.07.1998
3:40.23 Carlos Atila Cuenca 240672 8 Lucerna 29.06.1993
3:40.29 Antonio Fernández Agudo 210361 4 Barcelona 16.08.1986
3:40.31 Jaime Villalonga 100565 5 La Coruña 20.08.1988
3:40.34 Xavier Areny 200181 2c1 Baracaldo 13.07.2002
3:40.4m Antonio Burgos 281149 6 Aarhus 27.06.1972
3:40.41 Víctor Montaner 120886 10c1 Málaga 27.06.2009
3:40.45 Manuel López 060464 6 Barcelona 13.08.1985
3:40.49 Manuel Ángel Penas 091177 4c1 Nivelles 16.08.2002
3:40.58 Pol Guillén 011077 2c1 Barcelona 25.07.2001
3:40.61 Francisco Javier Ferrando 081173 4 Zaragoza 30.07.1997
3:40.62 Miguel Quesada 180979 14 San Sebastián 20.08.2002
3:40.67 Antonio Serrano 080365 8 Barcelona 12.07.1989
3:40.69 José Blas Serrano 250972 4 Baracaldo 19.06.1996
3:40.70 Pablo Villalobos 200578 2c1 Baracaldo 10.07.2004
3:40.72 Javier Rodríguez 220274 8 Sevilla 05.06.1994
3:40.72 Juan José Troya 151084 2c2 Barcelona 25.07.2009
3:40.9m Juan Puerta 280971 1 Gijón 27.07.1995
3:40.92 Jordi Torrents 250997 13c1 Barcelona 30.06.2016
3:40.95 Carlos Suárez 250975 9 Maia 15.07.2000
3:40.96 Eliseo Martín 051173 1c1 Gerona 21.08.2000
3:41.00 Lluís Mezquida 120574 5c1 Barcelona 16.06.1999
3:41.00 Daniel Lahaba 111181 1c2 Huelva 20.06.2006
3:41.01 Miguel Ángel García 071176 2 Barquisimeto 20.06.2003
3:41.06 Roberto Alaiz 200790 1 Palencia 22.06.2013
3:41.16 Francisco Javier Antolín 171169 8 Andújar 08.09.1990
3:41.17 Francisco Javier Pascual 150261 7 Barcelona 30.06.1984
3:41.3+m Alberto Esteban 060143 3 Estocolmo 02.07.1968
3:41.3 m Miguel Ángel Lindoso 310362 4 La Coruña 18.08.1982
3:41.31 Ignasi Taló 060468 6c1 lcalá de Henares 01.07.1995
3:41.37 Fernando Sáinz 251189 12c1 Mataró 18.07.2015
3:41.38 Eduardo Vargas 131176 10 Motril 30.05.1999
3:41.40 Marc A Cepeda 010774 3c1 Gerona 21.08.2000
3:41.44 Carlos Mayo 180995 1 Huelva 10.06.2015
3:41.51 Francisco Roldán 260590 12 Mataró 08.07.2012
3:41.52 Abdelaziz Merzougui 300891 1 Mataró 05.06.2011
3:41.57 Raúl Aldehuela 290176 5c1 Gerona 21.08.2000
3:41.7m Tomás Barris 010230 4 Turku 29.08.1958
3:41.70 Juan Diego Bote 020485 8c2 Sevilla 04.06.2005

Progresión de la plusmarca española de 1500 m

4:33.6 Jaime Mestres Barcelona 28.02.1915
4:31.4 Pedro Prat Barcelona 01.08.1915
4:31.4 Edmundo Medina San Sebastián 30.04.1916
4:30.0 Juan Muguerza San Sebastián 19.03.1918
4:29.0 Rosendo Calvet Barcelona 18.08.1918
4:29.0 Rosendo Calvet Barcelona 22.09.1918
4:23.6 Juan Muguerza San Sebastián 08.06.1919
4:18.0 Juan Muguerza Barcelona 19.10.1919
4:17.4 (1) Joaquim Miquel Tolosa 25.05.1924
4:14.6 (1) Miquel Palau Barcelona 10.05.1925
4:13.4 Miquel Palau Tarragona 05.07.1925
4:13.2 Joaquim Miquel Madrid 26.06.1927
4:12.8 José Reliegos Barcelona 30.06.1929
4:10.4 José Ruiz Tolosa 18.10.1931
4:09.2 Miguel Cialceta Tolosa 23.07.1933
4:08.0 Enrique Piferrer Barcelona 16.06.1935
(4:07.9)
4:03.0 Jaume Angel Barcelona 14.07.1935
4:02.6 Manuel Macías Barcelona 27.07.1946
4:02.2 Daniel Poyán Merano 04.09.1949
(4:02.1)
4:02.0 Daniel Poyán Lausana 01.09.1951
(4:01.9)
4:01.8 Manuel Macías Rabat 10.05.1953
4:00.2 Manuel Macías París 13.06.1953
(4:00.1)
3:59.8 Manuel Macías Madrid 23.05.1954
(3:59.7)
3:59.6 Manuel Macías Madrid 11.07.1954
(3:59.5)
3:54.6 Manuel Macías Barcelona 17.07.1954
(3:54.5)
3:54.6 Tomás Barris Barcelona 07.06.1955
3:54.2 Tomás Barris Barcelona 26.06.1955
3:53.8 Tomás Barris Barcelona 21.07.1955
3:53.6 Tomás Barris Barcelona 15.07.1956
3:53.3 Tomás Barris Varberg 06.07.1957
3:47.9 Tomás Barris Estocolmo 10.07.1957
3:46.4 Tomás Barris Oslo 16.07.1957
3:45.5 Tomás Barris Turku 15.08.1958
3:44.5 Tomás Barris Estocolmo 22.08.1958
3:41.7 Tomás Barris Turku 29.08.1958
3:41.3+ Alberto Esteban Estocolmo 02.07.1968
3:40.0 Jorge González Amo Goteborg 26.08.1968
3:40.01 José Manuel Abascal Atenas 26.06.1977
3:38.2 José Manuel Abascal Barcelona 10.09.1977
3:36.32 José Luis González Bruselas 04.09.1979
3:35.1 José Luis González Barcelona 10.09.1980
3:34.41 José Luis González Estocolmo 07.07.1981
3:33.12 José Manuel Abascal Roma 14.09.1982
3:30.92 José Luis González Niza 16.07.1985
3:28.95 Fermín Cacho Zurich 13.08.1997

Entre paréntesis figura la marca real, cuando los tiempos se redondeaban en quintos de segundo.

Españoles finalistas en 1500 m en Campeonatos de Europa al aire libre, Campeonatos del Mundo al aire libre y Juegos Olímpicos

José M Abascal Europeo 1982 Bronce
José M Abascal Mundial 1983 5º
José M Abascal Juegos 1984 Bronce
Andrés Vera Juegos 1984 7º
José L González Europeo 1986 4º
José L González Mundial 1987 Plata
José L González Europeo 1990 6º
Fermín Cacho Mundial 1991 5º
Fermín Cacho Juegos 1992 Oro
Fermín Cacho Mundial 1993 Plata
Fermín Cacho Europeo 1994 Oro
Isaac Viciosa Europeo 1994 Plata
Manuel Pancorbo Europeo 1994 6º
Fermín Cacho Mundial 1995 8º
Fermín Cacho Juegos 1996 Plata
Fermín Cacho Mundial 1997 Plata
Reyes Estévez Mundial 1997 Bronce
Reyes Estévez Europeo 1998 Oro
Fermín Cacho Europeo 1998 Bronce
Reyes Estévez Mundial 1999 Bronce
Fermín Cacho Mundial 1999 4º
Andrés Díaz Mundial 1999 5º
Andrés Díaz Juegos 2000 7º
Juan C Higuero Juegos 2000 8º
Reyes Estévez Mundial 2001 5º
José A Redolat Mundial 2001 6º
Reyes Estévez Europeo 2002 Plata
Juan C Higuero Europeo 2002 5º
Reyes Estévez Mundial 2003 6º
Reyes Estévez Juegos 2004 7º
Arturo Casado Mundial 2005 5º
Juan C Higuero Mundial 2005 6º
Juan C Higuero Europeo 2006 Bronce
Arturo Casado Europeo 2006 4º
Sergio Gallardo Europeo 2006 5º
Juan C Higuero Juegos 2008 4º
Arturo Casado Europeo 2010 Oro
Manuel Olmedo Europeo 2010 Bronce
Reyes Estévez Europeo 2010 4º
Manuel Olmedo Mundial 2011 4º
David Bustos Europeo 2012 Bronce
David Bustos Europeo 2014 6º
David Bustos Europeo 2016 Plata
David Bustos Juegos 2016 7º

Bibliografía

Calvo M, Etayo JJ, García JM, Hernández JL, Villaseñor M. El atletismo español en los Juegos Olímpicos. AEEA. Boletín 97. Julio 2016.
García JM (editor). El atletismo olímpico español. Amberes 1920 – Barcelona 1992. AEEA. Madrid. 1991.
López JL. Atletismo 84. Sirocco. Barcelona 1985.
Mansilla I. El 1500 masculino en España. Boletín de la AEEA 66 2002.
Mansilla I, Hernández JL. Tomás Barris. El atleta que abrió las puertas de Europa. AEEA. Madrid 2010.
Mansilla I, Villaseñor M. Lista española de todos los tiempos 2016. AEEA. RFEA.
Romo I. Abascal – González, ¿quién es mejor? Atletismo Español 381. Mayo 1987. Pág 5-13.

 

El 1500 en España (VIII). Del triplete en sala a los Juegos de Río

La temporada en sala de 2007 culminó con un histórico triplete en el Europeo celebrado en Birmingham. Los tres españoles que habían estado el año anterior en el Europeo de Gotemburgo, Juan Carlos Higuero (1978), Sergio Gallardo (1979) y Arturo Casado (1983), coparon las tres primeras plazas del podio en la prueba de 1500 m. España ya había conseguido un triplete en 3000 m en 2002, en Viena. Al aire libre, sin embargo, las cosas no fueron tan bien. Higuero consiguió su 5º y último campeonato de España. Junto con los otros medallistas europeos acudió al Mundial al aire libre de Osaka donde se produjo por primera vez en la historia en hecho negativo de que no hubo ningún español entre los 8 primeros en la prueba de 1500 m. Higuero fue el mejor en el puesto 13º. El burgalés, con 3:32,18 (11º mundial), volvió a liderar la lista nacional, por delante de Gallardo, quien con 3:33,43 (16º mundial) hizo su mejor marca de siempre, de Casado, 3:34,09 (20º mundial) y de Reyes Estévez (1976), 3:34,33 (24º mundial).

El año siguiente, 2008, era olímpico. Los Juegos tendrían lugar en Pekín, en la segunda mitad de agosto. En la temporada invernal, Valencia albergaba el Mundial en sala. Higuero, en una trepidante última vuelta tras quedarse encerrado, se hizo con el bronce, con Casado en 4ª posición. El bronce del burgalés igualaba el de Andrés Díaz (1969) en Maebashi en 1999, actuaciones solo superadas por las platas de José Manuel Abascal (1958) en 1987 y Fermín Cacho (1969) en 1991. Al aire libre, el campeonato de España sería clave para la selección olímpica. El 1500 resultó muy lento. Finalmente Casado se hizo con su segundo campeonato en 3:51,51 por delante de Estévez, 3:51,76 e Higuero, 3:51,90. Estos tres atletas acudirían finalmente a Pekín. Estévez no consiguió el pase a semifinales, que sí hicieron Higuero y Casado. El atleta de Bahrein, nacido en Marruecos, Rashid Ramzi (1980) corrió, con 3:32,89, la serie más rápida de la historia de los Juegos. Casado se quedó en las semifinales, mientras que Higuero fue 3º en la primera, en la que la diferencia entre el 1º y el 8º fue de 0,9. A tenor de los visto en las rondas preliminares, solo Ramzi parecía por encima del resto. En la carrera definitiva el keniano Asbel Kiprop (1989) dio paso al 400 en 56,48 y el 800 en 1:56,06. Su compatriota Augustine Choge (987) encabezó el paso por el 1200 en 2:53,67, con Higuero en 9ª posición algo alejado de la cabeza. En el último 200 atacó Ramzi, que se llevó con él a Kiprop. En la última recta Higuero era 8º. Ramzi y Kiprop lograron mantener las 2 primeras posiciones. Ramzi entró ganador con 3:32,94, por 3:33,11 del keniano. Higuero, en una espectacular remontada, consiguió entrar 5º. Algo más de un año después, se descubrió que Ramzi había consumido CERA, un estimulante de la formación de glóbulos rojos, con lo que perdió el oro, que pasó a Kiprop. Higuero pasaba a la 4ª posición a tan solo 0,23 del bronce. Con este resultado se convertía en el tercer mejor corredor español de 1500 m en unos Juegos Olímpicos, tras el oro y la plata de Cacho en 1992 y 1996 y el bronce de Abascal en 1984. Con 3:32,57 (12º mundial), Higuero volvió a ser el mejor español, por delante de  Casado, 3:33,14 (17º mundial).

La pista cubierta dio a España en único éxito del 1500 en 2009 cuando el burgalés Diego Ruiz (1982) se hizo con la medalla de plata. Este fue el mayor éxito atlético de Ruiz, que llegó a correr al aire libre en 3:33,18 (2011). Arturo Casado ocupó la 5ª posición y el vallisoletano Álvaro Rodríguez (1987) la 9ª. Rodríguez había sido campeón de Europa sub23 y subcampeón mundial universitario en 2007. En 2012 realizó su plusmarca personal 3:34,10 al aire libre. Reyes Estévez se proclamó campeón de España al aire libre por 5ª y última vez con una gran recta final, en la que superó a Higuero y a Casado. Los 3 representaron a España en el Mundial celebrado en Berlín, en el que por primera vez en la historia no hubo ningún español en la final. Higuero con 3:32,59 (14º mundial) volvió a encabezar la lista española. Al año siguiente, el objetivo de los atletas españoles era el más asequible Campeonato de Europa al aire libre, que se celebraba en Barcelona. El sorprendente ganador del campeonato de España al aire libre fue Manuel Olmedo (1983), en el primer año que hacía 1500 m, por delante de Casado y de Estévez, ya con 34 años. Los tres se clasificaban para el Europeo, donde España recuperó la autoestima. Los tres se clasificaron para la final sin problemas. La carrera definitiva resultó muy lenta, con pases de 1:04,43 y 2:08,65, con Reyes Estévez en cabeza. El británico Tom Lancashire (1985) cogió la cabeza en el último 500 y pasó el 1200 en 3:03,87, con Casado muy cerca. El madrileño pasó a la primera posición a falta de 200 m y consiguió despegarse en la última recta. Se hizo con el oro en 3:42,74. Estévez, que entró en la recta final peleándose por la plata, fue finalmente 4º, 3:43,67, superado por el alemán Carsten Schlanger (1980), 3:43,52 y por Olmedo, 3:43,54, que era 7º a falta de 80 metros. Casado redondeó su temporada siendo el mejor español del año con 3:32,70 (14º mundial).

Para Manuel Olmedo Villar (Sevilla, 17 de mayo de 1983) la transición al 1500 resultó muy exitosa. Olmedo ya había destacado como cadete con una marca en 1000 m de 2:32,2. Posteriormente se dedicó a los 800 m, distancia en la que fue bronce (2003) y plata (2005) en el Europeo sub23, olímpico en 2004 y 2008 y campeón de España al aire libre en 2007 y 2008. En 2010 se pasó al 1500 con muy buen resultado: campeón de España y bronce europeo al aire libre. Su mejor marca ese año fue 3:36,98. 2011 fue su gran año, que comenzó con el oro en el campeonato de Europa en sala. En la misma carrera Higuero fue 6º y Diego Ruiz 9º. Al aire libre, el sevillano renovó su título de campeón de España, derrotando a Diego Ruiz en una carrera lentísima, 3:53,86. En el Mundial, que se celebraba en la ciudad coreana de Daegu, Olmedo se plantó en la final. Como suele suceder en este tipo de carreras, la final comenzó de forma lenta con pases de 1:00,02 y 2:01,51, con el neozelandés Nick Willis en primera posición, con Olmedo en la mitad del grupo. A falta de 600 metros Asbel Kiprop pasaba a la cabeza, que mantuvo hasta poco antes del 1200, momento en que se vio superado por su compatriota Silas Kiplagat (1989), que marcó 2:57,01. Kiprop recuperaba la primera posición a falta de 200 metros. Los dos kenianos pelearon por el oro, que acabó yéndose al cuello de Kiprop, 3:35,69. Olmedo que, como en año anterior en el Europeo, iba 7º a falta de 100 m consiguió remontar hasta la 4º plaza, 3:36,33. La clasificación del sevillano lo convertía en el 4º mejor atleta español en un Mundial al aire libre tras las platas de José Luis González (1957) en 1987, Cacho en 1993 y 1997, y los bronces de Estévez en 1997 y 1999. Olmedo también ha sido el último atleta español en disputar una final de un campeonato del Mundo al aire libre. No hubo españoles en las finales de 2013 ni de 2015. El sevillano consiguió esta temporada sus mejores registros en 800 m, 1:44,56, y 1500 m, 3:34,44, aunque el líder del año en España fue Diego Ruiz con 3:33,18 (19º mundial). Las lesiones, desgraciadamente, persiguieron a Olmedo en los años siguientes y no pudo volver a rendir como en 2010 y 2011.

Debido a la pérdida de importancia del atletismo europeo en el concierto mundial, la Asociación Europea de Atletismo decidió transformar los campeonatos de Europa al aire libre en bianuales, de modo que cada 4 años coincidirían con al cita olímpica. En estos casos no se disputaría la marcha ni el maratón. El primero de estos casos se dio en 2012, año en que coincidiría el Europeo de Helsinki, del 27 de julio al 1 de junio, con los Juegos de Londres, del 3 al 12 de agosto. Tras una irrelevante pista cubierta, la primera cita del 1500 español era el Europeo de Helsinki. España acudió con un renqueante Olmedo, que no pudo terminar su serie, Álvaro Rodríguez y el mallorquín David Bustos (1990). Este último fue el único que pudo acceder a la final, que resultó muy táctica. Su buen final le permitió hacerse con el bronce en 3:46,45, a 0,25 del ganador, el noruego Henrik Ingebritsen (1991)

Bustos, Álvaro Rodríguez y Diego Ruiz resultaron finalmente seleccionados para los Juegos de Londres a los que Olmedo no pudo acudir por lesión. Ninguno pudo pasar de la primera ronda. No hubo, por tanto, ningún español en la final, algo que no sucedía desde 1988. Los tres se enfrentaron en el Campeonato de España que, por primera vez desde 1980, tenía lugar después del campeonato internacional de referencia. Bustos ganó su primer título absoluto, por delante de Ruiz y de Rodríguez. Fue este el que lideró la lista española del año con 3:34,10, por delante de Bustos, con 3:34,77, su mejor marca hasta ahora.

David Bustos González (Palma de Mallorca, 25 de agosto de 1990) ya había sido campeón de Europa junior en 2009, año en que, con 3:39,84, bajó por primera vez de 3:40. En 2011 ganó el bronce en el Europeo sub23. Aunque aún no ha podido mejorar su marca de 3:34,77, el descenso de nivel del 1500 español le permitió liderar la lista nacional de 2013 (3:35,69), 2014 (3:35,59) y 2015 (3:35,97), trienio en que esta prueba cayó en la absoluta irrelevancia internacional. Los mejores resultados durante este tiempo fueron un 5º puesto de Casado en el Europeo en sala de 2013 y la 6ª plaza de Bustos en el Europeo al aire libre de 2014. Sucedió, incluso, un hecho muy significativo de la actual situación del 1500 en España. En el Europeo en sala de 2015, por primera vez desde 1979, no se clasificó ningún atleta español para la final de 1500 m. Bustos renovó su título nacional de 1500 m en 2013.Olmedo lo hizo en 2014. En 2015 el catalán de adopción, nacido en Tetuán, Adel Mechaal (1990) hizo doblete en 1500 y 5000 m.

La situación del 1500 en España ha mejorado algo este pasado 2016. Por segunda vez coincidía en Europeo al aire libre y los Juegos. En Ámsterdam, donde tuvo lugar el Europeo, Bustos fue el único español en la final. En una carrera parecida a la de 4 años antes en Helsinki, viniendo desde atrás, subió un peldaño en el podio. Fue plata entre los hermanos noruegos Filip (1993), oro, y Henrik Ingebritsen, bronce.

En el campeonato de España, ausente Bustos, 4º en el 800, la victoria, en una carrera muy lenta, fue para el catalán Marc Alcalá (1994), campeón de Europa sub23 el año anterior quien, no obstante, no pudo acudir a los Juegos al no tener la mínima exigida de 3:36,00. En Río, el 1500 español solo contó con 2 representantes, Mechaal y Bustos. El primero estuvo a punto de no participar por problemas administrativos, aunque finalmente sí pudo hacerlo. No obstante se quedó en la primera ronda. Bustos entró en las semifinales por tiempos, tras ser 7º en su serie. En la segunda ronda sufrió una caída que lo dejó fuera de carrera. Con la actual normativa de la IAAF, lo recalificaron para la final en la que hubo, por tanto, 13 atletas. La final acabó resultado la más lenta desde 1932,con pases de 1:06,83, 2:16,89 y 3:12,00. El estadounidense Matt Centrowitz (1989) mantuvo la cabeza prácticamente durante toda la prueba resistiendo todos y cada uno de los ataques de sus rivales en la última vuelta hasta hacerse con el oro en 3:50,00. Entre el ganador y el 12º hubo 1,73 de diferencia. Bustos, en una gran demostración táctica, consiguió la 7ª posición, 3:51,06, convirtiéndose en el 7º finalista olímpico español de 1500 m, tras Abascal (1984), Vera (1984), Cacho (1992 y 1996), Díaz (2000), Higuero (2000 y 2008) y Estévez (2004).  Mechaal, con 3:35,24, fue el mejor español del año, con Bustos 2º, 3:36,14.

Tras dos cambios de entrenador, parece que Bustos ha logrado retomar la senda de 2012. Es de esperar que vuelva a progresar en las próximas temporadas. El catalán Marc Alcalá a sus 22 años tiene tiempo para mejorar sus 3:36,93. Para el futuro a medio plazo se cuenta con otro catalán, Jordi Torrents (1997), 5º en 3000 m en el Mundial Juvenil de 2014, con 8:09,99, que superaba la vieja plusmarca del vigués Manuel Carrera (1967), 8:15,1 en 1984, y 7º en el 1500 del Mundial Júnior de este año. Su mejor marca es 3:40,92. Otro júnior, al que aún le queda una temporada en la categoría, el granadino Ignacio Fontes (1998) ya ha corrido los 1500 m en 3:42,38. También al lucense Adrián Ben (1998), 3:44,52, le resta un año en la categoría júnior. Entre todos ellos podían conseguir sacar al 1500 español de la precaria situación en la que se encuentra, aunque tras el trienio negro 2013-2015, 2016 ha mostrado ciertas esperanzas de recuperación.

El 1500 en España (VII). De Sídney al Europeo de Gotemburgo

El éxito de los atletas españoles en 1500 m en la temporada de 1999 generó grandes expectativas para el año olímpico. La Real Federación Española de Atletismo (RFEA) decidió que los tres finalistas de Sevilla Reyes Estévez (1976), Fermín Cacho (1969) y Andrés Díaz (1969) estaban  seleccionados para los Juegos de Sídney, siempre que acreditasen un estado adecuado de forma. Por si alguno de estos atletas fallase, el valenciano José Antonio Redolat (1976) corría el 30 de junio en Roma en unos excelentes 3:31,48. Redolat había sido subcampeón de Europa junior de 1500 m. Ese mismo año se había hecho con el oro del 1500 en el Europeo en sala. Tenía una mejor marca de 3:35,65. Poco después, el 25 de julio, en Barcelona, llevaba su marca personal de 800 m a 1:45,39. Aún faltaba mucho para la final olímpica de 1500 m, que tendría lugar el 29 de septiembre. De los atletas fijos, el único que parecía en buena forma era Andrés Díaz, que el 18 de agosto, en Mónaco, mejoró su marca personal hasta 3:31,48. Cacho se había pasado toda la temporada con problemas físicos, y Reyes Estévez confió más en su talento que en su trabajo y no consiguió ponerse en forma. El campeonato de España tendría lugar el 2 y el 3 de agosto, y Estévez se presentaba con una mejor marca de la temporada de 3:40,64 y de 3:56,48 en la milla, equivalente a 3:38 en el kilómetro y medio. Cacho, aunque consiguió clasificarse para la final, no salió y renunció a los Juegos. Aunque siguió en activo hasta 2004, ya no regresaría a la alta competición. Se retiraba uno de los grandes dominadores de la distancia en los años 90, presente en todas las grandes finales de 1991 a 1999, con oro y plata olímpicos, 2 platas en Mundiales y oro y bronce europeos. En la final se preveía un duelo entre Díaz y Redolat, con la incógnita de Estévez, pero el coruñés abandonó por problemas físicos. Parecía que Redolat se impondría, pero en la última recta surgió sorpresivamente el burgalés Juan Carlos Higuero (1969), que ganó el primero, y el más inesperado, de sus 5 campeonatos de España de 1500 m con 3:38,54. El valenciano fue 2º, 3:39,76, y Estévez 3º, 3:41,29.

Juan Carlos Higuero Mate (Aranda de Duero, Burgos, 3 de agosto de 1978) había sido medallista de bronce en el Europeo júnior de 1997. Tras haber bajado por primera vez de 3:40 en 1999, en 2000 fue 6º en el Europeo en sala y al aire libre mejoró sus marcas personales de 1500 m, 3:36,53, y 800 m, 1:46,42. En los años siguientes sería un habitual de las finales de grandes campeonatos. Su victoria en el campeonato de España causó un serio problema a la RFEA, pues al tener mínima olímpica, Higuero quedaba automáticamente seleccionado para los Juegos. Díaz era fijo y, pese a su abandono en el Nacional, había acreditado un buen estado de forma. Estévez también era fijo, pero había quedado detrás de Redolat y no había bajado de 3:40 esa temporada. Aunque Redolat también había hecho mínima en 800 m, el Comité Técnico de la RFEA decidió finalmente excluir a Estévez por baja forma. España perdía su mejor baza para el 1500 olímpico. En la ciudad australiana, Redolat se quedó en las semifinales, Díaz, con problemas físicos, e Higuero, pese a ciertos problemas tácticos, se clasificaron para la final, donde fueron respectivamente 7º y 8º, resultado aceptable para Díaz, dada su condición, y excelente para Higuero en su primera participación olímpica.

La temporada olímpica terminó, por tanto, con peores resultados de lo esperado, aunque con algunas notas positivas como la irrupción de Redolat y de Higuero. Sin embargo no compensaron la lesión y posterior retirada de Cacho ni la baja forma de Estévez. A partir de Sídney el 1500 español inició un largo declinar, en consonancia con el resto de Europa. En Sevilla se ganó la última medalla en un 1500 de ámbito mundial al aire libre. En cuando al atletismo europeo, hasta los Juegos de Barcelona había ganado 40 medallas olímpicas, 13 de ellas de oro. Desde entonces las únicas medallas europeas fueron la plata de Cacho en 1996, el bronce del portugués Rui Silva (1977) en 2004 y el del francés Mehdi Baala (1978) en 2008. Los líderes españoles del año, Redolat y Díaz con 3:31,48, compartieron el 7º puesto en la lista mundial del año.

Estévez se recuperó en 2001, aunque nunca volvió a ser el atleta de 1999. En pista cubierta se proclamó subcampeón mundial de 1500 m en una carrera muy lenta ganada por Rui Silva ante su público de Lisboa con 3:51,06. El campeón olímpico Noah Ngeny (1978) fue 3º. Ya en la temporada estival, Redolat se impuso por primera y única vez en el campeonato de España, por delante de Díaz y Estévez, con 3:39,05. Higuero, 4º, se quedaba fuera del Mundial de Edmonton. En la ciudad canadiense, la final de 1500 resultó rapidísima. Estévez luchó hasta la última recta por una medalla, pero finalmente solo pudo ser 5º con 3:32,34, en una carrera ganada por El Guerrouj, 3:30,68. Redolat fue 6º, 3:34,29, en su mejor actuación internacional. Díaz había abandonado en su serie. Redolat fue el mejor español del año, 3:31,21 (otra vez 7º del mundo), seguido de Higuero, 3:32,30 (15º del mundo), Estévez, 3:32,34 (16º del mundo) y Díaz, 3:32,66 (17º del mundo). Díaz fue además 4º del mundo ese año en la milla, con 3:48,38, 2º español de siempre, y Redolat 5º con 3:49,60, 4º español de siempre.

La temporada 2002, con doble campeonato de Europa, en sala y al aire libre, comenzó muy bien con la plata de Higuero en el primero. Al aire libre, el arandino se proclamó campeón de España por segunda vez con 3:38,81, por delante de Estévez, 3:38,86, y Redolat, 3:39,45. Estos tres atletas tomaron parte en el principal campeonato del año, el Europeo al aire libre de Múnich. El objetivo de Estévez era repetir el oro de 1998 y convertirse en el segundo atleta, tras Steve Cram (1960), en hacerlo. Higuero y Redolat eran candidatos a medalla. La carrera resultó lentísima con pases de 1:03,52 y 2:10,49. Estévez cambió a falta de 300 metros pero al francés Mehdi Baala lo alcanzó en el último metro y lo batió por 0,002. Higuero fue 5º y Redolat 11º. Estévez fue el mejor español del año con 3:32,93 (13º del mundo), seguido de Higuero 3:33,72 (17º del mundo).

La pista cubierta de 2003 se inició con un inesperado registro, el 22 de febrero en Sevilla manchego Roberto Parra (1976) sorprendía con unos excelentes 3:34,66, mejor marca mundial del año en sala. El malagueño Álvaro Fernández (1981) era segundo con 3:35,83. Parra, un atleta de un enorme talento pero muy propenso a las lesiones, había sido brillante campeón de Europa júnior de 800 m en 1995 con 1:45,90 plusmarca de los campeonatos y española de la categoría. Su mejor temporada en categoría absoluta había sido la de 1996, en la que se proclamó campeón de Europa en sala en las 4 vueltas y realizó su mejor marca al aire libre con 1:44,97. Un calvario de lesiones, una de ellas le impidió tomar parte en los Juegos de 1996, lo habían acompañado desde entonces. Su primera incursión en el 1500 fue un éxito, que no pudo refrendar en el mundial en sala de año, donde fue 9º, justo detrás de Higuero. Al aire libre, el objetivo de Parra era la clasificación para el Mundial de París, para lo que el campeonato de España resultaba determinante. Sus principales rivales eran Higuero y Estévez. El catalán atacó a falta de 250 metros, pero se hundió en la recta final, donde se vio sobrepasado por Higuero, oro con 3:39,71, y Parra, plata con 3:40,10. Estévez fue bronce con 3:40,19. Los 3 acudieron a París. Estévez, muy ambicioso, volvió a pelear por la medalla, pero volvió a quedarse sin fuerzas en la última recta. Fue 6º, con 3:33,84, en una carrera, una vez más, ganada por El Guerrouj en 3:31,77. Parra fue 10º con 3:35,02, su mejor marca al aire libre e Higuero 10º. El burgalés haría pocos días después su plusmarca personal con 3:31,61, lo que le valdría para liderar la lista española del año y ser el 10º atleta mundial del año. Parra, desgraciadamente, volvió a ser presa de las lesiones y no pudo mejorar sus prestaciones de 2003 en el kilómetro y medio.

En 2004 la principal competición volvían a ser los Juegos Olímpicos, que se celebrarían en Atenas. El malagueño Álvaro Fernández sorprendió a principios de julio con 3:33,66, con lo que entraba en los candidatos a los Juegos. En el Campeonato de España, en una carrera muy táctica, se llevó su tercera victoria Estévez. Álvaro Fernández fue segundo e Higuero tercero. Los tres se clasificaron para los Juegos, donde Estévez, el único que llegó a la final, fue 7º. Después de los Juegos, Fernández mejoró su marca a 3:32,88, lo que le sirvió para ser el mejor español del año y el 22º del mundo, Higuero con 3:32,95 fue el 23º.

A mediados de la década de los 2000 el atletismo español mantenía su presencia en las grandes finales y parecían ir surgiendo nuevos talentos. Uno de estos fue el madrileño Arturo Casado (1983), bronce en el Europeo junior de 2001 y 6º en el Mundial de la categoría de 2002, comenzó a destacar en categoría absoluta en el Europeo en sala de 2005, donde fue 4º en 1500, detrás de Higuero, plata, y Estévez, bronce. Al aire libre ganó los Juegos del Mediterráneo y se proclamó campeón de Europa sub23 y campeón de España absoluto, en una carrera muy lenta en la que derrotó a Reyes Estévez y a Higuero. Los tres acudieron al campeonato del Mundo, que por segunda vez se celebraba en Helsinki. Estévez lideró las 2 primeras vueltas, pero se quedó atrás cuando atacó el estadounidense Alan Webb (1983). Casado, muy bien colocado, terminó en 5ª posición, e Higuero, tras un gran acelerón en la última recta, llegó el 6º. Estévez fue 11º. Por delante, la carrera la había ganado el atleta de Bahrein, nacido marroquí, Rashid Ramzi (1980).

 

Con este 5º puesto, Casado igualaba a José Manuel Abascal (1958), que había ocupado la misma posición en la final de 1983 en el mismo escenario. Con 3:35,64 fue el tercer español del año por detrás de Juan Carlos Higuero, 3:33,72 y Álvaro Fernández, 3:35,57.

Al año siguiente, 2006, tendría lugar en Europeo al aire libre. La selección se haría en el Campeonato de España. Tras haber realizado 3:31,57, mejor marca personal, el gran favorito era Higuero, que consiguió imponerse por 4ª vez. Segundo fue el leonés Sergio Gallardo (1979), que unos días antes había acreditado 3:34,95. Gallardo, que había comenzado su carrera atlética corriendo 800 m, había sido 4º en los tres campeonatos de España anteriores. La tercera plaza fue para Casado. Los tres acudieron al Europeo, donde Higuero fue bronce, metal que repetiría en 5000m, Casado 4º y Gallardo 5º, en una carrera ganada por Baala en 3:39,02.

 

Los 3:31,57 de Higuero de principio de temporada le sirvieron para liderar la lista española y ser el 7º del mundo. A sus 28 años, al burgalés aún le aguardaba su mejor actuación.

El 1500 en España (VI). Los años 90, Fermín Cacho plusmarquista europeo

La temporada  del año olímpico de 1996 comenzó para Fermín Cacho (1969) mucho mejor de cómo había acabado la de 1995. En un exitoso mes de febrero se hizo con la plusmarca europea de 3000 m en sala, con 7:36,61, que era además la tercera marca mundial de siempre en aquel momento. Poco después registró 3:36,72 en 1500 m. Su incursión en pista cubierta fue, no obstante, corta, pues no tomó parte en el Europeo de ese año, campeonato en que el oro de los 1500 m fue para el mallorquín Mateo Cañellas (1972) y el de los 3000 m para el riojano Anacleto Jiménez (1967). Precisamente este atleta infligiría al soriano, ya al aire libre, una de las escasas derrotas que sufrió en aquella época ante atletas españoles. El 12 de junio, en la reunión de Madrid, Jiménez, con un gran cambio de ritmo a falta de 230 metros, derrotó a Cacho con 3:34,47, por 3:35,58 del soriano. El riojano era un corredor de 5000 m y 3000 m en sala, que ya había sido 7º en los 5 Km del Mundial junior de 1986 y campeón mundial universitario de la misma distancia en 1987. En sala, además del oro en el Europeo de ese año, había sido plata en el Mundial del año anterior, en 3000 m. En 1997 fue plusmarquista español de 5000 m con 13:08,30.

Esta derrota afectó poco a Cacho de cara a los Juegos de Atlanta, en los que las series de 1500 m comenzaban a finales de julio. Un mes antes, en un competido duelo con el palentino Isaac Viciosa (1969) ganó su 7º y último campeonato de España de 1500 m. El 3 de julio corría los 1500 m en 3:32,87 y 2 días después la milla en 3:49,56, su mejor marca de siempre. Cacho parecía en buena forma para los Juegos. Se preveía un gran duelo entre el argelino Nourredine Morceli (1970), que ya había corrido en 3:29,50, y el marroquí Hicham El Guerrouj (1974), que había realizado su plusmarca personal con 3:29,59. El atleta de Burundi Vetuste Niyongabo (1973), tercero del año con 3:30,07, había optado por el 5000 en los Juegos, prueba en la que sería brillante oro. Cacho era en aquel momento el 8º atleta del año, pero dada su gran capacidad competitiva se esperaba que estuviese en el podio. Una vez en Atlanta, el soriano se impuso con 3:39,84 en la 5ª y última serie del 1500. Le correspondió la primera semifinal, que fue una auténtica locura. Ganó Morceli con 3:32,88, a 0,34 de la plusmarca olímpica de Seb Coe (1956). Cacho fue 2º con 3:33,12. El francés Abdelkader Chékhémani (1971) fue con 3:34,84 el atleta más rápido de la historia de un 1500 olímpico que no se clasificó para la final. En la otra semifinal, ganada por El Guerrouj, 3:35,29, Isaac Viciosa, con 3:36,11, no entró en la final por 0,05. La final, sin embargo, resultó bastante lenta, con pases de 1:01,03 y 2:01,63.  A falta de 600 metros, Morceli tomaba la cabeza, con Cacho y El Guerrouj colocados inmediatamente detrás. En la recta de llegada, El Guerrouj pasó a la segunda posición y cuando trataba de igualarse a Morceli tropezó y se cayó al suelo, obstaculizando a Cacho. Morceli, que marcaba 2:42,28 a falta de una vuelta, dándose cuenta de lo sucedido, aceleró el ritmo y pasó el 1200 en 2:55,12. Cacho se pudo recuperar, pero el argelino ya estaba lejos. Morceli consiguió mantener su ventaja y ganó con 3:35,78 (53,5 la última vuelta). Cacho, 3:36,40 fue segundo. Es indudable que la caída perjudicó al soriano. Lo que está menos claro es si Morceli habría ganado sin la caída del marroquí. El Guerrouj acabaría liderando la lista mundial del año con 3:29,05. En 8ª posición, se situaba Cacho, con 3:32,54, tras una discreta actuación posolímpica. En cualquier caso, el soriano volvió a demostrar ser un extraordinario competidor. En una temporada de gran nivel en el 1500, se convirtió en el único atleta español con 2 medallas olímpicas y el 4º atleta de la historia, tras el italiano Luigi Beccali (1907-1990), oro en 1932 y bronce en 1936, el keniano Kip Keino (1940), oro en 1968 y plata en 1972, y el británico Seb Coe, doble oro en 1980 y 1984, en repetir medalla en el kilómetro y medio.

 

La plata de Cacho en Atlanta añadía otro logro a su gran palmarés: oro y plata olímpicos, oro en el Europeo y una plata en el Mundial de 1993. Sin embargo, con su plusmarca personal de 3:32,01 era el tercer español de la historia tras José Luis González (1957), 3:30,92, y José Manuel Abascal (1958), 3:31,13. En 1997, Cacho no haría temporada de pista cubierta. Su objetivo era el Mundial de Atenas y, por primera vez, se había planteado intentar la plusmarca española. No participó en el campeonato de España. En el 1500 se hizo con el oro el barcelonés Reyes Estévez (1976), con un trepidante cambio a falta de 200 metros. Acompañaría al soriano a Atenas, donde se esperaba un nuevo duelo entre los magrebíes Morceli y El Guerrouj, con Cacho como tercero en discordia. Cada uno de los norteafricanos se impuso en su semifinal con tiempos similares de 3:38,82 y 3:38,92. En la semifinal del argelino entraron segundo y tercero Cacho y Estévez. La final comenzó lenta con pases de 1:01,08 y 2:02,04. A los 900 metros El Guerrouj se colocaba en primera posición y comenzaba progresivamente a cambiar de ritmo. Pasó el 1200 en 2:55,63 seguido de Morceli y de Cacho, con Estévez en 5ª posición. La ventaja del marroquí se fue agrandando. Al llegar a la última recta Cacho se colocaba en 2º tras sobrepasar a un titubeante Morceli, que acabó perdiendo la 3ª plaza a manos de Estévez. El Guerrouj se hacía con el primero de sus 4 títulos mundiales con 3:35,86. Cacho, por su parte, ganaba su segunda plata, tras la de 1993 y Estévez demostraba su gran clase con un inesperado bronce.

 

Contrariamente a su costumbre, Cacho decidió mantener la forma unos días para intentar superar a José Luis González. En Zúrich los 9 primeros del 1500 de Atenas se volvían a ver las caras. Esta vez había liebres, que marcaron pasos de 53,55 y 1:50,03, con los hombres fuertes algo alejados. Poco antes del 1200, la segunda liebre abandonaba y pasaba a la cabeza El Guerrouj, que marcó 2:48,24, seguido de Morceli y Cacho igualado con Niyongabo. Al entrar en la última recta, El Guerrouj mantenía la primera posición, que pudo aguantar pese al ataque final del soriano. El marroquí hacía su plusmarca personal con 3:28,91 y Cacho, con 3:28,95, lograba no solo la plusmarca española sino también la europea que tenía desde 1985 el británico Steve Cram (1960). Por su parte Reyes Estévez hacía plusmarca personal con 3:33,40. La marca del soriano lo convirtió en el tercer mejor atleta de siempre en ese momento. Tres días después, en Bruselas, no pudo acercarse al tiempo de Zúrich, si bien con 3:31,64 hacía su segunda mejor marca de siempre.

Para Reyes Estévez Fernández (Cornellá, Barcelona, 2 de agosto de 1976) la temporada de 1997 había resultado sobresaliente: campeón de España, bronce en el Mundial y plusmarca personal. Lo más sorprendente fue, sin duda, su actitud en Atenas, donde pareció todo un veterano. Aunque lo cierto es que Estévez ya estaba acostumbrado a ganar, si bien en categorías inferiores. Fue dos veces campeón de Europa junior de 1500 metros (1993 y 1995) y 4º en el Mundial de la categoría de 1994. En 1995 superó con 3:35,51 la plusmarca de Europa junior que tenía el británico Graham Williamson (1960) en 3:36,6, al paso de una milla en 3:53,17. En su primer año en categoría absoluta acudió a los Juegos de Atlanta donde fue semifinalista. Con 21 años el futuro parecía pertenecerle.

En la temporada al aire libre de 1998, Cacho sufrió problemas en su tobillo izquierdo, lo que hizo que bajase su rendimiento. Estévez, sin embargo, continuó con su progresión. Renovó su título de campeón de España, prueba en la que Cacho abandonó y llevó su marca hasta 3:30,87, la segunda española de siempre, en una rapidísima carrera el 12 de agosto en Zúrich, donde El Guerrouj se quedó a 0,45 de su entonces reciente plusmarca mundial de 3:26,00. 8 días después tenía lugar la final del campeonato de Europa de 1500 m, con tres españoles, Estévez, Cacho y el coruñés Andrés Díaz (1969). La final resultó muy lenta con pases de 1:01,40 y 2:04,71. La carrera se animó con el portugués Rui Silva (1977) en cabeza en los 1200 m en 3:01,65. A falta de 200 metros, Estévez dio un cambio de ritmo seco que no se veía desde los tiempos de Steve Ovett (1955) y se hizo con el oro en 3:41,25 frenándose en los últimos metros. Cacho, que intentó seguirlo, perdió la plata en la última recta a manos de Rui Silva. Díaz fue 11º.

 

A finales de esa temporada de 1998, Cacho, con 3:32,62, por primera vez no lideraba la lista española del año. Reyes Estévez, 3:30,87 y 6º mundial del año, Isaac Viciosa, 3:30,94, y Andrés Díaz, 3:32,17, relegaron al soriano a la 4ª posición, aunque ya se ha dicho que sus condiciones físicas no eran las mejores.

Para Andrés Manuel Díaz Díaz (La Coruña, 12 de julio de 1969) 1998 fue el año definitivo de su adaptación al 1500. Díaz comenzó a practicar atletismo a los 17 años, de la mano de Emilio Rogel (1961), un prometedor obstaculista al que un accidente de moto había obligado a abandonar la práctica deportiva. Comenzó alternando 800 y 1500 metros, pero inicialmente se decidió por los 800 metros. En 1995, en una controvertida decisión, el Ayuntamiento de La Coruña acordaba eliminar las pistas de atletismo del estadio municipal de Riazor, motivo por el que Díaz se trasladó a Madrid para entrenar a las órdenes de Manuel Pascua (1933). En 1995 fue subcampeón mundial universitario. Tomó parte en el Mundial de Gotemburgo al aire libre y el los Juegos de Atlanta siempre en 800 m. Su mejor marca en la prueba fue 1:45,89 (1996). En 1997 comenzó a competir en 1500 m. En el Mundial en sala de ese año fue 5º y en el Europeo de 1998 4º. 1999 sería su gran año, tanto en pista cubierta como al aire libre. En Atenas, el 24 de febrero, con la inestimable ayuda de su amigo Pedro Esteso (1976), que ejerció de liebre, Díaz superaba, con 3:33,32, la plusmarca europea en sala que tenía el británico Peter Elliott (1962). Unos días después, el 6 de marzo, el coruñés disputaba una semifinal muy táctica del 1500 en el Mundial en pista cubierta. Se clasificó por tiempos, pero la final fue muy rápida, lo que favoreció sus intereses. Consiguió una brillante medalla de bronce, con un tiempo de 3:34,46, en una carrera ganada por Haile Gebreselasie (1973) con 3:33,77.

Ya al aire libre, Díaz se proclamó campeón de España, por delante de Cacho y del anterior campeón Reyes Estévez. Los tres disputarían la final del 1500 Mundial de Sevilla, tras clasificarse fácilmente. El gran favorito para el oro era, una vez más, El Guerrouj, pero se contaba con los españoles para el podio, pese a que tanto Cacho como Estévez habían tenido algunos problemas esa temporada. La final se pareció más a una reunión que a un campeonato del mundo. El Guerrouj no quiso arriesgar. Su compatriota Adil Kaouch (1979) ejerció de liebre con pases de 54,31 y 1:52,15. A los 850 m plusmarquista mundial se ponía delante, con el keniano Noah Ngeny (1978), 3:28,6p ese año, en segunda posición y Cacho 3º. A falta de una vuelta Estévez, que se había acercado al grupo de cabeza, se iba detrás de El Guerrouj, que había vuelto a cambiar de ritmo, con Ngeny muy cerca 3º y Cacho 4º algo más retrasado. El marroquí pasaba por el 1200 en 2:46,79, con el español muy cerca, pero este no resistió el ritmo del marroquí, y se vio, a falta de 250 metros, superado por Ngeny. El Guerrouj se hizo con la victoria con incontestable superioridad y una marca de 3:27,65, segundo era el keniano Ngeny con 3:28,73. Estévez fue 3º (3:30,57, plusmarca personal), Cacho 4º (3:31,34) y Díaz 5º (3:31,83, plusmarca personal).

 

Estévez demostró su carácter ganador, no conformándose con la plata, aunque finalmente fuese bronce. Cacho, en otro año muy complicado, volvió a dar lo mejor de sí el día de la competición. Díaz, por su parte, hizo una excelente carrera, pero el nivel de sus rivales era altísimo. 1999 acabó como un año muy bueno para el 1500 español. Estévez fue el 4º mejor atleta del año, Cacho el 8º y Díaz el 11º. Las perspectivas para los Juegos de Sídney eran muy halagüeñas.

El 1500 en España (V). Los años 90, Fermín Cacho oro olímpico

Tras una década de éxitos, el año olímpico de 1988 resultó muy negativo para el 1500 en España, ya que finalmente no hubo ningún representante en los Juegos.  A pesar de que en esa temporada hubo 9 atletas por debajo de 3:40,00, tan solo dos de ellos fueron capaces de realizar la mínima olímpica de 3:38,5. José Luis González (1957) tuvo un verano plagado de problemas físicos. Pudo correr en 3:36,41, pero acabó renunciando a participar en los Juegos de Seúl. El otro atleta español con mínima fue el soriano Abel Antón (1962), que realizó 3:38,21, pero que correría el 5000 en la capital coreana, donde fue semifinalista. En Barcelona, 4 años después, fue 8º en 5000 m, distancia en la que sería bronce europeo en 1994, además de oro en 10000 m en la misma competición. Acabó corriendo maratón, modalidad en la que ganó el oro en los Mundiales de 1997 y 1999. En 1500 m, prueba en la que se prodigó poco, acreditó una mejor marca de 3:37,5 en 1985. El sorprendente campeón de España en 1988 fue el catalán Jaime Villalonga (1965), que ese mismo año realizó su mejor marca 3:40,31, y que, en una lentísima carrera, se llevó el oro con 3:55,48. El cántabro José Manuel Abascal (1958), en mermadas condiciones, fue 7º y tampoco acudió a Seúl.

Tras el tirón de Abascal y González habían surgido algunos jóvenes atletas en los que se confiaba para tomar el relevo de los dos grandes del medio fondo español. Dos de ellos entrenaban a las órdenes de Gregorio Rojo, en el grupo del cántabro. Se trataba del manchego, reusense de adopción, Teófilo Benito (1966-2004) y del barcelonés Ángel Fariñas (1967). Benito llevaba una trayectoria muy sólida desde categorías inferiores, lo que lo llevó a ser 4º en el Europeo Junior de 1500 m en 1983 con 3:43,28, plusmarca española juvenil. Era el favorito para el título europeo junior 2 años después, pero, pese a acreditar esa temporada 3:38,92, solo pudo ser 7º en una carrera táctica. No obstante siguió progresando y en 1986 realizó, con 20 años, 3:36,96. No volvió a mejorar hasta que en 1991 corrió en el que sería su mejor tiempo de siempre, 3:35,84. Tomó parte en los Mundiales de 1987 y 1991 y en el Europeo de 1990. Fue bronce en los Juegos del Mediterráneo de 1967. Aquejado por una enfermedad del sistema nervioso, falleció en 2004. Fariña, por su parte, había sido 8º en el 1500 del primer Mundial junior, en 1986. En 1990, registró la que entonces era 3ª mejor marca española de siempre, 3:35,15. Su recorrido atlético no fue, sin embargo, muy exitoso, ya que al aire libre nunca pudo participar en un gran campeonato.

El futuro del 1500, tanto en el ámbito internacional, como en el español, se estaba preparando, no obstante, muy lejos de Seúl, en la ciudad canadiense de Sudbury, provincia de Ontario, donde se habían celebrado los segundos Mundiales Junior. En el kilómetro y medio había repetido oro en keniano Wilfred Oanda Kirochi (1969). Curiosamente este atleta en sus dos participaciones en esta competición batió a los 3 siguientes campeones olímpicos. En 1986 la plata fue para el keniano Peter Rono (1967), oro en Seúl 1988, y en 1988 el bronce fue para el español Fermín Cacho (1969), oro en Barcelona 1992, y la plata para el argelino Nourredine Morceli (1970), oro en Atlanta 1996.

Fermín Cacho Ruiz (Ágreda, Soria, 16 de febrero de 1969) realizó una gran carrera en Sudbury, donde cambió de ritmo a falta de 500 metros, lo que le valió para hacerse con un valioso bronce. En semifinales había mejorado su marca a 3:44,04. Ese año hizo un mejor tiempo de 3:42,56. El año anterior había registrado 3:45,9 y había sido 12º en el Europeo Junior. En 1989 dio un enorme salto de calidad el imponerse en el campeonato de España con 3:36,23, que superaba notablemente los 3:39,64 que había realizado a principios de temporada y era plusmarca de los campeonatos. Ello y la lesión de José Luis González le sirvieron para representar a España en la Copa del Mundo de Barcelona ese año, donde ocupó la 6ª posición. Consiguió su primer éxito internacional unos meses después, cuando se colgó la plata en el 1500 del Europeo en sala. Al aire libre volvió a hacerse con el oro en el Nacional, con 3:37,04, su mejor marca eses año, y fue 11º en el Europeo absoluto. En 1991 se celebraba en tercer Mundial al aire libre, en Tokio en septiembre. En marzo tenía lugar el Mundial en sala, en el que Cacho fue plata en 1500 metros, detrás de Morceli, que ya comenzaba a mostrar una gran superioridad. Poco antes, con 3:35,29, que mejoraban su prestación al aire libre, se había hecho con la plusmarca española en sala. Al aire libre volvió a imponerse brillantemente en el campeonato de España, con 3:34,52, nuevamente plusmarca personal y de los campeonatos. Unos días después ratificó su buena forma al correr en Zúrich en 3:32,03, registro que lo convirtió en el tercer mejor atleta del año. Con estas credenciales se encontraba entre los favoritos para entrar en el podio del 1500 en el Mundial de Tokio. En la capital de Japón se clasificó fácilmente para la final. Los otros españoles, José Luis González y Teófilo Benito se quedaron en las semifinales. En la ronda definitiva, Cacho se volvía a encontrar con sus compañeros de podio en el Mundial Junior de 1988, Wilfred Oanda Kirochi y Nourredine Morceli, aunque esta vez al favorito era el argelino. La carrera se desarrolló a ritmo ligero con pases de 58,02 y 1:57,43, con la prueba liderada por el keniano David Kibet (1963) hasta que a falta de 420 metros Morceli cambió de ritmo, dando paso al 1200 en 2:54,10. El argelino se hizo con el oro con cierta facilidad en el excelente tiempo de 3:32,84. Kirochi entró 2 segundos después y fue plata. Esta sería la mejor actuación en categoría absoluta del keniano doble campeón mundial junior de 1500 m. Cacho, que entró en la recta final tratando de ir por el bronce, fue finalmente 5º, igualando lo conseguido por Abascal 8 años antes en Helsinki.

El soriano acabó la temporada corriendo un 800 en 1:45,37, que sería su mejor marca de siempre, y que coronaban una excelente temporada en la que se había incorporado a la élite mundial. A menos de un año vista para los Juegos de Barcelona, Cacho era uno de los candidatos a estar entre los tres primeros en la cita olímpica.

Aunque no tomó parte en el campeonato de Europa en sala, Cacho si realizó pista cubierta en la temporada olímpica de 1992. Superó la plusmarca española de 3000 m con 7:46,11. Al aire libre renovó fácilmente su título nacional de 1500 m, en una carrera táctica, en la que marcó 3:49,0. Ya en los Juegos se mostró en excelente forma al vencer en su serie con 3:37,04 y hacer 3:34,93 en la segunda semifinal, su mejor marca del año, dejándose ir detrás del qatarí Mohamed Suleiman (1969), 3:34,77. Nunca se había corrido tanto en una semifinal olímpica. Morceli había ganado la primera con 3:39,22. La final resultó, no obstante, lentísima, con pasos de 1:02,25 y 2:06,83, con el veterano keniano Joseph Chesire (1961), 4º en LA84, en primera posición. Al paso por el 1200, en 3:02,55 Chesire aguantaba en cabeza seguido muy de cerca por el campeón de Europa, el alemán Jens Peter Herold (1965), Cacho y el estadounidense Jim Spivey (1961), con Morceli algo encerrado en 5ª posición. El keniano, incapaz de proteger la cuerda, vio cómo a falta de 200 metros lo sobrepasaba Cacho por dentro, que se fue irresistible por el oro, en 3:40,12.

Tan solo 38 años después de que Manuel Macías (1923-1983) se convirtiera en el primer español en correr los 1500 m por debajo de 4 minutos, el camino recorrido por el propio Macías, Barris, Esteban, González Amo, Burgos, los hermanos Morera, Abascal, González y Vera lo culminaba Fermín Cacho dándole a España el oro olímpico en la entonces considerada prueba reina.

La actuación de Morceli resulta difícil de explicar. No estuvo en carrera en ningún momento y acabó finalmente 7º. Sin embargo 10 días después, el 19 de agosto, en Zúrich realizó 3:30,75 y el 4 de septiembre superaba la  plusmarca mundial con 3:28,86, 0,60 menos que la marca del marroquí Said Aouita (1959) de 1985.  Las carreras posolímpicas de Cacho no fueron tan exitosas, si bien esto fue una constante durante varias temporadas con el soriano. Se centraba más en los grandes campeonatos y menos en hacer grandes marcas. En Zúrich fue 3º con 3:32,52, su mejor marca del año, y en Bruselas 2º con 3:32,98. Acabó la temporada haciendo plusmarca española de 1000 m con 2:16,13.

El 11º en la final olímpica fue otro español, el jienense Manuel Pancorbo (1966). Pancorbo, que llegó a correr la distancia en 3:34,03 (1998), repitió el mismo puesto al año siguiente en el Mundial al aire libre y fue 6º en el Europeo de 1994. Fue plusmarquista europeo al aire libre de 3000 m, con 7:31,78 y subcampeón de Europa de 5000 m en 1998, distancia en la que fue 11º en el Mundial de 1997, 2 veces campeón de España (1997 y 1998) y en la que acreditó 13:08,44.

El oro olímpico de Cacho no fue flor de un día. En 1993 continuó con un gran rendimiento, aunque ese año estuvo un escalón por debajo de Morceli, que se mostró muy superior. El 20 de junio en los Juegos del Mediterráneo, celebrados en la ciudad francesa de Narbona, el soriano registró unos excelentes 3:32,43, que le sirvieron para ganar la plata tras el inabordable Morceli, oro con 3:29,20. Tras repetir victoria por 5ª vez en el Campeonato de España, en Zúrich el 4 de agosto Cacho realizó su mejor marca personal, 3:32,01, otra vez detrás del argelino, primero con 3:30,06. En el Mundial de Stuttgart (a partir de entonces los Mundiales se celebran cada 2 años) se repitió el guion. La final no tuvo mucha historia. Con una táctica parecida a la de 4 años antes en Tokio, Morceli cambió de ritmo a falta de algo más de una vuelta y se llevó con él al somalí Abdi Bile (1962) y a Cacho. Morceli ganó con cierta ventaja en 3:34,24 y Cacho, que había sobrepasado al somalí a falta de 200 m, fue plata con 3:35,56.

Con la plata de Stuttgart y la marca de Zúrich, con la que sería el segundo mejor atleta del año en 1500 m, Cacho se afianzó como uno de los mejores atletas del momento en el kilómetro y medio. El año siguiente de 1994 se lo tomó de transición. No pudo renovar su título nacional, pues fue 2º detrás del palentino Isaac Viciosa (1969). Este atleta fue su máximo rival en el Europeo al aire libre, aunque finalmente pudo derrotarlo. Cacho realizó 3:35,27, plusmarca del campeonato, que acabaría siendo su mejor marca del año. Viciosa fue segundo con 3:36,01, superando ambos el bronce de Abascal en 1982, la mejor actuación de un español en 1500 m hasta entonces.

El palentino Isaac Viciosa había comenzado corriendo 800 m, prueba en la que tomó parte en el Mundial Junior de Sudbury en 1988. Progresivamente fue haciendo la transición al 1500, prueba en la que la plata del Europeo fue su mejor resultado. Posteriormente subió al 5000, distancia en la que fue campeón de Europa en 1998. Ese año se hizo con la plusmarca europea de 3000 m con 7:29,34 y realizó sus plusmarcas personales en 1500 m, 3:30,94, y en 5000 m, 13:09,63. Ganó la milla de la 5ª Avenida de Nueva York en 4 ocasiones consecutivas, de 1995 a 1998. Es el único atleta que lo ha conseguido.

En año 1995 volvían los campeonatos del Mundo, tanto en sala como al aire libre. El Mundial de pista cubierta se celebraba en Barcelona. Fermín Cacho decidió tomar parte, tras unos buenos 3:36,61 y el oro en el Nacional en sala. En el Mundial, sin embargo, ocupó un inesperado 6º puesto. El ganador fue el marroquí de 20 años Hicham El Guerrouj (1974), que en poco tiempo se convertiría en uno de los más grandes de la historia. La plata fue para el mallorquín Mateo Cañellas (1972). Cañellas había sido campeón de Europa junior en 1991. Logró sus mejores éxitos en pista cubierta con esta plata en el Mundial y el oro europeo en 1996. Sus mejores marcas fueron 3:37,12 al aire libre y 3:37,99 en pista cubierta. Para Cacho las cosas tampoco fueron muy bien al aire libre. Se hizo con la victoria en el campeonato de España por 6ª vez y corrió en Mónaco en 3:34,25, pero una lesión en el muslo le impidió rendir adecuadamente en el Mundial de 1500 m, donde solo pudo ser 8º. Morceli se volvió a imponer con cierta facilidad, El Guerrouj, 3:31,16 ese año, fue plata y el atleta de Burundi Vetuste Niyongabo (1973), 3:30,78 ese año, fue bronce. Cacho acabó el 13º en la lista mundial del año. El año olímpico de 1996 se presentaba complicado, con Morceli, que con 3:27,37 había mejorado su plusmarca mundial, inabordable y dos jóvenes atletas de gran calidad, El Guerrouj y Niyongabo. Pero para el soriano aún quedaba mucha tela que cortar.

El 1500 en España (IV). Abascal y González entre los mejores

La eliminación en la primera ronda de los Juegos de 1984 fue una enorme decepción para José Luis González (1957). El mismo día dijo a la prensa: A la hora de la verdad he demostrado que soy un atleta mediocre, tirando a malo, porque no tengo final. No quiero justificarme. Pensó muy seriamente en la retirada. Debió de resultarle muy complicado sobreponerse psicológicamente, pero lo consiguió con creces, porque en 1985 hizo la que probablemente fue la mejor temporada de su vida deportiva. De vuelta a la pista cubierta, fue plata en los primeros Juegos Mundiales (competición antecedente del Mundial en sala) y consiguió nuevamente el oro en el Europeo en sala de 1500 metros. Al aire libre tuvo un gran comienzo con plusmarca española de 5000 m el 27 de junio en Oslo. Su tiempo de 13:15,90 le permitió ser el 6º atleta de ese año. El 16 de julio, en Niza, González intervino con mucho éxito en uno de los mejores 1500 de siempre. Los organizadores consiguieron reunir a los mejores mediofondistas del momento. Allí estaban Steve Cram (1960), Said Aouita (1959), Steve Scott (1956) o el propio González. Se esperaba, curiosamente, que el brasileño campeón olímpico de 800 m Joaquim Cruz (1963) se acercase a los 3:30,77 que Steve Ovett (1955) tenía como plusmarca mundial. El ritmo fue trepidante desde el inicio, con pases de 54,1 y 1:53,7. Cram, muy serio y concentrado, se colocó detrás de las liebres desde el principio, con Cruz y González cerca de él, mientras Aouita, nervioso y descolocado, no encontraba su sitio. Cruz comenzó a dar muestras de flaqueza a partir de los 800 metros, momento que aprovechó el toledano para sobrepasarlo. A falta de una vuelta Cram daba un fuerte tirón, con González y Aouita, que había llegado a estar a 7 metros de la cabeza, inmediatamente detrás. Cram pasaba el 1200 en 2:49,7, unos 8 metros por delante de González, al que en ese momento sobrepasaba Aouita. Cram mantuvo la primera posición y, con 3:29,67, se convirtió en el primer atleta en correr los 1500 m por debajo de 3:30,00. Aouita, pese a su gran remontada, se quedó a 0,04 del vencedor. González fue tercero con 3:30,92, 4ª mejor marca de siempre en aquel momento.

 

Poco después, el 27 de julio, González volvía a Oslo, esta vez para correr la milla de ensueño. Volvía a enfrentarse a Cram y a Scott. No estaba Aouita, pero sí el plusmarquista mundial (3:47,33), el británico Sebastian Coe (1956). La carrera fue muy rápida. Se pasó el primer cuarto de milla en 56,01, con Cram algo alejado de las liebres y la media milla en 1:53,82, con Coe inmediatamente detrás de Cram. En la contrarrecta de la tercera vuelta González se colocaba detrás de Coe. Los 3/4 de milla los pasó Cram en 2:53,14. El ritmo se había enlentecido, pero un último cuarto de Cram en 53,18 le permitió realizar 3:46,32, nueva plusmarca mundial. Coe, que le aguantó el ritmo a Cram, claudicó a falta de 150 metros, lo que aprovechó González para adelantarlo y ocupar una excelente segunda plaza con 3:47,79, plusmarca española aún vigente y 5ª mejor marca de siempre.

 

Como en 1981, González no pudo terminar la temporada. Renunció al campeonato de España, que ganó fácilmente José Manuel Abascal (1958), por 5ª y última vez, y contribuyó con su triunfo en 1500 m a que España ascendiese a la categoría A de la Copa de Europa, pero a mediados de agosto tuvo que poner fin a la temporada estival. Abascal, que no había hecho pista cubierta y no había estado en buenas condiciones la primera parte de la temporada al aire libre, tomó el relevo con un intento el 13 de agosto de recuperar la plusmarca española. Eligió su pista de la Ciudad Universitaria de Barcelona. No lo consiguió, pero con 3:31,69 mejoró de largo su plusmarca personal. A continuación encadenó en 9 días 4 1500 por debajo de 3:33,00: 3:32,52 (Zúrich, 21 de agosto), 3:32,73 (Colonia, 25 de agosto), 3:32,17 (Coblenza, 28 de agosto) y 3:32,86 (Bruselas, 30 de agosto). El 3 de septiembre, en Santander, superaba su propia plusmarca española de 2000 m con 4:54,88, a 3,49 de la plusmarca mundial. El 7 de septiembre, en Roma, se impuso en la final del Gran Prix. Su gran final de temporada le vale a Abascal la plaza de 1500 m de la selección de Europa en la Copa del Mundo, que se celebraría en Camberra el 5 de octubre. Allí, fuera de su mejor momento, y con un codazo de Omar Khalifa (1956) ocupaba la 4ª plaza. En un año enorme para el 1500 en el ámbito mundial, con 2 plusmarcas mundiales y 3 atletas sub30, los españoles fueron 4º y 5º del año, y 5º y 7º de siempre.

En 1986 había Europeo al aire libre. Se celebraría en Stuttgart a finales de agosto. El Europeo en pista cubierta tendría lugar en Madrid. Por ello, la RFEA presionó a Abascal, que no estaba en su mejor momento, para que tomase parte en el 3000. El cántabro acabó accediendo, pero su mala forma se confirmó cuando quedó fuera de la final de forma contundente. Quien sí estaba en un momento excelente fue González, que ganó su tercer oro en 1500 m. En marzo de ese mismo año superaba, con 3:36,03, tiempo conseguido en el Palacio de Deportes de Oviedo, la plusmarca mundial de 1500 m en sala. Inicialmente se había considerado plusmarca mundial el tiempo de paso de 3:35,6 que había marcado Eamon Coghlan (1952), de paso para su plusmarca mundial de la milla de 3:50,6 en San Diego en 1981. Un año más tarde, dejó de aceptarse este tiempo pues no se pudo acreditar que hubiese un número suficiente de cronometradores, por lo que González pasó a ser plusmarquista mundial oficialmente. Coghlan, no obstante, había mejorado su plusmarca de la milla a 3:49,78 en 1983. No le cronometraron el paso por el 1500, pero es muy probable que hubiese sido más rápido de 3:36,0.

El Campeonato de Europa al aire libre, que se celebraba a finales de agosto, hizo que los atletas retratasen su puesta a punto. El oro en el campeonato de España se lo llevó por 4ª y última vez José Luis González, aunque aún ganaría otro más en 5000 m en 1990. Abascal renunció por lesión. Unos días después, sin embargo, pudo recuperarse para intentar mejorar la plusmarca española. Una vez más lo intentó en la pista de la Ciudad Universitaria de Barcelona. Realizó unos excelentes 3:31,13, a 0,21 del tope nacional, mejor marca mundial del año y 6ª de siempre. Unos días después, González registró 3:32,90, con lo que los dos españoles acudían a Stuttgart con las dos mejores marcas europeas de la temporada. Sus grandes rivales eran a priori los británicos Sebastian Coe y Steve Cram. Pero a la hora de la verdad, estos dos atletas se mostraron muy superiores al resto. Había tres series semifinales. Se clasificaban los 3 primeros y 3 tiempos. Abascal corría en la primera serie y en un apretado final solo pudo ser 4º, con un tiempo que finalmente no le valió para clasificarse. José Luis Carreira (1962) en la 2ª serie y González en la 3ª pasaron sin problemas. Las medallas parecía que se repartirían entre Coe, que ya había ganado el 800, Cram y González. La final discurrió muy lenta con pases de 1:03,85 y 2:07,59, con muchos codazos y tropiezos. El ritmo se avivó en el 1200 con 3:03,21. En ese momento Cram pasaba a la primera posición, con González, muy decidido, detrás y Coe tercero. Cram siguió acelerando. A falta de 150 metros González perdía la segunda posición en favor de Coe. Cram mantuvo la cabeza y ganó con 3:41,07. Coe fue plata y González se vio sobrepasado en los últimos 50 metros por el holandés Han Kulker (1959), al que había batido fácilmente en el Europeo en sala y que ya había dejado fuera de la final a Abascal.

 

Me voy a ir de este negocio sin haber ganado ninguna medalla fueron las palabras del toledano tras quedarse fuera del podio. Esta vez había corrido tácticamente muy bien, pero no estaba en la forma del año anterior. A sus 28 años, solo tenía medallas en pista cubierta. Tras hacer algunas pruebas en el circuito europeo, González acabó la temporada ganando en la Milla de la 5ª Avenida, donde Abascal fue 3º. Antes de ir a Nueva York, el cántabro había rebajado su plusmarca española de 2000 m a 4:52,40, a 1 segundo del primado mundial de Steve Cram. El tiempo en 1500 m de Abascal fue finalmente el 3º de ese año y el de González el 5º. Los dos españoles seguían arriba, pero ninguno de los dos fue capaz de demostrarlo en el campeonato del año, el Europeo de Stuttgart.

En 1987 se celebraba el segundo Campeonato Mundial en pista al aire libre, en Roma, pero antes tendría lugar por primera vez el Campeonato Mundial en sala. Dos años antes  París había albergado los Juegos Mundiales. Tendrían lugar en Indianápolis. Por penúltima vez coincidirían con el Campeonato de Europa, cuya sede era la ciudad francesa de Lievin. Los dos mediofondistas españoles prepararon la pista cubierta, pero no coincidieron. Mientras Abascal corrió el Mundial, en el que fue plata en 1500 m, González ganó el 3000 del Europeo, su 4º oro. Al aire libre ambos comenzaron magníficamente. En Praga, el 27 y 28 de junio, España participaba por primera vez en la final A de la Copa de Europa y era favorita para el descenso, pero una soberbia actuación del conjunto español hizo que se pudiese mantener la categoría. Dos de los puntales del equipo nacional fueron González y Abascal. El toledano se impuso en un 1500 muy lento a Steve Cram, con una última vuelta alrededor de 50 segundos. El cántabro ganó el 5000, batiendo a Tim Hutchings (1958), 4º en LA84 y bronce en el Europeo de Stuttgart. 6 días después en Oslo, González con 13:12,34, bien secundado por Abascal, 13:12,49, superaba su propia plusmarca española de 5000 m. El 19 de julio Abascal ratificaba su buena forma en un 1500 en 3:33,66, pero su buen hacer se truncó con una lesión que acabaría forzando su retirada 2 años después. Tomó parte en el 5000 del Mundial con un resultado similar al 3000 en sala de Madrid el año anterior. González, por su parte, renunció al Campeonato de España, que ganó Andrés Vera, y se presentó en el Mundial de Roma con una mejor marca de 3:33,01, que era la 3ª mejor de los participantes en el 1500. González fue 2º en su serie y en su semifinal con lo que se clasificó fácilmente para la prueba definitiva. Esta comenzó de forma muy lenta con el primer 400 en 1:03,46. Al pasar por los 500 metros Cram se colocaba en cabeza, relevado por el keniano Joseph Chesire (1961) 200 metros más adelante, quien daba paso al 800 en 2:03,90. Cram recuperaba la cabeza a falta de 500 metros y pasaba en 2:57,74 el 1200, con el somalí Abdi Bile (1961) segundo y González tercero. Cram trataba de forzar al máximo pero no consiguió despegar a sus rivales y se vio sobrepasado a falta de 150 metros por el africano y a falta de 100 por el español, cuyas posiciones ya no variarían. Abdi Bile se hizo con la victoria con 3:36,80, mientras González era segundo con 3:38,03.

 

A sus 29 años el toledano, por fin conseguía una medalla en un gran campeonato. Ya no era descabellado pensar en una medalla olímpica, aunque las cosas acabaron resultando bastante diferentes, pues Roma supuso el punto más alto en la carrera atlética de González. En 1988 repitió oro en el 3000 del Europeo de pista cubierta, pero no pudo acudir a los Juegos de Seúl por una inoportuna lesión. En 1989 fue segundo en el 3000 del Mundial en sala detrás de Aouita y delante del alemán Dieter Baumann (1965), subcampeón olímpico de 5000 m. Al aire libre solo pudo completar media temporada, en la que hizo 3:33,33, debido nuevamente a problemas físicos. En 1990 fue campeón de España de 5000 metros, aunque eligió los 1500 m para el Europeo de Split. Tras haberse impuesto en su semifinal, fue 6º en una accidentada final, justo detrás de Steve Cram. El 11º de esa final fue el soriano Fermín Cacho (1969) que tanto daría que hablar en muy poco tiempo. González siguió compitiendo hasta su retirada en 1992. En el Mundial de 1991 se quedó en semifinales y en los Juegos de Barcelona en la primera ronda. En el Europeo en sala de 3000 metros de ese año 1992 aun había conseguido medalla de bronce.

En una encuesta realizada en 1991 a atletas, entrenadores, periodistas y aficionados, González resultó elegido el mejor atleta español de la historia, por delante de Mariano Haro (1940) y de Abascal. La rivalidad entre Abascal y González llevó al 1500 español a cotas inimaginables unos años antes. Rebajaron la plusmarca española de 3:40,0 a 3:30,92. Si en 1981 solo ellos dos en España habían bajado de 3:40,00, 10 años después, al terminar 1991, lo habían hecho 25 atletas. La repercusión mediática de ambos fue enorme. La gente era, estilo futbolero, de Abascal o de González. La popularidad del atletismo creció como la espuma y, sin duda, esto contribuyó a que aumentase su práctica. Además hicieron que el nivel del 1500 en España creciese exponencialmente, lo que permitió el nacimiento de una generación, encabezada por Fermín Cacho, que acabó superando a sus precursores.